Mantenimiento: Consejos para evitar varadas y accidentes en invierno

Prepare su vehículo para la temporada de lluvias. No deje que su carro se resbale como si estuviera en una pista jabonosa. Inspeccione el estado del sistema desempañador, este aparato debe funcionar bien para garantizar la buena visibilidad.

Redacción Motor

10:43 p.m. 14 de marzo del 2011

Según informes del Ideam, la lluvia será una constante en lo que resta de marzo, especialmente en las horas de la tarde, mientras que en abril y mayo también se prevé que habrá fuertes aguaceros.

Esto significa que el carro debe estar preparado para controlar la pérdida de visibilidad y de eficiencia en las frenadas, entre otros riesgos que suelen ser la causa de las varadas y de los accidentes. 

Por eso es importante verificar que los vidrios del automóvil no estén engrasados ni sucios por dentro, pues la mugre y la grasa impedirán la correcta operación del desempañador y, por lo tanto, que el conductor vea bien.

Actualmente el mercado ofrece productos que, al ser aplicados en los vidrios y espejos del vehículo, mejoran ciento por ciento la visibilidad pues no permiten que el agua se pegue, sino que se deslice por acción aerodinámica. Otros impiden el empañamiento.
Por ejemplo, el líquido que sirve para lavar la cristalería en la casa también es efectivo en este tipo de tareas.

Las cuchillas de los limpiaparabrisas y los resortes de las plumillas también son importantes y, obviamente, deben encontrarse en perfecto estado, si no el barrido será irregular y a saltos. A propósito de estos elementos, se deben reemplazar,  por lo menos, una vez al año.

Mantenimiento

El recipiente del limpia parabrisas siempre debe tener líquido. Cuide que las mangueras de este no tengan obstrucciones.

En el comportamiento del motor, verifique que el cuerpo de las bobinas de encendido y los cables de alta no tengan grietas y saltos de corriente, el agua agravará cualquier fuga.

Inspeccione el funcionamiento del sistema desempañador, el calefactor, el ventilador interno y el aire acondicionado ¿si su vehículo lo tiene¿; estos accesorios deben funcionar bien para garantizar la buena visibilidad y, por supuesto, su seguridad.
Además, recuerde que el aire acondicionado es el mejor desempañador que puede tener un carro.

Las luces de posición y las principales, lo mismo que los frenos, deben funcionar a la perfección; son sus seguros de vida en tiempo lluvioso.

Adicionalmente, es importante asegurarse de que no haya entradas de agua por los sellos de las puertas ni puntos de corrosión en la carrocería: primero, para que usted, sus acompañantes y los paquetes que lleve no se mojen; segundo, para que el carro no coja mal olor producto de la humedad, y tercero, porque el agua acelera la oxidación.

Evite el aquaplaning

Si las llantas se encuentran muy gastadas se deslizarán fácilmente sobre la superficie mojada y sobre los charcos de la carretera, lo que conllevará la pérdida total o parcial del control del vehículo por falta de contacto con el suelo, producto de una abundante capa de agua entre ambos elementos. Esta situación es conocida como aquaplaning.

Un vehículo en estas circunstancias se desliza, sin control, como si estuviera en una pista jabonosa. En dicho caso se debe dejar de acelerar y esperar hasta que se produzca un mejor contacto entre la llanta y el piso.

Por otra parte, si va a pasar por encima de un charco, incluso con llantas nuevas, reduzca la velocidad al máximo. Suele ocurrir que, como el agua no deja ver la proporción del hueco, el vehículo se golpea por debajo y se puede romper alguna pieza de la suspensión.

Además, si se llega con velocidad al charco, el carro levantará gran cantidad de agua que va a cubrir el vidrio delantero.
También, es conveniente esperar que el carro que va adelante pase totalmente el charco. Así se evita quedar atascado si el otro se vara.

Cuando se está en el charco, el agua puede entrar al motor y mojar los componentes del sistema de alta tensión. Esto ocasiona que el carro se quede sin chispa en las bujías y se apague. Puede que esto no ocurra inmediatamente, sino unos metros después.


 

Si su carro se apaga sobre un charco

Lo primero que debe hacer es poner el carro en neutro y tratar de que ruede hasta donde pueda parquearlo. No insista en encenderlo pues puede acabarle la batería y, en ese caso, es poco probable que prenda. Seguramente la falla se presentó por humedad en el distribuidor y las terminales de alta tensión de las bujías.

Si en el primer intento el carro vuelve a prender, trate de dejar el motor estable, para que cuando se caliente, se sequen las partes. Claro que usted también puede secar las piezas con un trapo o un periódico.

Por otra parte, si la salida del exosto está tapada por el agua, mantenga el motor acelerado para que no se apague.


La Secretaría de Tránsito de Bogotá recomienda:

- Para frenar usted requiere, por lo menos, de 25 metros en tiempo seco, y en lluvia esta distancia aumenta a 35 metros, aproximadamente. Por lo tanto,  mantenga una distancia prudente con los demás vehículos.

- Respete los límites de velocidad y disminuya su marcha durante la lluvia, pues su capacidad de reacción, la visibilidad y el control del vehículo no son los mismos que en situaciones climatológicas normales.

- Si en el día llueve, conduzca con luces bajas para aumentar su visibilidad con los demás vehículos.

- Si su carro presenta fallas mecánicas en medio de la lluvia, prenda inmediatamente las luces estacionarias y trate de orillarlo para evitar trancón. Posteriormente instale señales de precaución como conos o triángulos reflectivos.

 

 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.