Manual de Conductores (V parte): la conducción en carretera

El Manual de Conductores del Automóvil Club de Colombia dice que son muchos quienes manejan por carretera y pocos los que lo hacen bien. Atienda estos consejos.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

¿En las carreteras colombianas no suceden más accidentes porque Dios es muy grande¿, dice la carta de una señora enviada a esta Redacción. La carta se refiere a cómo algunos conductores no respetan las señales, no mantienen distancias prudentes con los demás vehículos, hacen sobrepasos en curva y sitios sin visibilidad, y en general se ve que tienen una noción pobre de los principios básicos para manejar un auto de manera segura.

Manejar por carretera siempre será un riesgo si no se tienen en cuenta ciertas normas y recomendaciones. Olvidarlas muchas veces se convierte en la razón por la que hay tantos accidentes. Las características de las carreteras hacen que en ocasiones manejar se vuelva monótono.

Para que el paisaje y la ingestión de comida no se vuelvan una razón para quedarse dormido o para accidentarse, el Manual de Conductores del Automóvil Club de Colombia da unas recomendaciones que deben tenerse muy en cuenta antes y durante el viaje.

Antes de manejar, descanse
No dormir bien la noche anterior al viaje y manejar por muchas horas seguidas son comportamientos que no se deben seguir si quiere tener un viaje tranquilo y evitar que la invariabilidad del panorama le produzca fatiga.

Así mismo, es importante saber que la hora del amanecer y del atardecer son momentos en que la luz y la visibilidad son muy difíciles. Eso las convierte en las horas más peligrosas para conducir por carretera. Para evitar un accidente es necesario reducir la velocidad.

Haga especial énfasis en todas las indicaciones, pero sobre todo en reducir la velocidad cuando se acerque a zonas urbanas en las que las personas constantemente, sin importar si es de día o de noche, cruzan la carretera.

Siempre tenga en cuenta que se deben tener las luces medias prendidas cuando se maneja por carretera, sin importar la hora del día. Esto no sólo para evitar comparendos o reprimendas de las autoridades sino para mejorar la visibilidad, ya que es más fácil que otros carros lo vean. 

Luces altas, con precaución
Las luces altas se deben utilizar con mucha precaución, ya que pueden encandilar al conductor que viene en sentido contrario y ocasionar un accidente. Si el vehículo que viene enfrente lo encandila, mire y siga la línea blanca de su lado de la carretera.
Jamás se quede mirando la fuente de la luz ni entre en pánico.

Además, en casos de encandilamiento, es necesario fijarse en la línea blanca de su derecha sin irse demasiado hacia ese costado, pues hay que dejar un espacio a la derecha para maniobrar, en caso de que el carro que viene en sentido contrario literalmente se le vaya encima.


PRECAUCIÓN DURANTE UNA AVERÍA
Cuando su vehículo sufra una avería, hay que tener en cuenta precauciones básicas, como hacer bajar a los pasajeros del carro y que se retiren lo más posible del camino.

Así mismo, hay que poner triángulos reflectivos atrás y adelante del carro para que los demás lo vean y puedan esquivarlo con cuidado. Recuerde que los conos o señales de prevención no se ponen pegados al vehículo, sino a unos 50 metros de este, más si el carro queda varado después de una curva.

Según el manual de Conductores del Automóvil Club de Colombia, los buenos conductores miran la carretera y los objetos que se encuentran a los lados y por detrás, así pueden prever con suficiente anticipación los problemas que se presenten.

Incluso, saber quién viene detrás le ayuda a evitar accidentes. Por ejemplo, hay entradas a ciudades intermedias en las que se instala un resalto (¿policía acostado¿), en plena carretera.

Cuando baje la velocidad para pasar sobre el resalto, vigile que los carros de atrás también reduzcan la velocidad, de lo contrario ponga primera y acelere, pues el auto de atrás podría chocarlo, si no se ha dado cuenta de que hay un resalto y de que usted va más despacio.

No olvide, como parte de su actividad de manejar en carretera, que debe mirar constantemente el tablero del carro para saber en qué momento se sube la temperatura o se acaba la gasolina.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.