Lishidedidong Urban Supercar, un adefesio chino que sueña con ser un Lamborghini Aventador

Obviamente no pasa de ser solo eso: un sueño. Se trata de un pequeño carrito eléctrico que pagó la irresponsabilidad de sus creadores y el resultado estético no fue el mejor.

Redacción Motor

09:23 p.m. 12 de marzo del 2015

Este vehículo eléctrico ‘low cost’ genera una potencia de tan solo diez caballos y un par motor de 5 Nm, los cuales resultan extremadamente mínimos para mover sus no pocos 1.200 kilogramos de peso. Parece una broma pero no lo es.

En su catálogo promocional anuncian que ‘sus líneas de expresión son pura agresividad concentrada’. Agresividad visual, podría decirse, pues ni siquiera sus medidas estrechas dan para que el Urban Supercar chino acomode toda su copiada carrocería, sino que parece que la hubieran comprimido.

Su longitud no supera los 3,88 metros y su ancho se limita a los 1,40. En esas justas medidas, el fabricante del eléctrico amarillo acomodó tanto una defensa delantera, como unas tomas de aire falsas laterales y un escape igualmente disfrazado (pues un auto eléctrico no lo necesita), imitando muy de lejos las formas del súper deportivo italiano.

De lo más contradictorio y curioso, son unas pequeñas llantas de 14 pulgadas que no se diferencian de las de un pequeño city car normal.

De acuerdo al catálogo, el curioso auto ofrece una autonomía de 150 kilómetros por carga, anuncia una velocidad tope de 80 kph y promete una exagerada capacidad de carga de 400 kilogramos.

El modelo saldría a la venta en alrededor de 50 mil yuanes, que se traducen en unos 7.500 euros.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.