Llegó el reemplazo del Hyundai Atos a Colombia: i10

Proveniente de India, este auto llega a reemplazar uno de los modelos más populares en el segmento de gama baja. Comparte plataforma con el Kia Picanto y tiene un motor de 1.1 litros de 67 caballos de potencia.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Proveniente de India, este auto llega a reemplazar uno de los modelos más populares en el segmento de gama baja. Comparte plataforma con el Kia Picanto y tiene un motor de 1.1 litros de 67 caballos de potencia.

Este auto, que será el reemplazo del conocido Santro Atos, será fabricado en las plantas que Hyundai tiene en India y en donde se producen casi todos sus modelos, desde el Santro pasando por la Tucson y hasta los lujosos Sonata Embera.

El i10 mantiene el perfil mecánico de su antecesor, pues viene con un motor 1,1 litros, de gasolina, de 4 cilindros y 12 válvulas, con una potencia de 66.7 caballos que entrega a las 5500 revoluciones. 

El tren de suspensiones es tradicional, con McPherson adelante y un eje flexible atrás soportado en resortes espirales. Tiene frenos de disco ventilados adelante y campanas atrás.

Mide 3,56 metros de largo, 1,59 de ancho y tiene una distancia entre ejes de 2,38 metros, por lo que su cabina cuenta con más espacio que la del Atos y le otorga mayor estabilidad.

Su línea es más estilizada y baja y en algunas versiones se ofrece con un gran techo en cristal y spoiler trasero. La palanca de cambios se encuentra en la consola central, por lo cual se libera ese espacio entre las sillas delanteras, y es de cinco cambios adelante.

Como novedades para esta gama está la dirección asistida eléctricamente que es un elemento de serie en todas las versiones, lo mismo que la columna ajustable en altura. Dentro de los accesorios cuenta con elevavidrios y seguros eléctricos.

El principal competidor del i10 será el Spark, su equivalente en la competencia de Chevrolet.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.