El Mini clásico regresa como un interesante desafío para los entusiastas del Lego

Desde agosto próximo estará disponible, bajo el formato de juguete armable, un 'set' de 1.077 fichas para que usted también sea el ensamblador de ese entrañable ícono británico.

Redacción Motor

04:29 p.m. 29 de julio del 2014

Imágenes del juguete armable de Lego

El portafolio de Lego acaba de enriquecerse con una estupenda pieza del mundo del automóvil. Se trata na­da más ni nada menos que de un juego para armar la réplica del Mini clásico que se hizo hasta el año 2000.

Luego de unir de manera paciente y ordenada las 1.077 fichas –unas diez veces menos de las que tiene un carro verdadero–, el modelo totalmente ar­mado mide 25 centímetros de largo, 14 centímetros de ancho y 11 de alto, medi­das que –a escala– son proporcionales a las del auto original. Además del incon­fundible aspecto, el modelo viene en el tradicional color British Racing Green, así como el techo, espejos exteriores y rayas del capó en blanco. Otro detalle imperdible del auto son sus asientos con diseños similares al paño cuadriculado en color beige, así como las luces adicio­nales sobre la parrilla del radiador.

Es muy acertada la semejanza de las piezas del modelo, pues las ruedas, bóm­peres, bisagras de las puertas y las luces reflejan totalmente el alma del diseño original, sin perder los rasgos de todo Lego. Además, este modelo en particular viene con los emblemas que adornan los laterales traseros del auto, tal como los del Mini Cooper producido entre agosto de 1997 y julio de 1998, que conmemora­ba los 40 años del Mini Classic.

Como particularidad, sus puertas, ca­pó y baúl tienen apertura, permitiendo ver otros detalles cuidadosamente repli­cados. Por ejemplo, el motor de 4 cilin­dros montado transversalmente, el ti­món, la barra de cambios, el freno de ma­no, los respaldos de las sillas y hasta los reposacabezas. Fueron tan minuciosos en Lego, que el maletero lleva la infaltable canasta de picnic, un mantel de cuadritos y las provisiones para salir de paseo.

Tanta es la 'britaneidad' del auto, que lleva el volante al lado derecho y una placa amarilla en la parte trasera. Y al igual que los autos de verdad, tiene además la rueda de repuesto ubicada abajo para ahorrar espacio.

Este nuevo modelo armable de Lego pertenece a la serie Creator Expert, una línea pensada por los ingenieros de esta juguetería danesa dirigida a los consumidores con mayor nivel de des­treza en la construcción de modelos, y se recomienda que sus usuarios sean mayores de 16 años. Sin embargo, los niños y adultos que se animen a armar­lo podrán cumplir el sueño de cons­truir su propio auto sin necesidad de herramientas e incluso de una licencia para conducir.

DATO
Los detalles y formas para comprar estarán disponibles desde el próximo mes en www.lego.com cuando se abra la venta oficial de esta maqueta que ya debe tener agotados los pedidos, pues es un producto de apetencia universal.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.