Exploración: Mercedes llega al mundo X

En año y medio llegará al mercado la primera pick-up Mercedes de fabricación masiva, proveniente de Argentina y destinada a clientela ‘tercermundista’

Revista Motor

04:16 p.m. 15 de noviembre del 2016
Mercedes Clase X

Mercedes Clase X

Está hecha sobre la base de las camionetas Navara de Nissan y Alaskan de Renault, pero tendrá motorizaciones propias de la marca alemana y, obviamente, los acabados de sus autos de lujo.

La categoría de vehículos que más crece en el mundo es la de los utilitarios deportivos y ahora las pick-ups, que solían ser piezas de trabajo y de concepción rústica, están mutando hacia esa estirpe de camionetas livianas, con algunos arrestos de todoterreno y el agregado de un platón para hacerlas más funcionales y polivalentes.

Mercedes Clase X

.

Los fabricantes de la alta gama han evolucionado hacia esta tendencia con mucho éxito. Porsche con Cayenne, la familia X de las BMW, las camionetas Volvo y las Audi Q; a la vez que los tradicionales proveedores de estos aparatos también se vistieron con mejores ropas en sus modelos más altos, como las enormes Toyota, Nissan y afines.

Navegando ese nuevo mundo de clientes, Mercedes-Benz va a llegar con una pick-up, la primera que tendrá una producción masiva y semiuniversal en la marca, con la cual abre una nomenclatura más en sus laberínticos códigos de modelos: la Clase X.

El prototipo (cuyas fotos que acompañan este artículo son la versión estética final) fue presentado a un grupo de la prensa mundial en Suecia, seleccionado por las zonas donde se venderá el nuevo vehículo de Daimler. No es un original puro de la casa, sino el fruto de las alianzas que tiene con el grupo Nissan-Renault (ya venden la Mercedes Citan, que es la misma Kangoo de Renault), estrategia que le permitió a Mercedes recortar de manera dramática los tiempos de investigación, desarrollo y costos, pues instaló todas sus diferencias en el mismo esqueleto y plataforma de la Renault Alaskan o la Nissan Navara, que son hermanas gemelas y ahora reciben a un primo en la familia.

Destinada a los mercados de América Latina, Rusia, África y Asia, la Mercedes X se fabricará en Córdoba, Argentina, donde la planta de la firma está siendo preparada para comenzar a estampar y armar las pick-ups que se deben vender en el 2018.

Mercedes Clase X

.

El X, por supuesto, toma distancia con la Alaskan y la Navara para recibir una trompa totalmente Mercedes, donde predomina el gran logotipo de la estrella y es una enorme bocatoma de aire para los motores, que serán un V6 de alta cilindrada de gasolina y un 4 cilindros diésel, cuyo origen tecnológico no quisieron precisar. Pero los ingenieros que atendieron el lanzamiento dieron pistas de que se trata de una maquinaria hecha muy al amparo del conocimiento de los motoristas de Renault. En la parte trasera, una hilera de ledes que le dan la vuelta a la compuerta del platón será su identidad diferencial, pues en el resto de la cabina doble no hay muchas maneras de implantar un diseño propio. La definición del aparato no permite ni da lugar a que se haga una carrocería totalmente diferente, porque todo ese conjunto es parte del ahorro con la integración con las marcas.

Esta será una pick-up de tamaño intermedio –mismas medidas de las citadas como raíces–, razón por la cual los 10 millones de clientes de SUV y pick-ups de Estados Unidos no están en la mira, dado su conocido apetito por los extravagantes ejemplares que allá se venden, todos de talla extralarge, como las RAM de Dodge, las Raptor de Ford y las Silverado de Chevrolet. A las cuales se agregan, entre otras, la Titan de Nissan y la Tundra de Toyota –hechas en Estados Unidos–, cuyo principal destino es el estado de Texas, considerado como la capital mundial de las pick-ups o ‘trucks’, como allá se les conoce.

Mercedes Clase X

.

¿Qué se le vio a la nueva clase X de Mercedes? Claramente, un superinterior confeccionado al estilo de sus grandes berlinas de la Clase S, con abundancia de cueros y maderas, aires, automatismo y multimedia total, que indican claramente que no se trata solo de una máquina agrícola, sino de un vehículo donde se pueden mezclar estilos de vida dinámicos, deportivos y con algún uso ocasional de la carga bruta, cuando no sea para llevar juguetes como motos y afines o para remolcar accesorios en ruedas que pueden pesar hasta 3 y media toneladas.

