Llegó a Colombia el Audi A1, el auto compacto de lujo de la marca alemana

Este cupé llega con un motor de 1.4 litros más turbo, transmisión automática de 7 velocidades y un diseño ultra moderno que hace de su carrocería de 3 puertas una de las mejores en su segmento.

Redacción Motor

04:25 p.m. 23 de marzo del 2011

Para ver las fotos del Audi A1 haga clic acá.

El Audi A1, cuyo lanzamiento se realizó hace un año, se presentó en el mercado colombiano y llegó al segmento de los autos de lujo compactos, en donde los Mini y el Alfa Romeo Mito con sus carrocerías de 3 puertas se disputaban los compradores.

Este auto de la marca alemana ha sido un 'best seller' a nivel mundial ya que por su diseño, de corte juvenil y deportivo, por la configuración mecánica de sus motores (4) y por el nivel de personalización que se logra al combinar colores o materiales tanto en el exterior como en el interior, encontró una clientela que lo posicionó como uno de los íconos de los autos urbanos actuales.

De hecho, la marca tenía previsiones para una fabricación de 50 mil unidades al año y a menos de dos meses de su lanzamiento mundial las cifras ya señalaban que para este año deberían estar por encima de las 80 mil vehículos. Incluso, se presumía que la mayoría de los compradores serían propietarios de otras líneas de la marca, pero en Europa el 90 por ciento de las personas que compraron son nuevos usuarios.

Entrando en materia, el A1 es el más pequeño de la familia Audi y llega al país con un motor a gasolina (TFSI) de 1.4 litros con turbo cargador que entrega 122 caballos de potencia que para su peso, 1.045 kilogramos, le proporciona una relación peso/potencia de 8.5 kilos por cada caballo.

Así mismo, está equipado con una caja automática (S tronic) de siete velocidades, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y tiene una velocidad final de 203 km/h, según los datos de la marca.

Este auto, que mide 3.9 metros de largo, 1.7 de ancho y sólo 1.4 de altura tiene buenas proporciones tanto entre ejes como en batalla y su diseño le da gran presencia en la vía gracias a su enorme frontal, en el que se identifica el ADN de la casa, junto con la evolución de la parrilla que se verá en los futuras evoluciones estilísticas.

Otra característica distintiva la conforman las luces que marcan un trapecio invertido cuya parte superior limita con el capó y que le dan una 'mirada' más agresiva al A1, al mismo tiempo que se complementan con las grandes entradas de aire que son el punto de inicio de los pliegues laterales que tiene a lo largo la carrocería.

Llamativa también es la pronunciada curvatura del techo, que se puede pintar en 4 diferentes colores a pedido, la cintura que rodea el vehículo y los parales C inclinados hacia adelante que, junto con los anchos pasos, de rueda completan el 'empaque' deportivo.

Dentro de su equipo se cuenta el control electrónico de estabilidad, 6 airbags, frenos de alta potencia, el cierre centralizado con control remoto, retrovisores exteriores con ajuste eléctrico, elevavidrios eléctricos y asiento del conductor con regulación de altura.

Mas 'juguetes' de confort y entretenimiento

Entre los de serie y las opciones están:

- Dirección eléctroasistida de forma hidráulica

- Paletas para realizar los cambios desde el volante

- Faros tipo LED 

- Stops de diseño tridimensional también tipo LED

- Ordenador de a bordo con Tecnologías de Infotainment de última generación disponibles como pantalla desplegable y sistema de navegación de alto rendimiento con concepto de manejo MMI

- Interfaces para teléfono móvil y dispositivos móviles de almacenamiento de música

- Tapicerías de varios colores y botones de la consola para combinar.

- Bose Surround System con 14 altavoces y sonido de alta calidad

- Techo corredizo de función eléctrica

** El nuevo Audi A1 se venderá en dos versiones, de 70 y 80 millones de pesos aproximadamente, según el equipamiento.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.