Las luces estroboscópicas solo las pueden usar los vehículos de emergencia

El Código Nacional de Tránsito prohíbe la utilización de luces estroboscópicas o licuadoras en autos particulares.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

El Código Nacional de Tránsito prohíbe la utilización de luces estroboscópicas o licuadoras en autos particulares.

La moda de algunos dueños de vehículos particulares de ¿engallar¿ el carro con luces de todo tipo les puede acarrear sanciones, pues el uso de luces que no sean parte del equipo original del carro solo se pueden usar en vehículos autorizados.

En el artículo 104 del capítulo nueve del código de tránsito (página 69) se establece que ¿El uso de sirenas, luces intermitentes o de alta densidad y aparatos similares está reservado a los vehículos de bomberos, ambulancias, recolectores de basura, socorro, emergencia, fuerzas militares, policía y autoridades de tránsito y transporte¿.

De esa manera, las luces estroboscópicas, las licuadoras, los adornos luminosos y cualquier luz que pueda confundir a los demás conductores no se pueden utilizar.

No hay normatividad

Sin embargo, a este respecto no existe una normatividad establecida en cuanto al tamaño de las luces, el color o las características en general, según dijo el Centro de Seguridad y Experimentación Vial (Cesvi) a EL TIEMPO.

Por ejemplo, no existe una norma que diga que una licuadora tenga que ser, como en otros países, diferente para un carro de policía que para una ambulancia.

Incluso, en cuanto a las luces de los vehículos particulares no hay una claridad en cuanto al color de las direccionales (si deben ser anaranjadas o rojas), así como el fondo de las luces de los frenos (hay unos rosados, otros más rojos, algunos con bombillos LED, etc.), o a las características de las lámparas principales.

En la revisión técnico-mecánica lo que los técnicos miran es si una lámpara da ciertos valores de luminosidad (se miden en lumens) y si ambas luces están orientadas en la dirección correcta, según parámetros preestablecidos.

En cuanto a los ¿stops¿ y las direccionales, ¿se tiene en cuenta únicamente que funcionen bien y que no vayan a estar pigmentadas o decoloradas en extremo¿, explica Wilfredo Posada, gerente del diagnosticentro Automás.

Básicamente, lo que las autoridades vigilan con mayor atención es que un carro particular no tenga señales luminosas de uso exclusivo de vehículos autorizados o luces que incomoden a otros conductores, como las exploradoras en la parte trasera del carro.

No obstante, pasan ¿de agache¿ las luces de neón que alumbran por debajo del carro, hacia el piso, por mencionar un ejemplo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.