Manual de conductores (VI parte): Precaución con los demás conductores

Siga algunos consejos para manejar ¿a la defensiva¿, que en nada tiene que ver con conducir agresivamente o tener conductas violentas.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Según el Manual de Conductores del Automóvil Club de Colombia ¿los buenos conductores manejan a la defensiva, mirando la carretera que tienen delante, así como los objetos que se encuentran a los lados y por detrás. Esa es una buena manera de prever posibles problemas y tener suficiente tiempo para evitarlos¿.

La confianza y la experiencia hace que la mayoría de conductores estén siempre muy seguros de sus habilidades, pero no saben que ese puede ser un error; por eso, hay que ser precavidos. Hay que estar seguros que hasta los mejores conductores cometen fallas y errores y sólo son buenos los que saben manejar defensivamente.

Según este Manual de Conductores, manejar defensivamente consiste en que no sólo hay que tener todas las reglas presentes sino que es necesario estar atentos a los errores de los demás conductores. La expresión ¿manejo defensivo¿ no quiere decir que haya la necesidad de llegar a ser violentos o agresivos.

Hay tres reglas básicas que evitarían muchos accidentes si siempre se tuvieran en cuenta, pero que siempre se olvidan porque los conductores experimentados, con frecuencia, creen que tienen todo bajo control. En todo momento hay que mirar adelante, anticiparse a los acontecimientos y pensar que los demás pueden cometer errores. Esa debería ser la regla de oro de todo conductor.

Manejar correctamente reduce hasta un 30 por ciento el consumo de gasolina, evita gastos de reparaciones innecesarias y disminuye la contaminación. No es tan sencillo como parece.

Principios de defensa
El Manual de Conductores del Automóvil Club da unas reglas básicas para aprender a manejar defensivamente:

1. Evite las sorpresas, esté siempre alerta.
2. Utilice los espejos para poder mantener su vista en todos los lados. De no ser posible, reduzca la velocidad.
3. Recuerde siempre que en las zonas y vías diseñadas para los peatones, ellos siempre tendrán prelación.
4. Controle su vehículo totalmente y siempre anticipe sus movimientos a los demás conductores; igualmente anticípese a la reacción de los peatones.
5. No tenga reacciones violentas con los demás conductores.
6. Siempre desconfíe de lo que tenga en el camino, cualquier elemento.
7. Tenga siempre un plan de acción en el momento de reaccionar.
8. Conozca el significado de todas las señales y sepa cuándo utilizarlas.
9. Siempre tenga su carro en buenas condiciones y nunca maneje cansado, después de haber ingerido bebidas alcohólicas o tras consumir medicamentos.

Mirar correctamente
El manual de conductores asegura que muchos accidentes son causados por no saber mirar como es debido. Hay que saber ver hacia delante, lo suficientemente lejos para estar seguro de los movimientos que se van a realizar.

Ver lejos equivale a más o menos lo que se va a recorrer en quince segundos, eso en zonas rurales es igual a una cuadra, mientras que en carretera es casi un cuarto de milla. Esta acción se debe realizar sin perder la atención de lo que se tiene cerca.

Es necesario fijarse bien en el tráfico para poder hacer cualquier tipo de maniobra o movimiento, mirar siempre las luces de los frenos o de cruce de los carros que van a los lados y al frente, y estar pendiente de las condiciones del camino.

Use los espejos
Siempre será una causa de accidente no mirar correctamente los espejos. Estos son una herramienta fundamental, un invento sin precedentes que pocos saben utilizar o que no es utilizado regularmente.

El Manual de Conductores da unos consejos para saber cómo utilizarlos:

¿ Observar con rapidez: no se quede mirando un espejo por mucho tiempo; pase la mirada rápidamente por los tres espejos (el retrovisor y los dos laterales) y vuelva a mirar al frente. Repita seguido este proceso.
¿ Entender lo que ve: hay espejos en que las cosas parecen más pequeñas y más lejos. Hay que saber calcular el margen de diferencia.
¿ El tránsito vehicular: mire bien cuántos vehículos tiene a su lado, por si en una emergencia debe cambiar rápido de carril. Esté siempre pendiente de los carros que lo pasan y evite así ser víctima de los conocidos ¿puntos ciegos¿, ese sitio en que el carro que lo va a adelantar no aparece ni en el espejo ni en su campo visual periférico. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.