Luz verde a proyecto que aumenta límites de velocidad

Los vehículos de servicio público, de carga y de transporte escolar no podrán exceder los actuales límites de velocidad.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

La Cámara de Representantes está dispuesta a darle el último empujón al proyecto de ley que aumenta los límites de velocidad en carreteras nacionales, al que le queda el cuarto y último debate en esa corporación. Así se desprende de un sondeo hecho por Vehículos de EL TIEMPO con congresistas y voceros de diferentes partidos.

El proyecto, que si bien sorteó con éxito los tres primeros debates, se encontró en el camino con algunas vicisitudes. La primera de ellas, la vinculación del autor del proyecto, el senador Miguel Pinedo, al lío de la ¿parapolítica¿, y la más reciente, la desaparición del coordinador de ponentes y uno de los más entusiastas impulsores de la iniciativa, el representante José Fernando Castro Caicedo.

Pero la muerte de Castro no será un obstáculo para el futuro del proyecto. El vicepresidente de la Cámara, Berner Zambrano, quien también es ponente del proyecto le dijo a EL TIEMPO que este será puesto en el orden del día de esta semana para su aprobación y votación. ¿Es el mejor homenaje que le podemos hacer a José Fernando¿, dijo.

De igual forma, el presidente de la Comisión Sexta, Ciro Rodríguez, sostuvo que agilizará el trámite de la ponencia para que esta llegue lo más pronto posible a la Plenaria de la Cámara.

El proyecto establece que la velocidad máxima permitida en carreteras será de 120 kph, y en la ciudad de 80 kph. Y aclara que para el servicio público, de carga y transporte escolar el límite de velocidad en ningún caso podrá exceder los 80 kph.

Así mismo, deja en manos de las autoridades municipales y departamentales la regulación de la norma, de acuerdo con las especificaciones de las vías.

¿Estas autoridades deben establecer los límites de velocidad de forma sectorizada, razonable, apropiada y coherente con el tráfico vehicular, las condiciones del medio ambiente, la infraestructura vial y el estado de las vías, la visibilidad, las especificaciones de la vía, su velocidad de diseño y las características de operación de la vía¿, dice uno de los parágrafos del proyecto.
  
Vía libre
El sondeo hecho por EL TIEMPO indica que el proyecto pasará sin mayores contratiempos el cuarto debate y será Ley de la República este año.

Según Nicolás Uribe, representante del partido de ¿la U¿, ¿en la actualidad existe una violación constante de los límites de velocidad. Los que existen hoy (60 en ciudad y 80 kph en carreteras) no se compadecen con los diseños de nuevas vías como las de doble calzada ni con los adelantos tecnológicos de los carros modernos. Lo importante es hacer un esfuerzo grande en señalización¿, dijo.

Germán Olano, vocero del partido Liberal, dijo que también apoyará el proyecto pues vías como la doble calzada Bogotá ¿ Sogamoso son una muestra de cómo está evolucionando la infraestructura a la par con la seguridad, lo que hace necesario una legislación acorde no solo con esa tecnología sino con la de los vehículos.

El representante Germán Navas, del Polo Democrático, considera que el país no puede estar sujeto a límites de velocidad impuestos hace 20 o 30 años, que se han convertido ¿en un verdadero negocio¿ para las autoridades de tránsito¿.

¿Hoy la gente solo maneja a 80 kilómetros por hora cuando se acerca a un radar de control de velocidad¿, agregó el representante de Cambio Radical, Juan Carlos Granados.

Y Gerardo Ramos, lector de Vehículos, dice en una carta que resulta ¿muy peligroso¿ en una vía como la nueva doble calzada Bogotá-Girardot estar pendiente a todo momento del velocímetro.
¿En los automóviles nuevos se llega muy fácilmente a 80 kph. O uno está pendiente del velocímetro o de la carretera y los radares¿.

Así las cosas, antes del 20 de junio y si no se presenta ningún contratiempo, con el visto bueno de la Cámara el proyecto pasará a sanción presidencial, se convertirá en Ley de la República y Colombia empezará a dejar de andar al paso de tortuga que imponen los actuales límites y las interminables dobles líneas amarillas.
 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.