Llegó la quinta generación de la camioneta Ford Explorer a Colombia

Ford la hizo totalmente diferente, desde el chasís hasta la parrilla y le instaló cuanto accesorio y servicio multimedia existen. Comparte mecánica con la Edge y tiene una sola versión en 115 millones

Redacción Motor

07:56 p.m. 25 de abril del 2011

Vea fotos de la nueva Ford Explorer

Luego de cinco años, Ford la hizo totalmente diferente, desde el chasís hasta la parrilla, y le instaló cuanto accesorio y servicio multimedia existen en su  repertorio. Comparte la mecánica con la Edge y tiene una estructura autoportante en lugar del bastidor independiente. Versión única en 115 millones de pesos.

Desde la primera Ford Explorer hasta su quinta generación que nos llega con el modelo 2012, han transcurrido 21 años, casi los mismos que registra la historia de la evolución de las camionetas deportivas, hoy transformadas en utilitarios de alta gama, pero muy distantes de los rústicos aparatos que abrieron la moda de este tipo de vehículos, usualmente nacidas de los pick-ups, en el caso de los Estados Unidos.

La Explorer se explicaba por su propio nombre: iba a cualquier parte pero con confort y sin las rudezas de un campero. Obviamente fue evolucionando hacia lo que son hoy las SUV, nada menos que lujosos automóviles de dos pisos, con mayor espacio, decentemente eficientes y escenario para recibir toda suerte de accesorios lúdicos y tecnológicos.

Curiosamente, dentro de ese vertiginoso proceso en el cual se fueron montando todas las marcas del mundo, incluyendo las tradicionales alemanas como Mercedes, BMW y Audi, para no hablar de lo que significó en Porsche la Cayenne -todo un cisma- la Explorer de Ford apenas llega a una quinta versión y una de ellas, la segunda, duró siete años en el mercado (1994-2001) sin mayores cambios. Es decir, ha sido más bien conservadora aunque de esa cultura se derivaron la Edge, más pequeña y la "extra large" Expedition.

La última que conocimos, Explorer IV, estaba en vitrinas desde hace 5 años y urgida de una remodelación total que nos llega cargada de diferencias y novedades. Primero, hay que decir que se trata de un vehículo totalmente nuevo y con una plataforma inédita en las Explorer, pues por primera vez se deja en el recuerdo el chasís independiente a cambio de una cabina monocasco a la altura de la ingeniería de las SUV actuales.

Esto conlleva muchos cambios de comportamiento y ajuste del conjunto pues es ahora de una sola pieza, exento de ruidos y soporta mucho mejor las suspensiones que funcionan en silencio y suavidad total sin perder su fortaleza sobre huecos y baches grandes. Claro, son casi 2.2 toneladas apoyadas en llantas 245/60 x 18 que con esa carga absorben sumisamente el trabajo del terreno malo. Se pueden escoger cuatro tipos de interacción de la potencia mediante programas electrónicos que acomodan las cuatro ruedas de acuerdo con la dificultad y adherencia del terreno y se seleccionan con una perilla desde la consola central.

El motor y caja son básicamente los mismos de la Edge, con una mejora de cinco caballos en la potencia final que ahora es de 290 caballos. Es un V6 de 3.5 litros colocado transversalmente adelante, con tiempos de ejes de levas variables. Gracias a la caja automática de seis velocidades adelante se desembolata muy bien y llega a una buena velocidad tope debido a la posibilidad de escalonar relaciones que da ese grupo de piñones. La caja se puede utilizar secuencial y manualmente con un pequeño botón en la pera de la palanca de cambios. Recibe muy bien el regreso de las marchas lo cual es bastante útil en carretera de montaña donde hay que recurrir a esta posición para los descensos a fin de no fatigar los frenos. Estos son con discos en las cuatro ruedas y, obviamente, ABS.

Más larga y más ancha que una Edge, se ve más baja por la proporción de las medidas y recibe un diseño completamente diferente, sencillo, salvo en la trompa donde la parrilla es masiva en la cual el óvalo de Ford es muy destacado y en el capó lleno de curvaturas. Atrás, se destaca la ventana lateral envolvente, muy atrás del paral final, y que se integra con el vidrio de la compuerta.

