Mitsubishi Outlander 2008: una camioneta 'echada pa' lante'

Mitsubishi se anotó un buen punto con este modelo de excelentes características técnicas y mecánicas y gran confort a bordo.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

No importa que no haya manejado un carro de Fórmula 1, muy pocos lo han hecho; pero por lo menos la sensación de hacer los cambios desde el timón, mediante dos paletas (una para cada mano) le harán sentir la seguridad y la comodidad de tener bajo su control 217 caballos de potencia y le evocarán las imágenes de los pilotos de carreras, quienes cambian velocidades sin despegar las manos del volante.

La anterior es tan solo una de las características atractivas de esta camioneta 4x4 (sin bajo) en su versión 2008. Y para aquellos que quieran descansar del manejo deportivo, dejar la palanca de cambios en Drive les permitirá disfrutar de esta nave con solo acelerar.

Cuando se vea enfrentado a una carretera en mal estado, una trocha o alguna cuesta empinada, no se preocupe. Este vehículo rinde muy bien en esos terrenos, a pesar de su pinta lujosa, pues la potencia del motor, la relación de su caja de seis velocidades, la altura sobre el piso, el tamaño de las llantas (rin de 18 pulgadas) y un sistema de tracción, conocido como All Wheel Control, le permiten acometer terrenos difíciles.

La Mitsubishi Outlander 2008 viene con dos motorizaciones, una de 2.7 litros y la otra de 3. El interior de la de 3 litros es elegante y sin excesos, con controles bien ubicados que se visualizan con facilidad. 

Mejoró ostensiblemente
La camioneta es una combinación de lo mejor de varios mundos, como un tamaño exterior adecuado, para que no sea una tarea titánica estacionarla; espacio para alojar a siete pasajeros, buena altura para ver mejor el panorama ¿y que las busetas lo vean a uno¿ y un motor que, si viaja con el cupo, es apropiado para su consumo.

En cuanto a las emisiones, el fabricante asegura que con el cupo completo de siete pasajeros produce menos emisiones que un Toyota Prius híbrido (claro que el segundo es para cinco pasajeros), lo cual es sobresaliente para una utilitaria deportiva.

Respecto a las sillas de la tercera fila, hay que recordar que estas fueron diseñadas con niños en mente. Claro está que pueden ir adultos un poco incómodos, pues a la hora del paseo encoger un poco las piernas no importa si todos pueden viajar en un mismo vehículo.

Si requiere mayor espacio de carga, la tercera fila de sillas se esconde con relativa facilidad en el piso del baúl.

Finalmente, se destacan algunos ¿juguetes¿ interesantes, como un excelente sistema de sonido de nueve parlantes, cuatro reproductores de tonos altos (tweeters), un reproductor de bajos o subwoofer y la posibilidad de leer discos con MP3 o CD.

La llave es prácticamente un adorno que jamás se saca del bolsillo, pues mediante sensores de proximidad incorporados en ella basta con acercarse al carro para que desbloquee las puertas.
El encendido funciona de manera similar, pues solo requiere girar el switch de ignición, siempre con la llave en el bolsillo. Cuando el conductor se aleja del auto, este asegura las puertas de forma automática.

La única desventaja de este sistema es que cuando usted vuelve a manejar otro carro, cabe la posibilidad de que se aleje y olvide cerrarlo con llave.

FICHA TÉCNICA
Motor: 2.4 litros (168 caballos) y 3 litros (de 217 caballos de potencia).
Alimentación: inyección multipunto.
Caja de cambios: automática de seis velocidades.
Precio: 86,7 y 97 millones. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.