McLaren presentó el auto más aerodinámico en toda su historia inspirado en la Fórmula 1

McLaren lo presentó en París, sin embargo solo entregará las primeras unidades a finales del año entrante, una vez defina el motor que garantizará un mínimo de 600 caballos por tonelada de peso.

Redacción Motor

03:18 p.m. 15 de octubre del 2012

Ver galería de fotos del nuevo deportivo de McLaren

Aunque McLaren lleva 20 años produciendo autos deportivos muy exclusivos y de refinadas prestaciones, hace tres semanas se presentó por primera vez con un stand propio en un Salón del Automóvil, el de París, y, además, lanzó su última creación llamada P1.

El suceso estuvo enmarcado por mucha expectativa de la prensa y del público, que sobrepasó de lejos el millón de asistentes por la magnitud de la noticia, ya que un automóvil nacido con esos genes y enmarcado en el fuerte orgullo y predominancia de la marca tiene que poner en el escenario características inéditas y superiores a las de la comunidad de los supercarros.

Empezando por el color. McLaren montó todo su stand en color
bronce brillante, con un Fórmula 1 suspendido en el fondo de su  escenario y el P1 en medio de los vehículos actuales. Si se quiere ser real, estaba un poco camuflado, pero la noticia sí corrió rápidamente a pesar de que se trata apenas del prototipo
estético final de un auto que se empezará a vender solamente dentro de un año.

Claro, McLaren ya está recibiendo pedidos y las entregas de los primeros P1 coincidirán con su aniversario 50. No se sabe aún
el precio pero la tesis de McLaren Automotive, la empresa filial que se encarga de esta parte de los negocios del grupo, es que sus autos cuesten la tercera parte de lo que por su rendimiento se paga en otras marcas.

O sea, a grosso modo, debe ser un auto que camina y funciona como uno de medio millón de libras esterlinas, comprable solo por 170 mil. De todas maneras, sobre ese punto aun hay mucho por decir pues el automóvil está definido en formas y funcionalidades,
pero no en motorización porque no se sabe el tipo de máquina que
llevará en su barriga central, aunque se anticipó que será una planta motriz que mueva el equivalente a una tonelada de peso por 600 caballos de potencia.

La razón para esta incógnita radica en que el matrimonio de McLaren con Mercedes Benz ya no tiene la lubricación de otros
años, cuando la firma alemana era socia de la inglesa. Y a que los motores V12 dejarán de producirse a cambio de unidades menos extravagantes pero más eficientes.

¿En qué radica entonces la enorme novedad de este carro, además de su color y sus formas impresionantes? Primero, en el concepto técnico que obligó a su diseño. McLaren quiere ofrecer
un carro que explique al usuario común sus 46 años de historia de carreras, que acumulan 180 victorias (a la fecha) y 153 'pole positions'. Claro, con una salvedad: como ahora en el P1 (así se llamó el primer carro, Project One), McLaren siempre ha usado motores ajenos, y sigue en esa misma línea.

Descartado entonces que la planta motriz fuera su diferencia, McLaren hizo en el P1 un derroche de sus propios conocimientos, que se traducen en el auto de calle más sofisticado  aerodinámicamente de la historia.

"No nos preocupa la meta de una velocidad máxima superior a lo visto en otros carros. Ofreceremos el auto de mejor comportamiento y estabilidad, desde bajas velocidades hasta los límites extremos. Es un auto para ir a la pista con todo.

Claramente, McLaren busca un espacio más comercial que
exclusivo con un aparato casi sobrenatural técnicamente, pues está enfocado a competir con el Ferrari 458 Italia, los Lamborghini equivalentes o los mismos Porsche de avanzada potencia. Será un vehículo costoso y muy exclusivo, pero que puede estar en manos de muchas personas en lugar de nacer como pieza numerada de colección y de difícil acceso.

Naturalmente, sus vistosas formas y perfiles, ductos y cabina
de cristal, las llantas especiales y únicas Speed Marque de Pirelli, se encargarán de hacer la diferencia donde quiera que estacione, pues es un carro cuya tecnología lo hace espectacular y perdona sus excesos.

FRASES:

La parte trasera, con su alerón desplazable en dos sentidos y de ángulos variables, incorpora el difusor inferior más avanzado
que se haya visto en un auto de serie.

El P1 será un automóvil de calle que entregará las prestaciones de un auténtico vehículo de carreras sin necesidad de hacerle cambios ni ajustes.

RECUADROS:

El F1 de calle
Todos los ductos, formas, curvas y pasos de aire están  debidamente estudiados para que tengan un efecto sorprendente,
como es una carga aerodinámica nunciada en 600 kilos, doce veces más de lo que hace l McLaren 12C, actual modelo
en venta.

El enorme alerón trasero se levanta automáticamente solo
lo necesario, con un rango de 12 centímetros, pero corre 30 hacia
atrás para aumentar la palanca, y también cambia de ángulo
para que a altas velocidades produzca la menor resistencia al
avance sin comprometer la estabilidad, como el sistema DRS de
los F1.

Y si algo faltaba, en las frenadas se coloca para actuar como un reductor aeordinámico. Lleva dos 'flaps' por debajo, por delante de las ruedas frontales, que modifican el paso del aire con un cambio de posición hasta de 60 grados.

El diseño fue logrado luego de intensos estudios con los
programas Computational Fluid Dynamics (CFD) y en el túnel de viento de los autos de carreras.

"PremiÈre" en fibra de carbono
Tal como sucedió en 1992, hace 20 años, cuando McLaren hizo el primer carro de competencia enteramente en fibra de carbono, que era un material desconocido en la industria automotriz, el P1 es el primer auto de producción en serie hecho íntegramente en ese material, ultrarresistente y sumamente liviano.

Para acentuar su rigidez, la carrocería consta apenas de 8 piezas cuyas formas hacen todo el trabajo aerodinámico. Hasta las luces fueron estudiadas de manera más funcional que estética para aprovechar al máximo todas las posibilidades de los perfiles
de la carrocería.

Ver imágenes del nuevo McLaren P1

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.