Mini hizo un equipo especial para mandar de camping a sus carros

La marca incursiona en el sector de los equipos para camping con el remolque 'Cowley Caravan' y la tienda de campaña 'Swindon', para disfrutar del campo con el Mini abordo.

Redacción Motor

08:29 p.m. 16 de abril del 2012

Galería de fotos de los nuevos accesorios de MINI

Mini no para de ser una fuente permanente de inspiración y
creatividad, como lo comprueban las últimas propuestas de la marca británica, que dio a conocer sus novedosos accesorios para equipar al emblemático aparato, porque ya es mucho más que un simple carro dadas todas las variantes que existen, como auto, camioneta, coupé y hasta SUV 4x4.

La última idea es acompañar al Mini con un completo equipo para camping, compuesto por una carpa para los aventureros que gozan de dormir en medio de la naturaleza, o de un remolque para los que buscan un mayor confort, dotado con todo lo necesario para disfrutar de un viaje en las temporadas largas de vacaciones o para el descanso en un fin de semana.

No es la primera vez que Mini se lanza a tener este tipo de accesorios. En 2006, con motivo del Mundial de Fútbol, disputado en Alemania, la compañía ofreció modelos modificados, decorados
con los colores de las banderas de los equipos de Brasil, Italia y Alemania, para que los hinchas pudieran pasar la noche en ellos.

Para esta ocasión ofrece el acompañamiento perfecto para que los amantes de la aventura, y por supuesto de la marca, sigan sacándole provecho a su Mini en planes de descanso donde se requiera acampar y dormir, si es el caso, literalmente, encima del techo del vehículo, al mejor estilo de los safaris en el África.

Mini ha creado dos alternativas campestres. La primera de ellas es una tienda de campaña, que bautizaron como 'Swindon', con capacidad para dos personas, que puede ser instalada de manera  sencilla en el techo del Mini; el Countryman, el Clubman o el John Cooper Works, si quiere llegar antes que todos al sitio de destino.

Esta carpa cuando se encuentra guardada, en su caja, es similar en tamaño y aspecto a un portaequipajes, y fue diseñada para no crear mucha resistencia aerodinámica porque viaja sujetada al techo del vehículo.

La carcasa inferior de la caja es de color negro, Midnight Black, mientras que la superior, que es la que se puede abrir para desplegar la carpa, es de color rojo, Chili red, una combinación de tonos hasta ahora únicamente disponible en los modelos John Cooper Works.

Esta opción es ideal para los amantes de la aventura que disfrutan pasar la noche en algún paraje o campo en medio de la naturaleza,
sin miedo por dormir equilibrados en un mezzanine.

La segunda propuesta consiste en un pequeño remolque (Cowley), de fácil maniobrabilidad, diseño llamativo y líneas redondeadas muy en concordancia con el estilo retro del Mini.

Sus dimensiones compactas permiten que, una vez enganchado al vehículo, este se desplace sin problema ni limitaciones de velocidad o estabilidad.

El ancho tiene tan solo 12 centímetros más del que ocupa un Clubman -incluyendo los espejos laterales- y el peso total no supera los 300 kilogramos adicionales.

El remolque tiene una claraboya en el techo y sus ventanas laterales son corredizas, diseño que fue tomado del Mini Classic de 1969. El interior es lo más asombroso de este tráiler porque los diseñadores aprovecharon cada milímetro de su espacio.

 Lo equiparon con dos camas, una cocina a gas de dos puestos, un depósito de agua con bomba, lavaplatos, gabinete para utensilios de cocina y alimentos y un tomacorriente para la nevera. Además, en materia de entretenimiento le agregaron una televisión con DVD y un equipo de sonido.

De momento no se conoce el costo de estos accesorios, pero lo que sí deja en claro la marca es que la evolución del Mini no se limita solo a producir gamas y nuevos modelos año tras año, sino que también piensa en sus clientes al ofrecerles accesorios que les sirvan como una nueva alternativa para que le saquen el máximo jugo a su auto, incluso durante la época de vacaciones y descanso.

FRASES:

Con estos nuevos accesorios, Mini les extiende a los trotamundos consumados una invitación para que vean la marca como una nueva alternativa de movilidad con productos de alta calidad y estilo.

Pasar la noche en medio de la nada o en un paraje rodeado de
naturaleza, ahora no es problema con los nuevos elementos
de camping que ofrece la marca inglesa a sus clientes.

En 2006, con motivo del Mundial de Fútbol, la compañía ofreció modelos modificados, decorados con los colores de las banderas de los equipos de Brasil, Italia y Alemania, para que los hinchas
pudieran pasar la noche en ellos.

RECUADROS:

El 'penthouse'

La tienda de campaña se lleva como un portaequipajes, anclada al techo, y sus formas son aerodinámicas para no castigar la resistencia al avance. La base de la misma se configura para que sea el techo de la "residencia" y tiene una escalera que va en el equipo para subir al 'penthouse'.

Lo ideal es combinar la carpa con el remolque para tener toda una casa rodante en mínimas dimensiones pero con la mayor versatilidad.

Equipamiento con estilo

El espacio interior del Cowley fue aprovechado cada milímetro por los diseñadores del equipo. Lo equiparon con dos camas, una cocina a gas de dos puestos, un depósito de agua con bomba, lavaplatos, gabinete para utensilios de cocina y alimentos, un tomacorriente para una nevera, televisión con DVD y equipo de sonido.

Energía solar

El pequeño remolque, aparte de tener un completo equipamiento
de entretenimiento (televisión con DVD incorporado y un equipo de
sonido) lleva en el techo unas celdas solares que cargan una batería para suministrar energía a los accesorios.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.