¡A toda mecha va la carrera por lograr un récord mundial!

Un Skoda Octavia vRS alcanzó los 325 kph, Toyota va a poner a rodar un carro eléctrico a más de 260 kph y aunque en la primer salida falló, el Bluebird eléctrico volverá a intentar superar los 800 kph

Redacción Motor

11:47 p.m. 29 de agosto del 2011

  En todo el mundo las divisiones deportivas de las marcas trabajan con el acelerador a fondo por batir los récords mundiales de velocidad. Hace dos semanas el Skoda más rápido del mundo alcanzó los 325 kilómetros por hora en Estados Unidos y un par de días atrás, Toyota procuraba romper la barrera de los 260 kph en Nurburgring con un auto eléctrico.

El departamento deportivo de Skoda en el Reino Unido puso en el lago salado de Bonneville (Utah, Estados Unidos) un 'pura sangre' que nació de un Octavia con motor 2 litros de serie y que ingresó en ese exclusivo mundo de los autos que superan los 300 kilómetros por hora.

Las intervenciones que se hicieron sobre este Octavia vRS tuvieron que ver con el motor TSI, cuyos parámetros de gestión fueron modificados por la empresa Revo Technik para que pudiera adaptarse a un enorme turbocargador Garret con su respectivo intercooler y usar combustible de alto octanaje, lo que hizo que pasara de tener 200 caballos a superar los 510 caballos de potencia y lograr un torque de 450 Nm.

De forma adicional, la altura de la carrocería de este auto, que sirvió para conmemorar los 10 años de esta división deportiva, se redujo en 8 centímetros para darle un mejor comportamiento aerodinámico y combatir la pérdida de tracción a tan altas velocidades.

Por otra parte, Toyota Motorsports estaba trabajando, desde su salida de la Fórmula 1, en un prototipo eléctrico con las prestaciones de un monoplaza. Este vehículo usa un chasis inglés Radical, alcanza los 260 kilómetros por hora y hace una arrancada de 0 a 100 kph en menos de 3.9 segundos.

Para su propulsión utiliza dos motores eléctricos que generan 280kW, unos 375 caballos de potencia aproximadamente, y 800 Nm de torque desde el arranque, que es mucho más que suficiente para hacer 'volar' al liviano automóvil de 970 kilos.

Una de las mejoras que introdujo es que las baterías son de litio-cerámica por lo cual pesan la tercera parte del conjunto y generan 520 voltios.

Con este auto, que se designa simplemente como EV, se quería batir el récord de vuelta hecho por un eléctrico en esta pista y que en mayo de 2011 lo estableció el Peugeot EX1 en 9 minutos, 1 segundo y 338 milésimas. Por obvias razones, al cierre de esta edición no se había realizado el intento pero por las prestaciones de este vehículo y las pruebas hechas por la marca, era para darse como un hecho.


El 'Pájaro Azul' no voló
El pasado 14 de agosto, Don Wales, nieto de Malcom Campbell e hijo de Donald Campbell, famosos por batir récords de velocidad en automóviles, se estrelló cuando realizaba el primer intento por lograr la marca mundial de velocidad de un auto eléctrico en las playas de Pendine, en el Reino Unido. Con este superbólido cero emisiones se quería superar los 807 kph gracias a los 544 caballos de potencia y a los 1.100 Nm de torque que le proveen dos motores eléctricos.

FRASES

El próximo reto para la división deportiva de Skoda es batir el récord de carros de producción con motor 2 litros, que se encuentra en 347 kph.

Para romper la marca el Toyota EV debe ir a más de 138 kph a lo largo de los 20,8 kilómetros del circuito alemán.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.