Lo que las mamás quieren en materia de vehículos: las buenas 'autodefensas'

A la hora de comprar carro las mujeres son cada vez más exigentes con la seguridad. Los hombres se fijan más en las prestaciones, el consumo y la potencia.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Es un agitado fin de semana en un concesionario del norte de Bogotá. La familia va en busca de su nuevo carro. Mientras el marido está 'boquiabierto' frente al capó examinando todos los detalles del motor, la mujer, junto con los niños está instalada cómodamente en una lujosa y potente camioneta 'crossover'.

A ella no le interesa cuántos caballos tiene, ni cuánto acelera, pero sí pregunta con insistencia por los airbags y los cinturones de seguridad, el tamaño del baúl, las guanteras y los portavasos. Y no podría ser sino una madre, quien con su espíritu 'sobreprotector' se fije en esos detalles.

Esa es una de las principales razones por las cuales en los últimos tiempos, por las calles y carreteras nacionales, es común ver a hermosas señoras, amas de casa, o jóvenes ejecutivas frente al timón de las 4x4, las SUV o las 'crossover' que han inundado el mercado. 

¿Qué carro compran las mamás? 

A propósito del Día de la Madre, Vehículos de EL TIEMPO indagó con varios de los más importantes concesionarios y distribuidores de Bogotá sobre los gustos de las mujeres en materia de carros, algo que hoy es más importante para ellas que en el pasado.

De hecho, de acuerdo con un sondeo realizado entre varios concesionarios de la capital, estos dan cuenta que entre sus clientes, las mujeres llegan al 50 por ciento y en algunos casos superan en número a los hombres.

El gusto no está solo en los carros. También cuenta mucho saber algo de tecnología y estar enteradas de lo último del mercado. Prueba de ello está en que un 32 por ciento de lectores de la Revista Motor lo conforman las mujeres.

Y en el mismo sector automotor las mujeres son cada día más protagonistas, bien sea en altos cargos directivos o en las salas de ventas en donde manejan el tema de los carros con mucha propiedad.

Son muchas las razones por las cuales las mujeres, y sobre todo las madres, prefieren las camionetas. "Las mamás son sobreprotectoras con sus hijos y buscan siempre su seguridad", aseguran voceros de Volvo, una marca que se distingue precisamente por los sistemas de seguridad de sus vehículos, tanto así que las pruebas las hacen con maniquís 'embarazados'.

"Gracias a la facilidad que tienen las mujeres de trabajar en los detalles y a su espíritu perfeccionista, su enfoque en el momento de comprar un carro se centra en el diseño, la comodidad, y sobre todo en un vehículo que las represente y les de seguridad al conducir", sostiene Gloria Gutiérrez, de Motorysa, importador de Mitsubishi.

Además de la seguridad, las mamás modernas se fijan mucho en el diseño y la amplitud de los espacios. A la hora de comprar carro ellas tienen en cuenta el tamaño del baúl, que quepa el mercado, que los niños vayan cómodos y que haya espacio para los amiguitos del colegio a quienes a veces le toca hacerles la ruta.

Y por último, un aspecto muy importante que pesa en la decisión es la sensación de protección y seguridad que dan estos vehículos. Carlos Alberto Villegas, director comercial de Colyong, distribuidor de Ssangyong, explicó que las mujeres siempre buscan el 4x4 porque "se sienten más dueñas de la vía y más seguras en el tránsito de Bogotá y en carretera cuando los carros grandes las embisten".

Y agrega: "Sin conocer técnicamente los sistemas de airbag o los cinturones de seguridad, preguntan mucho por ellos; que el carro sea reforzado en caso de un impacto, que ella y su familia, sobre todos los niños, se sientan protegidos".

Así, el mundo de los carros que hace tiempo era dominado por los hombres, tiene hoy gran crecimiento en la población femenina. Y recuerde que si este fin de semana va a salir a buscar carro nuevo para la familia, lo mejor que puede hacer es dejar que ella elija el que quiere. Oponerse es una batalla perdida.

