El MINI creció intacto, con nuevos motores que ofrecen más potencia y un consumo menor

Llega cargado de novedades tecnológicas y un habitáculo renovado y atractivo. Se venderán 8 versiones, entre Cooper y Cooper S, desde 69,9 millones de pesos.

Redacción Motor

07:23 p.m. 25 de marzo del 2014

Vea imágenes del nuevo MINI

Es más largo, ancho y alto, pero conserva el estilo deportivo de su inconfundible diseño, que recibió una apropiada actualización, así como la mejora de las prestaciones.

Por esta razón, el nuevo Mini Cooper que llega al país es una amalgama entre la tradición y las necesidades actuales de los consumidores que buscan más espacio, mayor comodidad interior, suavidad en la marcha, motores de buena poten­cia y que consuman menos, asistencias de con­ducción y tecnología de conectividad. Un buen menú pero servido en el estuche de su predilec­ción. Todo eso es el nuevo Mini Cooper.

Hay que empezar por señalar que la platafor­ma que utiliza esta nueva generación es la misma que dentro de poco se usará para la Serie 1 de BMW, con la cual compartirá múltiples elemen­tos, por lo cual ambos carros reunirán lo mejor de los dos mundos. Sobre esta estructura el Mini se creció en todas sus dimensiones, pues es 9,8 cen­tímetros más alto, 4,4 más ancho y 7 milímetros más alto que la edición anterior.

Este estiramiento en todos los ejes se hizo para no perder las proporciones que le dan su particular carácter de manejo, e incluso el trabajo de ingeniería fue tan bien logrado, que tiene un coeficiente aerodinámico de 0,28 cx, claro con ayudas extra como cubiertas automáticas en las entradas de aire, un conductor de flujo sobre el paral central y el cubrimiento parcial del piso del auto para eliminar turbulencias.

Así sus dimensiones se siguen enmarcando en las de un típico 'city car', respetando su tradi­ción, pero hay mucho más espacio interior para comodidad de sus pasajeros, gracias a una ma­yor distancia entre ejes de 2,9 metros -casi tres centímetros más que en el anterior Mini-, una longitud total de 3,82 metros, un ancho de 1,72 y una altura de 1,41. La trocha adelante también es 4,2 cm mayor, y 3,4 atrás, con lo cual ganó mayor estabilidad y presencia.

Así como su mayor tamaño, tam­bién es significativa la novedad mecá­nica del reemplazo de los motores de 1,6 litros, que compartía con el grupo Peugeot, por unos bloques de tres ci­lindros de 1,5 litros que entregan 136 caballos de potencia y un torque de 230 Nm, mientras que para las ver­siones S estará un 2 litros de 184 y 192 caballos hasta con 280 Nm de torque.

Ambos motores seguirán dotando de gran agilidad al Mini gracias a la tecnología TwinPower Turbo, que es un turbocargador de conductos varia­bles que permite eliminar el efecto 'lag' en bajas revoluciones para que el carro camine siempre bien y al menor toque del acelerador haya respuesta, conservando el espíritu indómito que siempre ha estado en su ADN.

Estos motores están acoplados a unas nuevas cajas de 6 velocidades, manuales y automáticas, que se fabricaron con materiales más resistentes y livianos y cuyo desarrollo favorece la reducción del consumo. Claro, a esto también contribuyó la reducción del 27 por ciento del peso total del carro, has­ta 1.085 kilos, y la presencia de sistemas como el start and stop, que hacen que el carro tenga un apetito contenido de 63 kilómetros por galón en recorridos urba­nos, lo que es un gran logro de ingeniería, según datos de la ficha técnica.

La suspensión también evolucionó para eliminar la acostumbrada brusquedad del carro y hacerla mucho más confortable, sobre todo para quienes viajan atrás. Estas suspensiones recibieron materiales como aluminio y acero, que le dan menor peso, y también se mejoró su comportamiento con una configuración Multilink en el eje pos­terior, además de una mayor precisión para la dirección, que es electroasistida. Sin em­bargo, estos ajustes se hicieron cuidando que el conductor siga experimentando la misma sensación de manejo que siempre ha distinguido a los Mini.

En materia de tecnología, el nuevo Mini Cooper cuenta con botón de encendido y llave inteligente, el sistema de audio MINI con conexión AUX-In y puerto Usb, asis­tente de parqueo con cámara de reversa y sensores de forma opcional; puede estar equipado con una tarjeta SIM instalada a bordo que permite hacer uso del servicio de llamada de emergencia con localiza­ción automática del auto, así como una pantalla de 8,8 pulgadas ubicada en la consola central, a través de la cual se pue­den disfrutar los mapas de las rutas de Colombia instalados en fábrica. También, como opción, se podrá tener un Head up Display con la información vital de con­ducción.

Y en materia de seguridad, el nuevo Mini cuenta con un sistema de retracción parcial automática del capó para reducir lesiones en caso de atropellamiento, air­bags frontales, laterales y tipo cortina, con­trol de estabilidad y de tracción, además de frenos con sistema ABS y distribución electrónica de frenado.

Esta nueva generación, que sigue con­servando su esencia Mini, pero ahora con un sabor alemán, ya está disponible en el país desde 69,9 millones de pesos para la versión Cooper, y desde 87,9 para el Mini Cooper S. El tope de la nueva generación será la edición Cooper S con caja automáti­ca deportiva, que se consigue en 102 millo­nes de pesos.

Un Mini muy BMW. Así se po­dría definir la más reciente generación del Mini Cooper desarrollada desde cuando la firma inglesa fue adquirida por la compañía alemana en el 2000, pues esta tercera edición muestra una renovación total, tanto en su configuración mecánica, en su presentación interior, como en su equipo y hasta en su estética exterior que, sin alejarse de los principios a los que recurren desde 1959, cuando fabricó el primer modelo la British Motors Company, tiene un público ávido de su estilo retro y su comportamiento brioso, que ahora se actualiza y se civiliza.

Para el ojo Clínico

El diseño del nuevo Mini Cooper se actualizó a partir de detalles, sin cambios drásticos. Su nuevo diseño no es revolución, ni siquiera evolución, es con­tinuidad, que es la fórmula con la que se distingue en todo el mundo, su impronta, su huella. Sin embargo, los detalles, con un estudio cuidadoso, lo pusieron en el presente. Así, luce una nueva parrilla hexagonal con una entrada de aire más grande, marcos croma­dos para las luces delanteras y los stops, iluminación diurna con una franja superior de led, que se separa de los focos principales; un protector inferior negro que rodea el vehículo y une los grandes pasos de rue­da y unos costados con pliegues más profundos. Se ve casi igual, pero más moderno, intacto.

Renovación interior

Lo primero que llama la atención es el cambio en el tablero de instrumentos, que pasa a la columna de dirección con los relojes sobrepuestos del tacómetro y el velocímetro y un indicador luminoso para el nivel de gasolina. En el interior del velocímetro está una pantalla digital con la información vital de conducción. La iluminación interior está a cargo de leds, tanto en el reloj de la consola central como en diferentes puntos del habitáculo.

DATOS
El MINI puede pedirse con dos modos de conducción, green y sport, que actúan sobre la reacción al acelerador y la dirección, así como la sonoridad del motor en el MINI Cooper S.

El volumen del maletero en el nuevo MINI es de 211 litros, lo que significa que aumentó 51 litros.

Son ocho versiones las que se venderán en Colombia de esta nueva generación, entre el Cooper y el Cooper S, desde 69,9 hasta 103,9 millones de pesos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.