Mire su entorno, gire con precaución (Manual de conductores, parte 11)

El manual le explica cómo utilizar bien las direccionales. Eso lo protege a usted, como conductor, y evita accidentes con otros actores de la vía.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Por alguna razón que no se ha podido establecer, lo primero que algunos conductores olvidan es cómo se utilizan y qué tan importantes son las luces direccionales, que son las que permiten que los demás conductores y los peatones sepan cuál acción va a realizar el conductor de un vehículo.

Basta con hacer el ejercicio de pararse en un cruce a contar cuántos conductores ponen la direccional para girar y, no con sorpresa, verá que de 10 probablemente uno tenga a bien indicar hacia dónde va a girar.

Muchos conductores creen que las direccionales no existen; otros, un poco más concientes, las usan sólo para cambiar de carril o porque saben que viene tráfico detrás de ellos; pero lastimosamente la gran mayoría piensa que porque no vienen carros cerca y solo hay peatones, ciclistas y motociclistas, las direcciónales no se necesitan: están en un error, pues es sobre todo en ese momento en que se deben utilizar.

También están aquellos que encienden la direccional una vez y siguen con ella activada, lo que confunde a los demás usuarios de la vía. 

Lo dice el sentido común
Según el Manual de Conductores del Automóvil Club de Colombia, las normas de tránsito dicen que los conductores, en el momento de cambiar de carril o de realizar un giro, deben hacer uso de las luces direccionales o, por lo menos, de la señal con una mano, a una distancia mínima de 30 metros antes de realizar la acción. El manual aconseja ¿poner la señal de la intención de girar antes de empezar a frenar para realizar dicha acción¿.

Es común que los conductores que viajan por carretera, al momento de adelantar un carro, quieran ayudar a los demás a hacerlo poniendo la luz direccional.

Esta podría tomarse como una buena acción pero realmente no se debe hacer; la luz direccional sólo se debe utilizar para avisar a los demás sobre las acciones que usted mismo va a realizar y no sobre las que pueden o no hacer los demás, ya que esto podría causar un grave accidente.

Las cuatro luces intermitentes a la vez se conocen como luces de parqueo y deben ser utilizadas únicamente en caso de tener que detenerse en un lugar dónde circulen los carros. Son solo para lugares en los que se pueda parquear legalmente, o en casos en que el carro haya fallado y no pueda moverse.

El manual de Conductores tiene algunos consejos importantes que hay que tener en cuenta cuando vaya a girar. Siempre se debe disminuir la velocidad, hay que estar pendientes del tránsito en todas las direcciones y, sobretodo, revisar que no haya motocicletas, ciclistas o peatones que puedan estorbar o impedir su acción y por ende provocar un accidente.

Si va a girar, hágalo en el carril que le corresponde, así evitará los giros anchos y amplios al hacerlo (y de paso evita cerrar a los demás conductores y un posible accidente); esté pendiente del tráfico que lo rodea y del tráfico que viene por la calle a la que va a cruzar, y nunca olvide hacer uso de las luces direccionales. Si puede, haga también señales de sus movimientos con las manos y los brazos.

Esta es una técnica en desuso y que algunas personas consideran ¿out¿, pero si usted siente que de pronto el conductor de atrás o de adelante (aplica también para avisar a peatones, motociclistas y ciclistas) aún no advierte lo que usted va a hacer, no dude en utilizar los brazos, pues es una precaución adicional que podría evitar un accidente.

OCHO PASOS PARA GIRAR
Primero. Tome la decisión con suficiente tiempo antes de llegar a la curva. Aunque hay muchos conductores que no saben bien por dónde van o a dónde se dirigen, evite ser uno más, ya que esta también es una causa común de accidentes.

Piense en la desazón que genera en los demás conductores el típico ¿despalomado¿ que busca una dirección y se da cuenta que tiene que girar cuando ya casi termina de pasar la calle que quiere tomar, frena de emergencia y pretende que, sin poner la direccional, el resto de los usuarios de la vía lo respeten, no lo estrellen por detrás, o que el peatón que va cruzando se quite del camino como dé lugar.

Segundo. Cruce al carril correcto a medida que se acerca a la intersección o a la esquina por la que va a cruzar. Es muy peligroso girar bruscamente y atravesarse por los carriles para no pasarse del cruce, por lo que siempre debe estar pendiente de tener suficiente anticipación en sus movimientos.

Tercero. Ponga la luz direccional correspondiente con por lo menos 30 metros de anticipación al cruce. Si le queda difícil calcular esa distancia, vaya a la fija y ponga la direccional media cuadra antes de girar.

Cuarto. Reduzca la velocidad paulatinamente, sin frenazos bruscos.

Quinto. Al reducir la velocidad tenga en cuenta que el ciclista o el motociclista, e incluso el carro que haya pasado, lo podrían estar alcanzando de nuevo. Así que téngalos presentes en el momento de girar.

Revise siempre los espejos y mire por encima de su hombro antes de cruzar, pues tanto a la izquierda como a la derecha existen puntos ciegos en el espejo que no le permiten ver la totalidad del entorno y en algún punto que usted no ve puede caber otro vehículo, un ciclista o una persona en moto.

Sexto. Ceda el paso a los peatones que van a cruzar la calle por la que usted va transitando y mire que no haya otros cruzando por dónde usted piensa girar. Si se detiene porque un peatón está cruzando, espere y vigile que el auto de atrás vea y respete que usted está dando el paso, y no se desespere si el quien viene detrás comienza a pitar. Hay que empezar por cambiar y el respeto al peatón es parte de ese cambio.

Séptimo. Al girar, quédese en el carril adecuado y dé paso a quienes vienen en dirección opuesta.

Octavo. Termine de girar en el carril apropiado: un giro a la derecha se hace desde el carril derecho, y hacia el carril derecho de la calle donde entra; un giro a la izquierda se realiza desde el carril izquierdo hacia el carril derecho de la calle a la que entra o hacia el carril que sea más seguro, dependiendo de la dirección que vaya a tomar. Esto aplica para el giro en U, donde sea permitido.


SEÑALES CON LAS MANOS
El manual de Conductores del Automóvil Club hace algunas indicaciones sobre cómo se deben hacer las señales en el momento de realizar una acción y deben hacerlo con las manos.
Recuerde que es mejor usarlas y asegurarse de que los demás saben la acción que usted intenta realizar que no hacer señales de ningún tipo.

Al girar a la izquierda, se debe extender el brazo en posición horizontal con la palma de la mano hacia el frente y los dedos unidos. Al girar a la derecha se debe sacar el brazo izquierdo por la ventana y con la palma de la mano hacia delante; extiéndalo hacia arriba en ángulo recto.

Al detener el carro, no sobra hacer una señal con las manos. Saque el brazo izquierdo por la ventana y póngalo hacia abajo con la palma de la mano hacia atrás. Esta señal les indicará a los demás conductores que usted va a detenerse. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.