Manual del conductor (XV): Amigos y enemigos de un conductor en la vía

Los demás actores de la vía se pueden tornar en un peligro potencial. Si el piloto es conciente de ello, debe actuar con precaución a toda hora.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Las motos, los peatones y las bicicletas son el medio de transporte de muchos colombianos. No obstante, estos muchas veces se convierten en el dolor de cabeza de los conductores, quienes en algunas ocasiones tienden a olvidar que tienen el mismo derecho de transitar y que adicionalmente son mucho más vulnerables que un vehículo en caso de un accidente.

Las motos y las bicicletas deben transitar a un metro del andén, según el Código Nacional de Tránsito. Estos dos con frecuencia se ¿esconden¿ en el punto ciego de los vehículos (la parte del espejo en que no se ven pero tampoco se aprecian de reojo).

Por eso, el Manual de Conductores del Automóvil Club de Colombia dice que hay que tener en cuenta unos principios importantes cuando se esté conduciendo detrás o cerca de alguno de estos vehículos o personas.

Si viene detrás
El manual reza que al conducir detrás de una moto hay que recordar que hay más riesgo de ocasionar un grave accidente, ya que estos vehículos frenan más rápido que los carros. En caso de tener una bicicleta en frente y querer pasarla, hay que dejar espacio de por lo menos un metro y reducir la velocidad.

A diferencia de las motos y las bicicletas, los camiones necesitan más tiempo para frenar, pero en circunstancias en que la carretera está mojada pueden tener mejor tracción y estabilidad, y por ende frenar más rápido, de tal manera que el carro podría no tener suficiente tiempo para reaccionar.

Pero transitar detrás de un camión tiene más complicaciones, como problemas de visibilidad. Hay que tratar de transitar a una distancia prudente y teniendo en cuenta que el conductor del camión pueda verlo por los espejos retrovisores; además, quien conduce el carro también tendrá mejor visibilidad sobre la carretera y los obstáculos que tiene en frente y sobre las maniobras que va a realizar el camión, para así tener tiempo de reaccionar ante cualquier circunstancia.

Peligros en la vía

Los peatones
Según cifras de la Policía de Tránsito, cada 33 horas muere un peatón y en el primer trimestre de este año se sumaron 27.012 comparendos a peatones. Estas son cifras alarmantes, más si se tiene en cuenta que cada año van aumentando y no al contrario, como debería ser.

Son muchas las causas de estos accidentes, entre las cuales se destacan el estado de embriaguez de los conductores, el exceso de velocidad, el irrespeto a las normas de tráfico, la falta de precaución de los peatones y no atravesar las calles por los lugares adecuados.

Según el manual, los conductores de vehículos deben tener en cuenta tres puntos cuando estén cerca de uno o más peatones.
Deben parar cuando haya personas esperando pasar en una esquina o en un cruce, no deben estacionar ni parar el carro sobre las ¿cebras¿ o los cruces habilitados para ellos y deben saber que los peatones tienen prelación sobre los vehículos en estas zonas y en las esquinas de las calles.

Es común ver que los carros que van a cruzar pasan primero y después lo hacen los peatones, lo cual no debe ser y en la mayoría de países industrializados siempre se respeta la prelación del peatón. Contrario a lo que podría pensarse, eso no genera trancón y sí mucho respeto por quienes cruzan la calle a pie o en bicicleta.

Hay casos en los que el peatón siempre tendrá la vía, pero eso no implica que igual no esté obligado a pasar las calles por las zonas adecuadas. Por ejemplo las personas mayores, las invidentes o con alguna movilidad reducida; en caso de encontrarse con una persona con discapacidad, los conductores deben cederles el paso.

Las ciclovías
En Bogotá y en varias ciudades del país las alcaldías han puesto en marcha proyectos de movilidad que incluyen la construcción de vías especialmente diseñadas para bicicletas. Es normal que por estas vías también transiten peatones o gente en diferentes medios, como patines o patinetas.

En caso de encontrarse con un carril de estos mientras conduce, es importante disminuir la velocidad, ceder el paso y hacer las respectivas señales de cruce, si es necesario.

Los cruces escolares
Los cruces escolares son zonas que generalmente están controladas por patrulleros escolares, que son los mismo niños del colegio que realizan una actividad preventiva y de seguridad.
Generalmente estas zonas cercanas a cruces de niños de colegio o de frente a las instalaciones están señalizadas, ya sea con avisos en las esquinas o escritos sobre el pavimento.

En caso de pasar por una de estas zonas, el Manual de Conductores recomienda parar no sobre la zona delimitada sino antes y, siempre, disminuir la velocidad. Aunque el patrullero sea un niño del colegio, los conductores deben hacer caso a las instrucciones que ellos les den.

Los animales
No es raro encontrarse con animales cuando transita por las calles de la ciudad y pueden atravesarse en su senda sorpresivamente; así que los conductores deben estar alerta y ¿en caso de verlos¿ disminuir la velocidad, más si es de noche o transita por lugares rurales.

Igualmente, hay que ser precavidos en caso de pasar por el lado de una persona que está montando a caballo o lleva una vaca, ya que estos son animales que se asustan fácilmente y sus reacciones pueden causar accidentes.

La policía
Es la autoridad y, finalmente, quien tiene la última palabra en las vías, así que todo conductor debe hacer caso a sus instrucciones y señales. Si un agente lo hace detener, primero que todo tranquilícese y siga sus instrucciones, hágase a un lado de la vía, baje las luces y ponga las de parqueo; si es necesario, apague el motor de su carro. Es caso de encontrarse con un policía de tránsito en una esquina con semáforo, haga caso a las instrucciones del policía y no a la señal.

Los vehículos de emergencia
Las sirenas y las luces de los bomberos, carros de policía o ambulancias, son una señal de aviso para que los carros abran paso. En caso de encontrarse con uno de estos vehículos, es necesario que todos los carros se hagan a un lado de la vía y abran paso, y nunca desplazarse detrás de ellos ya que esto podría perjudicar el tránsito u ocasionar un accidente.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.