Lego se fajó con la réplica de un clásico competidor: el Alfa Romeo 8C 2600 Monza

La compañía especializada en producir modelos de piezas armables de colección, recreó este bonito auto de carreras, que evoca muy bien al real, alistado hace 82 años por la escudería Ferrari.

Redacción Motor

04:53 p.m. 30 de abril del 2015

Imágenes del pequeño modelo Lego

A pesar de lo ‘cuadrado’ que resulta un modelo Lego, cada detalle del Alfa Romeo 8C 2600 Monza se recrea de manera fiel, y un par de claros ejemplos se notan principalmente en los guardabarros y en la llanta de repuesto ubicada en uno de los costados del carro.

El auto real de 1933, montaba un poderoso motor de seis cilindros y 2.6 litros de cilindrada, capaz de proporcionar 217 caballos de potencia transmitidos al eje trasero.

Este bloque le permitía al bólido de los años treinta, acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en apenas siete segundos. Una cifra realmente buena para la época.

Usaba además un compresor volumétrico Roots y válvulas en cabeza, un par de aspectos totalmente innovadores en un carro que se aproximaba a los 100 caballos por litro.

Toda una maravilla a escala que valdrá la pena coleccionar.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.