Mercedes Benz le pone el máximo de potencia al más prestante de sus automóviles

La marca presentó el nuevo Clase S 65 AMG que en su edición 2014 llega con renovación estética y el mayor lujo en el portafolio así como un motor V12 biturbo de 630 caballos. Una elegante bestialidad.

Redacción Motor

04:32 p.m. 08 de noviembre del 2013

El mayor lujo y la mayor potencia, una combinación 'fuera de serie' para un auto que se inscribe en la misma categoría. Después de la renovación para todos las líneas 'normales' de la Clase S de Mercedes Benz, le llegó el turno a la más deportiva y potente de todas, por supuesto, de la mano de la división AMG que aportó, principalmente la dosis extra de potencia.

Así, el motor que se oculta bajo ese vestido de frac que luce el nuevo Clase S, es un enorme V12 de doble turbo de 6 litros de cilindrada que entrega 630 caballos de potencia y 1000 Nm de torque y que le dan piso y 'candela' al apellido 65 AMG. Pero este apellido también le aportó detalles estéticos y funcionales en materia de aerodinámica, como piezas cromadas, distintivos de la línea y alerones y difusores especiales.

Con esta adecuación, el enorme auto de 5 metros se puede mover como un ligero coupé deportivo 'pura sangre', pues su velocidad máxima es de 250 kph, limitada de acuerdo a las normas, pero con una aceleración de 0 a 100 en apenas 4.3 segundos, lo que muestra de lo que es capaz.

Pero, por si alguien se queja de que este tipo de 'bestias' siguen siendo una amenaza contra la ecología y el ambiente por su consumo de combustible, el Clase S 65 AMG este carro hace, según la homologación europea, 31 kilómetros por galón, lo cual, si se tiene en cuenta su cilindrada, significa un ahorro sorprendente.

Parte de este ahorro se da gracias a la transmisión AMG Speedshift Plus 7G-Tronic de siete velocidades que cuenta con tres modos: C (Controlled Efficiency), S (Sport) y M (Manual), al sistema Start&Stop y a una configuración dinámica de acuerdo al modo de manejo para la suspensión, que es inteligente y activa.

Y para que el exterior y las prestaciones no desentonaran con el interior, el habitáculo luce los mejores cueros y confección de la división AMG y hasta los asientos de estilo deportivo tienen calefacción, ventilación y memorias. El techo se puede pedir recubierto también de cuero, con aplicaciones en madera y estribos o en aluminio.

La pantalla de la consola central luce el logotipo de AMG, el tablero es digital como corresponde, tiene Head Up Display para la información de manejo y muchos de los elementos son táctiles. Un detalle de superioridad: el velocímetro viene con numeración en rojo hasta 360 kph y su aguja indicadora está hecha en plata de la más alta calidad. Es decir, un paquete perfecto.

Este auto tendrá su debut mundial dentro de dos semanas y de forma simultánea en los salones de Los Ángeles y Tokio.

DATO
Este 'carrazo' tiene un valor de casi 300 mil dólares, lo que significaría unos 600 millones de pesos, claro, antes de impuestos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.