Mini reveló las formas de la generación más aerodinámica y moderna de la historia

Tanto el exterior como el interior hacen énfasis en un diseño que acentúa el carácter deportivo y la personalización, dos fuertes argumentos de identidad de esta línea británica.

Redacción Motor

05:20 a.m. 26 de julio del 2013

Nuevos materiales, diseño con formas redondeadas y sistemas más modernos que no interfieren en la esencia fundamental de la marca, es el mensaje que se lee en el nuevo Mini Vision Concept, un compacto más aerodinámico que devela el cambio de lenguaje en esta moderna generación.

Son unas líneas que combinarán elementos como la parrilla hexagonal, incorporada del Mini clásico, con elementos más novedosos, como la forma de los nuevos bómperes y la ubicación de las luces antiniebla dentro de la parrilla.

El lenguaje estético del nuevo Mini combinará algunos detalles propios de la generación actual como las formas redondeadas de los faros delanteros y el capó con otros nuevos que prometen darle un toque más moderno y distinguido. Por ejemplo, su clásica parrilla cromada pasará a tener forma hexagonal y crecerá lo suficiente como para acoger los faros antiniebla en su interior, justo por encima de un bomper delantero más abultado y con entradas de aire laterales mucho más grandes, al menos en las versiones más deportivas.

En la línea lateral, lo más novedoso serán sus espejos retrovisores, más finos y aerodinámicos mientras que en la trasera resaltan unos pilotos notablemente más anchos y con tecnología led, también presente en el exterior de los faros delanteros.

El aspecto exterior llama poderosamente la atención, puesto que el Vision Concept nos muestra una imagen menos seria y con grandes posibilidades para la personalización. Sin perder la esencia MINI que tantas satisfacciones ha dado a BMW, este prototipo muestra, por primera vez, predilección por aspectos técnicos como la eficiencia de la mano del diseño. Es el Mini más aerodinámico creado hasta el momento, por lo que creemos que la versión final también lo será.

En el capítulo interior este prototipo ofrece un aspecto más futurista en donde se destaca un habitáculo con algunos elementos que podrían estar presentes en este moderno Mini de segunda generación. En este aspecto, es de esperar una decoración general más llamativa, con nuevos colores y leds distribuidos en diversas zonas, mientras que el famoso velocímetro central de gran tamaño pasará a integrar más funciones en un equipo multimedia que promete ser más avanzado y con conexión a Internet.

Se espera que los materiales aumenten su calidad y se añadan opciones multimedia y electrónicas más complejas y avanzadas. No deja de lado a sus predecesores, formando con el velocímetro y las salidas de aire centrales el logo de la marca. Las correas de tela le dan un toque retro, pero tienen una utilidad bastante práctica, y los asientos combinan también nuevos materiales con diseños 'vintage'.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.