Mercedes Benz presentó las líneas más futurista de un 'carrito' de golf

La marca presentó las líneas de un probable carro de golf con todos los adelantos, confort y diseño de sus automóviles para que la transición del parqueadero al campo mantenga el nivel del transporte.

Redacción Motor

12:59 a.m. 06 de agosto del 2013

Ver imágenes del prototipo de Mercedes Benz

Aunque el golf es un deporte que tiene millones de jugadores y seguidores de todos los estratos en el mundo, no se puede decir que en ciertas esferas sea un deporte de ‘alta gama’.

De ahí que sus accesorios pueden ir desde palos muy convencionales hasta maderas de titanio (estupendo contrasentido químico y físico con el cual el deporte se reconcilia con su pasado), varas de fibra de carbono, bolas calculadas en túneles de viento, talegas talladas en exquisitos materiales y, obviamente, el transporte de los bártulos.

El mejor ayudante para recorrer el campo es el tradicional caddie, quien, además de echarse al hombro la talega, conoce el campo, da consejos, lee los greens y suele ser un profesor de a pie. Tan fundamental es el caddie que en los torneos no se permite el carrito auxiliar, pues la patoneada hace parte del trabajo del jugador.

Pero más allá de las normas de juego, el carro para recorrer el campo y llevar los aparejos es hoy un elemento de común uso, explicable porque mucha gente tiene limitaciones físicas para el recorrido, los climas son muy agresivos o simplemente porque en muchas partes el lujo del caddie no existe.

Hasta la fecha, el carrito de golf no ha sido explorado como una prolongación del estatus de la persona ni tampoco como un aparato que puede tener funciones más allá del acarreo de personas y elementos del juego.

Mercedes Benz decidió abrir un concurso entre cientos de jugadores de golf y amantes del automóvil para hacer un carro de golf digno de llevar la marca y, por ende, su tecnología. El proyecto final es el que les presentamos y fue escogido por las directivas de la firma para convertir lo que se conoce como un ‘golf cart’ en un ‘golf car’.

El Vision Golf es una escultura sobre sus pequeñas ruedas que evoca todas las líneas de los automóviles, y su desarrollo final pasa a las manos del Centro de diseño avanzado que tiene Mercedes en California.

Será eléctrico pero su batería se mantiene siempre cargada gracias a que el techo del vehículo es un panel solar, aunque también se puede recargar en tomas de electricidad convencional. En vez de timón, se manejaría con un joystick que va en la consola central de tal manera que cualquiera de las dos personas que van adelante lo puede manejar.

Los mandos de los accesorios se encuentran en una pantalla táctil desde la cual se gradúan el aire acondicionado, la música, el display de datos en el parabrisas y las comunicaciones con la sede del club y con otros carritos que estén en el campo. Obviamente, se pueden mandar emails desde el mismo sitio de juego.

También están las disposiciones para conectar un Ipad o una USB, y desde esas unidades es posible desplegar el mapa del campo, el clima y los marcadores que se van dando entre diversos jugadores que pueden ir en otros sitios de la cancha y están compitiendo entre sí, con las respectivas fotos de los mejores momentos para las redes sociales.

No faltan los accesorios para la vanidad, como espejos para la cosmética de las señoras, muchos sitios para llevar bolsos, bolas y paraguas, y los vidrios se oscurecen automáticamente para garantizar la privacidad de los jugadores.

FRASES:

EL VISION TIENE UN BOTÓN ‘FORE’ PARA ACTIVAR UNA ALARMA QUE REPLICA DE INMEDIATO EN TODOS LOS OTROS CARRITOS EN EL CAMPO CUANDO UNA BOLA ESTÁ FUERA DE TRAYECTORIA Y PUEDE GOLPEAR A ALGUIEN.

ANTE EL PELIGRO INMINENTE Y EVIDENTE EN LOS CAMPOS ABIERTOS CUANDO HAY TORMENTAS ELÉCTRICAS, EL VISION TIENE UN PARARRAYOS RETRÁCTIL Y LOS LIMPIAPARABRISAS SE ACTIVAN AUTOMÁTICAMENTE CON LA LLUVIA.

RECUADROS:

LA CLIMATIZACIÓN
Tanto el aire acondicionado como la calefacción provienen de los mismos sistemas usados en los automóviles Mercedes. Llevan las bocas Airscarf, que usa el SLK convertible, que dirigen el aire caliente al cuello y espalda de los pasajeros, de tal manera que en invierno puedan usarlo con los laterales abiertos, tal como pasa en el auto con la capota abajo.

SEDÁN O CONVERTIBLE
Dependiendo del clima del día o de las estaciones y la lluvia, los costados laterales se pueden usar a voluntad y en pocos minutos se ponen o quitan con broches. Son hechos en materiales muy livianos para facilitar su manipulación.

Ver fotos del prototipo alemán

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.