Mercedes-Benz y Pininfarina, una relación de la que nunca se oyó hablar

Único y hecho por encargo, este Mercedes-Benz 300 SEL 6.3 Pininfarina Coupe no tiene registros en la historia más conocida de las dos marcas. El 'hijo ilegítimo' italo-alemán. Sorpresa.

Redacción Motor

10:29 p.m. 18 de marzo del 2015

 Esta es la única imagen que prueba la existencia de una relación entre Pininfarina y Mercedes-Benz. Del Mercedes-Benz 300 SEL 6.3 Pininfarina Coupe no se oye mencionar su existencia, sin embargo el auto es real, y tiene 82 años.

Todo lo que se sabe el auto es que fue encargado por el dueño de una multinacional holandesa, que fue directamente a Mercedes-Benz para ordenar un modelo único, que los alemanes nunca llegaron a ofrecerle.

En cambio Sergio Pininfarina sí lo hizo, y cuando el nuevo Mercedes-Benz 300 SEL 6.3 llegó a Turín en 1969, se puso a trabajar de inmediato en él.

La distancia entre ejes, junto con el largo y altura de las puertas se mantuvieron sin cambios, pero el parabrisas y en general la parte media superior (ventanas laterales, trasera y pilares) fueron rediseñados. Los pilares se reubicaron en un ángulo más agudo y algunas de sus piezas fueron hechas en acero y a mano, como el techo, capó, baúl, bómperes y puertas. El diseño de la parrilla es exclusivo de Pininfarina, y sus luces frontales recibieron biseles negros.

Al millonario y secreto dueño le gustaban los autos inusuales; nada de deportivos o similares. Buscaba un auto sólido y sobre todo, de mecánica confiable. Por eso el 6.3 fue una buena elección aunque a su familia no le terminó gustando la forma en Pininfarina había instalado el sistema de ventilación de dos vías de Behr, especialmente porque a toda hora entraban gases del escape en la cabina.

El auto llegó a venderse en la década del 70 con algo más de 64 mil kilómetros de recorrido y el segundo propietario solo le ha sumado 6.500 kilómetros, que posiblemente seguirán siendo muy pocos para un auto de esta rareza mecánica.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.