Manejarla es una tarea transparente gracias a todas las ayudas, pantallas y comodidad. Ya en estos vehículos de la más reciente concepción y de este género familiar y multiusuario, las prestaciones y características técnicas se asumen como correctas y no son una característica determinante. En cambio, instalarse -en cualquiera de los siete puestos- a descubrir y aprender a manejar toda su larga lista de accesorios, detalles y funciones sí es una tarea que puede tomar varios días y bastantes kilómetros para domesticarlos y aprovecharlos a pesar de su intuitiva presentación en pantallas táctiles

Sucede como cuando se estrena un teléfono celular. Todos los aparatos llaman y reciben mensajes. Pero de ahí a sacarles partido a todas sus funciones suele pasar bastante rato, que coincide con el cambio al nuevo aparato. Es una tarea interminable gracias a las ocurrencias y soluciones cada vez más numerosas que instala la tecnología y que en los carros es creciente y más interesante. Por ello, Ford le aporta a la Explorer todos los sistemas que ha desarrollado en compañía con Microsoft en materia de conectividad.

La lista de estos servicios es muy larga y algunos los enumeramos separadamente para provocación de los lectores y atractivo de quienes tienen en mente una compra de este nivel de los 115 millones de pesos, siete más de los que se depositan por una Ford Edge pero que están sumamente bien representados en carrocería, equipo, tamaño y la tercera banca de asientos de movimiento eléctrico. Para solo citar algunas diferencias, entre ellas la más importante: ¡tener una Explorer! lo cual ahorra muchas explicaciones.

Los detalles

* Salida de corriente en 110 voltios para accesorios en la parte trasera
* Parqueo automático en paralelo en los espacios que calcula con los visores laterales
* Equipo de sonido específico de Sony con 12 parlantes, de los cuales es central frontal y otro es un bajo atrás. 390 vatios de salida.
* Encendido del motor a distancia con la llave
* Apertura codificada con contactos táctiles en la puerta
* Preclimatización de la cabina accionada remotamente
* Seis airbags
* Tercera fila de asientos que se abaten eléctricamente con posiciones intermedias
* Compuerta trasera con apertura eléctrica a distancia y seguro en el cierre si hay obstáculos
* Sistema "router" para amplificar la señal de un módem USB a Internet a varios computadores portátiles
* Visores y alertas de tráfico cruzado lateral al dar reverso
* Testigos luminosos en los espejos laterales sobre proximidad de carros en el carril lateral a distancia peligrosa
* Asientos delanteros con calefacción o enfriamiento programables a voluntad
* Mandos de todas las funciones desde el timón y también comandos de voz
* Interconexión total vía bluetooth con el teléfono celular, manejo de agenda, marcación por voz, etc.
* 4 posiciones para el tipo de tracción que es permanente en las cuatro ruedas con control de descenso y de asistencia para arranque en subidas
* Cámara en colores con sensores predictivos de ubicación para reverso y alertas sonoras
* Llenado de gasolina sin tapa
* Pedalera ajustable
* Aire acondicionado graduable para los puestos delanteros y para la parte trasera con comandos separados
* Silla del conductor ajustable en diez direcciones
* Mecanismo de neutralización del bamboleo del remolque cuando se usa.

Nuevo interior

El interior parece una cabina de avión, lleno de mandos y funciones. La pantalla central maneja todas las informaciones de manera táctil o vocal y se puede cambiar la tonalidad de la iluminación. La tercera banca se puede abatir parcial o totalmente con mandos eléctricos individuales.

FRASES

Con cuatro opciones de configurar el paso de la potencia del piso a través de las cuatro ruedas motrices, mantiene su carácter todoterreno aunque con la civilización, suavidad y silencio de una gran berlina.

La compuerta trasera abre y cierra eléctricamente con el comando remoto lo cual es una gran comodidad teniendo en cuenta su tamaño para manipularla. Hay un seguro que evita que se cierre si hay una persona u objeto interpuestos.

Una alerta roja aparece reflejada en el vidrio cuando uno se aproxima demasiado rápido al carro de enfrente y se requiere una frenada más intensa.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.