Mercedes Benz traerá al país la nueva SUV ML con motor diésel y 204 caballos

La SUV de Mercedes se pone a tono con la maquinaria de moda de las grandes camionetas. Tiene un motor diésel de 4 cilindros y 204 caballos de potencia con una caja automática de siete velocidades.

Redacción Motor

05:04 a.m. 12 de junio del 2012

Ver galería de fotos del nuevo modelo diésel de Mercedes

Mercedes Benz incursiona en el segmento de las SUV con la nueva camioneta ML, cuya mayor novedad es que incorpora el motor diésel, tan solicitado ahora en ese tipo de vehículos por
su tipología de alto torque y consumo discreto.

Se trata de una camioneta de tamaño "large", aunque no tan larga pues mide solo 4,8 metros entre bómperes, pero sí roza los dos metros de ancho y los 1.8 de alto. Para darles una idea final de su corpulencia, pesa 2,1 toneladas en vacío. Y no se podría esperar
menos de un aparato de este segmento y de la familia M, que además del diésel se puede tener con el motor V6 3,5 y hasta una ejecución más potente bajo el escudo de AMG, que está prevista para final de este año en Colombia.

Partamos de la base de que se trata de un Mercedes en el cual conviven de manera natural su excelente ingeniería, los acabados impecables, el lujo tradicional, acentuado cuando se habla de esta
gama elevada, y que mantiene perfectamente intactos su personalidad y concepto, que siempre han estado más inclinados
a un vehículo tranquilo, cómodo en sus cuatro esquinas y que en un empaque como este de camioneta familiar y multifuncional son más evidentes.

En efecto, a pesar de los 204 caballos de potencia del motor 4 cilindros en línea, de 2 litros y de combustión, según el principio diésel, la ML no es un aparato que lo siembre a uno en los  espaldares de los asientos, y en sobrepesos en montaña pide más espacio de la cuenta mientras reacciona la carga del  turbocargador.

Pero también hay algo que desconcierta y es que esa parsimonia que uno siente no se refleja directamente en la velocidad, pues la camioneta corre, pero el silencio y la suavidad de marcha hacen que no se sientan sus progresos contra el pavimento. El catálogo le da una cifra de aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 9 segundos, y registra que puede tener una velocidad tope de 210 kph, totalmente factible a nivel del mar.

La máquina se comunica a través de una caja de siete relaciones con los mecanismos diferenciales que impulsan las 4 ruedas de acuerdo con las necesidades del terreno, y que se selecciona gracias al sistema 4Matic de la marca.

Curiosamente, y en varios Mercedes lo hemos observado, el indicador de marchas del tablero nunca muestra la primera, por lo que uno piensa que se trata de una caja de seis cuando en realidad tiene 7 posibilidades de avance.

Todo se maneja en las paletas del tablero y en una pequeña palanca como la de direccionales en la columna de dirección. Como las cajas ya no son con mandos mecánicos, las órdenes se dan con switches que pueden ir en cualquier parte y dimensión, pues la palanca tradicional no tiene ya funcionalidad.

Otras curiosidades del puesto de mando son los controles de las sillas eléctricas en la puerta con una ilustración muy fácil de entender, y que le evita a la persona la adivinanza táctil cuando van en los costados bajos de los asientos. Se destacan las grandes perillas para graduar los dos grupos de climatización automática,
al igual que la del "mouse" central que maneja el audio y los displays de la gran pantalla central, muy intuitiva y fácil de leer, y el parasol doble.

El timón es multifuncional y viene forrado en un cuero bastante deslizante y suave. Son de serie el techo de acción eléctrica, la luz diurna de marca, la función de apagado del motor en las paradas, el radio con cargador para seis CD, el cuero de las sillas y los rines de aleación de 17 pulgadas de diámetro.

La cabina es sumamente espaciosa y flexible dado que se pueden abatir las sillas traseras (no tiene tercera fila) y así el espacio de maletas o carga crece de manera superlativa. Es alta para el acceso. Los grandes frenos de disco en las cuatro ruedas, con asistencia electrónica de distribución y ABS, van muy de acuerdo
con la inercia del aparato, que en la carretera es bastante ágil y neutral en todas las curvas pues vira por donde se apunta y
la inclinación de la carrocería es mínima, apenas para su peso.

Es muy agradable de llevar en la ruta porque no transmite ninguna
sensación de masa, con la salvedad de que si se necesitan maniobras rápidas hay que ir sin vacilaciones con el pedal derecho
contra el piso.

En resumen, Mercedes llega un poco tarde con el diésel, pero obviamente llega bien, con un aparato divinamente dotado y ejecutado con todo el nivel de la marca, que viene a complicar la decisión de quienes buscan comprar en el segmento, pues es imposible dejar de hacer una escala y considerarla por todas sus características, marca, presencia, acabados, lujo, confort y
seguridad. Y, además, diésel...

FRASES:

La seguridad y la capacidad estructural son un plus no visible pero incluido con todo el saber de la ingeniería de mercedes benz.

La ML diésel cuesta 145 millones de pesos con el equipo descrito y está en el rango de precios de sus equivalentes en el segmento de las suv.

RECUADROS:

Buena máquina

El motor de 2 litros, turbocargado y con intercambiador de calor
para la admisión, tiene sistemas de tiempos de válvulas variable
y un gran torque de 500 Nm entre las 600 y 1.800 rpm. La potencia final de 204 caballos la registra a 4.200 giros, por lo cual la longevidad de la máquina está más asegurada. 

Va colocado de manera longitudinal en el chasis y la potencia pasa básicamente por las ruedas traseras, y solo en necesidad se enganchan las cuatro de manera automática. La caja de siete velocidades concede un buen escalonamiento para aprovechar bien la respiración del motor, que va muy bien y cómodo sobre los 3.500 giros.

Airbags para peatones

De acuerdo con las últimas normas y adelantos de seguridad en la protección a los peatones en caso de atropello, el capó de la ML se abre automáticamente en un choque de este género hasta una posición intermedia en la cual funciona como un amortiguador para mitigar el golpe potencial de la persona contra la carrocería.

Los airbags resaltan por su cantidad. Tiene dos delanteros y laterales para conductor y acompañante, de rodillas para chofer y de cortina en todos los asientos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.