 

OTROS DETALLES QUE TAMBIÉN CUENTAN

El 'boom' del mercado de los carros de los últimos años muestra que a la hora de la compra, las  mujeres son fundamentales para tomar la decisión.

Y si bien a las amas de casa, las ejecutivas y las profesionales solteras se inclinan por las camionetas, tampoco es que dejen de lado otros vehículos como los autos lujosos y potentes. "Todavía no son tan 'patabrava' como los hombres, pero a muchas sí les gustan los carros con turbo y todos los juguetes".

En términos generales, y de acuerdo con el sondeo, las mujeres se fijan en otros detalles como el color y el diseño. "Les llama la atención el diseño, no miran mucho la máquina, les gusta el aspecto exterior, luego los accesorios y el equipamiento", dice Noel Ardila, director comercial de Distoyota.

Y según Jennifer Francis, gerente comercial de Colwagen, distribuidor de Volskwagen, las mujeres se fijan más que los hombres en "cuánta plata tengo y qué puedo comprar", pero aclara que hay un punto muy interesante: "Si el usuario del carro va a ser el esposo, este aspecto pesa mucho, pero si el carro es para ella, el presupuesto pasa a un segundo plano y se fija más en el diseño".

Al final, las mujeres casi siempre termina imponiendo su criterio, y si van acompañadas de los hijos, el marido 'pierde ese round'. "Si viene a comprar el carro con el esposo, ella es la que escoge el color, y el señor termina comprando el que la señora quiere", agrega Francis.

"Normalmente, la mujer decide que carro compra", anota Carlos Alberto Villegas, director comercial de Colyong.

Y agrega que cuando se trata de entrar en detalles, "las damas lo primero que miran es qué radio tiene, los espejos, los parasoles, que la dirección sea suave. En la parte mecánica, que el pedal del embrague y la caja sean suaves (¿) Ah, y si tienen ayudas para parquear".

Sobre este punto, Gloria Chaín, gerente Comercial de Continautos, distribuidor de Chevrolet, señala que a las mujeres les gustan los carros que no molesten "para no tener que entenderse con la mecánica".

Para ellas, con una dosis de gran pragmatismo, antes de tener que vérselas con una tuerca bien apretada y una cruceta, la mejor herramienta es su teléfono celular, que con una tecla mágica hace que en minutos aparezcan el mecánico o la grúa. 

TAMBIÉN PREFIEREN LAS MONOVOLUMEN

Dicen voceros de la CCA-Mazda que "es un hecho en la marca el Mazda5 es el modelo más buscado por las mujeres, especialmente por aquellas que son madres".

La Mazda5 enfocada la familia ha sido bien recibida por ese nicho del mercado y son las mujeres las que deciden la compra fina del vehículo a partir de sus beneficios en materia de espacio interior y seguridad.

Otro tema es que la última palabra al momento de decidir qué carro comprar es influenciada por la mujer en un 60 por ciento.

LOS PREFERIDOS POR ELLAS
Un estudio realizado por J.D Power en Estados Unidos a finales del 2007 reveló cuáles son los autos más comprados por el público femenino.

El informe dice que el auto más comprado por las mujeres hasta ese momento era el Volvo S40. En la lista también figuran camionetas como la Lexus RX y la camioneta V50, de Volvo. Estas últimas son las predilectas por las amas de casa, quienes buscan una mayor protección para sus hijos, y además disfrutan de la practicidad de su espacio interior.

El estudio demostró que a la hora de comprar carro las mujeres son más analíticas y calculadoras que los hombres; para ellas prima la seguridad y el precio antes que el lujo o la velocidad. Esto evidencia que las mujeres no son ajenas al tema de los vehículos y que ahora están más informadas sobre los precios, las características y el desempeño de un carro.

El 'top 10' de JD Power quedó así:

1. Volvo S60 Sedán
2. Jaguar X-Type Sedán.
3. Lexus IS Sedán.
4. Acura TSX Sedán.
5. Mercedes Benz Clase C Sedán.
6. Lexus RX, utilitario 4x4.
7. Volvo V50 station wagon.
8. Acura RDX, utilitario 4x4.
9. Volvo S60, sedán.
10. BMW X3, utilitario 4x4. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.