Lincoln Continental, el regreso del carro con más estrellato de la firma de lujo de Ford

Este carro llega al Salón de Nueva York en fase de prototipo y con una apariencia externa y una presentación interior que no defraudará a los que por más de 60 años lo buscaron por su espacio y lujo.

Redacción Motor

07:50 p.m. 31 de marzo del 2015

Imágenes del nuevo Lincoln Continental Concept

El Lincoln Continental siempre fue un 'presidenciable'. Desde que se empezó a fabricar este carro de la marca de lujo de Ford, en 1939, fue un carro que buscaron varios presidentes de EE.UU, entre ellos John F. Kennedy y Ronald Reagan, y grandes personalidades como Henry Kissinger, el magnate Rockefeller y el famoso papa Pablo VI (Ver abajo, la visita a Colombia del Papa y este carro).

Incluso, perteneció a personajes an famosos como Frank Sinatra, Elvis Presley, Clark Gable, Aristóteles Onassis, Robert Kennedy, Sofía Loren, The Supremes, Hugh Heffner y los Rolling Stones, por lo que eso hace una idea de la importancia de este carro, no sólo para Lincoln, sino también para la historia automotriz.

En sus nueve generaciones siempre conservó un gran tamaño y un lujo sin igual que rivalizaba con todas las marcas de lujo en Europa y, especialmente, con los autos de Cadillac que siempre fue su enemigo natural, y hasta su desaparición de producción, ya que el último modelo se fabricó en 26 de julio de 2002 de la planta de Wixom, Míchigan, llegó precedido de una fama bien merecida, aunque las dos últimas familias no fueron, quizá por su diseño, exitosas entre sus habituales clientes.

Trece años después Lincoln, apoyada por Ford, resucita a este emblemático auto en forma de prototipo y lo mostrará en el Salón de Nueva York que abre sus puertas este primero de abril con un aspecto bastante cercano al que tendrá cuando pase a producción.

El nuevo Continental conserva las mismas premisas que lo hicieron famoso y como anticipo, Lincoln asegura que es el carro más lujoso de su historia y presume de usar en este modelo cuero veneciano, Alcantara, sillas individuales, y con ajuste eléctrico, mesas de trabajo en el respaldo de los asientos delanteros, un túnel central para guardar objetos y conectar aparatos, mucho cromo en los detalles y hasta una nevera para el Champagne.

En su diseño exterior los expertos comienzan a encontrarle parecido con las grandes berlinas de Bentley y de ser así, estaría bien apuntado su objetivo en el segmento aunque peque por falta de originalidad ya que sus grandes formas redondeadas, la altura de su frontal, el minimalismo de su vista posterior. Aunque tiene novedades atractivas como la enorme parrilla frontal coronada por el logo de la marca que se ilumina, las luces frontales en led y con una tira que soporta 5 luces que son el escudo de la firma de Ford y los stops conectados, así como los faldones inferiores y laterales que contrastan con el color de la carrocería.

Aunque se conocen pocos datos sobre su configuración mecánica y equipamiento de seguridad, este Continental tendrá un motor V6 de 3.0 litros EcoBoost que proviene de Ford y seguramente también se transplantarán las asistencias y ayudas de manejo para robustecer este producto.

 Este sedán de lujo se venderá principalmente en Estados Unidos y China.

La visita a Colombia del Papa Pablo VI en Lincoln Continental

En 1968 (entre el 18 y el 25 de agosto) Paulo VI asiste al 35º Congreso Eucarístico en Bogotá. Se decide utilizar la limosina Lincoln que estaba en Chicago para esta importante ocasión. El auto fue conducido desde Chicago hasta Nueva York, y de allí enviado por barco (“SS Santa Mariana”) hasta el puerto de Cartagena. En Cartagena es transportado a Bogotá a bordo de un avión militar de tipo C-130 (Hércules) de la Fuerza Aérea Colombiana. Alexander Zaplitny de la Ford Motor Company fue enviado desde Detroit hasta Bogotá para hacer los ajustes necesarios para su buen funcionamiento a 2,600 metros de altitud. La Fuerza Aérea Colombiana por su parte suminstró 300 galones de gasolina de acto octanaje para los desplazamientos del Papa.

Como habían muy pocos modelos Lincoln Continental en Bogotá importados después de 1955, fue necesario traer un gran número de repuestos desde los Estados Unidos en caso de una avería. En la visita a Bogotá la limosina tenía sobre el guardabarros delantero derecho la bandera de Colombia y la del Vaticano en el izquierdo.

Después de esta visita a Colombia este automóvil fue utilizado para desfiles en los Estados Unidos, en particular el de los astronautas del Apolo 8 a finales de 1968. En los años setenta esta exclusiva limosina fue vendida a un coleccionista que la conservo por muchos años. Este histórico vehículo reapareció en el 2006, cuando fue vendido por 319,000 dólares en Monterey (California). En el 2011 fue vendido de nuevo, esta vez por 243,500 dólares.

Fragmento tomado del portal www.CarrosyClasicos.com (http://www.carrosyclasicos.com/historia/2147/lincoln_continental__1961_#.VRsKNI5wvnE)

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.