Mercedes Benz GLA, una nueva camioneta urbana digna de su estirpe

Estuvimos en Granada, España, en la presentación de la más pequeña de las camionetas que tendrá ahora la marca alemana, la GLA. Primicia.

Redacción Motor

03:32 p.m. 27 de febrero del 2014

Imágenes de la nueva Mercedes Benz GLA

Hecha sobre la plataforma del nuevo Clase A, recibió todas las adecuaciones en diseño, proporciones y versatilidad 'off road' que la ponen a competir con toda propiedad en el segmento de las SUV urbanas.

Aunque parezca ser el 'Alter Ego' del nuevo y sorprendente Clase A, la GLA no es un carro con disfraz de camioneta. Y no lo es sólo porque la marca lo quiera rotular ahora como SUV para presentarse en ese segmento del mercado sino porque aunque utiliza la plataforma del automóvil, la marca alemana que también es una especialista en las 4x4 de lujo, la dotó con el ADN suficiente para que en verdad sea una camioneta de corte urbano y no un simple carro vestido de aventura.

Por eso es mucho más que un poco más de altura al piso, guardabarros de plástico y protectores inferiores. El trabajo de ingeniería en su concepción pasó por darle una alma de todoterreno y algunas capacidades especiales para enfrentarse a caminos difíciles donde la versión automóvil sería torturado que aunque sumen en la factura final, bien valen la pena.

Pero eso con regla y calculadora en mano, el primer cambio lo recibió el chasis, al que se le mejoró la rigidez torsional, para hacerlo más resistente, estable y obediente a pesar de que se creció en todas sus dimensiones frente al Clase A, pues su longitud es de 4.41 metros frente a 4.29 del carro, también es 6 centímetros más alto (1.49 frente a 1.43) y su ancho es dos centímetros mayor marcando 1.8 metros.

Y acá una jugada maestra, a pesar de esas nuevas medidas su coeficiente de rozamiento es el más bajo de su segmento con 0.29 cx aunque aumentó un poco con respecto al del Clase A que tiene un récord con 0.26.

Pero ese pequeño cambio, que también tiene razón de ser porque la GLA es un poco más alta sobre el suelo que el carro, también tiene su recompensa en la que se acomoda, pues su baúl tiene 80 litros más de capacidad hasta los 421 litros.

La suspensión también se ajustó para un trabajo más fuerte y mayor confort, con brazo multilink atrás y la asistencia eléctrica de la dirección es mucho más precisa y suave. Y para quien lo requiere habrá una opción con tracción integral automática denominada 4matic que también es 3 centímetros más alta y que permitir acceder a terrenos off road de mediana dificultad y un control de descenso tan silencioso y suave que será muy fácil acostumbrarse a su uso por el grado de seguridad que transmite. Estas funciones y sus trabajos se visualizan en una pantalla flotante ubicada sobre la consola central que se maneja con un botón ubicado en medio de los dos asientos delanteros.

En la parte estética aunque es innegable su parecido en la parte frontal, el protector gris inferior le da una apariencia muy agresiva y los costados conservan pliegues similares al auto aunque al estar un poco más elevado la GLA se ve menos dramáticos que en el A. La parte posterior se cambió por completo y desde sus grandes stops nacen dos hombros enormes que recorren hacia adelante la carrocería y le dan la fuerza y la presencia para que requiere una camioneta. El doble escape cromado y el protector inferior le dan el toque de robustez y deportividad para sellar un paquete muy elegante y bien puesto.

La configuración mecánica se mantuvo casi intacta. Se tendrán cuatro motores, dos a gasolina y dos diésel que son los mismos que provienen del Clase A y con las cajas mecánicas y automáticas de 6 velocidades y una edición de doble embrague y 7 velocidades. Con piezas más ligeras y algunas en aluminio y otros ajustes destinados sólo a los motores diésel, que probablemente no veremos en nuestro mercado debido al diésel de baja calidad, estos motores conservan las mismas potencias pero con mayor torque por lo que son alegres y muy económicos.

Así en gasolina estará un 1.6 de 156 caballos y un 2 litros de 211 caballos, mientras que los diésel, como el que probamos (cdi 200) será de 2.2 litros de 136 y con la misma cilindrada habrá otro pero de 170 caballos.

A grandes rasgos así se configuró la nueva GLA que tiene un andar alegre y un comportamiento educado fuera de la carretera y que es un miembro más de la familia de Mercedes Benz, digno de esa estirpe de camionetas poderosas y que será el integrante más pequeño que esperamos ver más en la carretera y la ciudad, por su carácter y belleza, que a campo traviesa.

DATO
Espere en la próxima edición de Revista Motor el análisis completo, tanto en equipamiento, versiones, precios y sensación de manejo de esta nueva camioneta.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.