La capacidad de carga está en 1.000 kilos gracias a que tiene un chasís independiente con un fuerte bastidor, tendrá motricidad permanente en las cuatro ruedas y reductor de diferencial. En el platón caben 60 ‘packs’ de cerveza o 4 metros cúbicos de leña, según la presentación oficial de Mercedes, en la cual obviamente no cita bultos de cemento, paladas de arena, alambre o postes para cercas. Sutil y descriptivo mensaje.

La esencia de la clase X radica en ofrecer un vehículo que se desempeñe perfectamente en actividades fuertes y que sea a la vez un aparato amable en la ciudad. Ahí se conjugan los perfiles de los clientes, ejecutivos de alto calibre, que vuelan en sus escritorios o en parapentes los fines de semana.

Mercedes Clase X

.

Seguramente el precio será un filtro inmediato porque va a ser una pick-up premium en el segmento, cuyos accesorios y acabados tendrán un nivel superior y se distinguirá en la parte mecánica, donde Mercedes incrustará sus mayores diferencias y saber hacer las cosas especiales, cuyo estudio está aún en curso, por lo cual no hay una definición técnica precisa sobre cómo será el producto final.

Pero está claro que se trata de una pick-up con arrestos emocionales, gran comportamiento rutero, porque las trochas y suspensiones controlan mejor la inclinación de la carrocería para un mejor agarre a alta velocidad, y que marcará una declinación importantísima hacia una clientela más específica y diferenciadora que, por ahora al menos, encontrará en la Clase X un escenario automotor diferente y único para acomodar su estilo de vida.

Habrá que esperar al menos un año para manejarla, pero Mercedes no quiso aguantar las especulacione y puso a circular ya la realidad para afianzar su novedad y audacia al colocar su estrella en un mundo donde, sin duda, brillará con exclusividad y anticipación, pues es previsible que sus competidores se muevan al menos a ponerles platón a sus SUV. Configuración que es un postizo, ya que esta Clase X es –por debajo de sus pomposas láminas– un auténtico vehículo de trabajo, vestido con las mejores ropas, y se aleja completamente de los utilitarios hechos sobre la base de carros para pasajeros.

José Clopatofsky
Asistimos al lanzamiento mundial de la Mercedes X en Estocolmo, Suecia, por una gentil invitación de Daimler AG y Daimler Colombia.

Mercedes Clase X

.

Imponente
Las enormes ruedas con rines muy esculturales le dan a la Clase X una nota de superioridad física evidente. La carrocería es de doble cabina y cuatro puertas, siguiendo las tendencias de los modelos vigentes y la mezcla de usos para ciudad y transporte utilitario. Naturalmente, los interiores son de gran lujo y acabados, que le dan a la pick-up todo el sabor de un gran Mercedes.

Horizonte abierto
Una versión más extrema de la X mostró Mercedes en el lanzamiento con los accesorios y acabados más enfocados hacia el uso todoterreno, anticipando que habrá muchas evoluciones y alternativas de configuración. Y no faltará la mano de AMG en algún momento en los motores y la dinámica de ruta, con lo cual se le abrirían horizontes únicos a la clientela que acceda a estas variantes.

DATOS

380 mil picks-ups es la previsión de ventas para la categoría en el 2025 en América Latina. La clientela de estos vehículos ha pasado de 145.000 a 278.000 unidades por año desde el 2005 y su rata de crecimiento se mantiene sobre todo en Argentina y Brasil. En Colombia se venden cerca de 11.000 pick-ups al año, bien sea para uso particular o público, y las cifras están en un declive del 10 por ciento con respecto al 2015.

La Clase X se venderá en Colombia dentro de año y medio, aproximadamente, cuando la planta de mercedes en argentina comience la producción. Si bien el vehículo es operado por la división de ‘vanes’ de Daimler, compartirá vitrinas con las de automóviles particulares. Su precio es una incógnita, aunque es claro que se cotizará muy por encima de la Navara o la Alaskan, de las cuales se deriva.

Mercedes Clase X

En Argentina, donde Mercedes tiene una planta, se fabricaron entre 1972 y 1976 estas camionetas basadas en la plataforma conocida como W125 con el motor 220 diésel y cabina sencilla o doble, que fueron muy populares con el apelativo de ‘la pick-up’. Algunos de estos ejemplares se exportaron a Alemania. En la historia de Mercedes aparecen muchas otras pick-ups, pero han sido productos de carroceros independientes, aunque algunas se vendieron en concesionarios oficiales.

Mercedes Clase X

.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.