Mitsubishi presentó su nuevo sedán de entrada que se calcó sobre el prototipo G4

Este sedán, denominado Attrage, le hará compañía en el portafolio al compacto Mirage de 5 puertas pues tendrá un bajo precio. Tendrá motor a gasolina de 1.2 con 80 caballos y caja manual o automática.

Redacción Motor

08:03 p.m. 23 de mayo del 2013

El prototipo G4, que Mitsubishi mostró en el pasado Salón de Shanghai en abril, sirvió para que la firma japonesa calcara su estética y en tiempo récord anunciará la producción y comercialización del nuevo sedán de entrada que tendrá en su portafolio al lado del Mirage 5 puertas.

Este nuevo sedán se denominó Attrage y en su estética conserva los rasgos que lo vinculan con el Mirage, como el frontal y los costados, aunque luce una parrilla más grande y bómperes más deportivos que harían pensar que su coeficiente de rozamiento estará por encima del hatchback (0.27). Por otro lado, la adición del baúl llevó a que su carrocería se estirará en 39 centímetros desde los 3.71 del compacto 5 puertas hasta los 4.1 metros.

El habitáculo también conserva el mismo ADN del Mirage y no recibió ningún cambio y en para el proceso de producción se filtraron solo algunos detalles del prototipo, como los bómperes, las luces led y el alerón trasero.

En cuanto a su mecánica, sólo tendrá el motor a gasolina de tres cilindros, 1.2 litros y 80 caballos de potencia que se administran mediante una caja mecánica de 5 velocidades o automática CVT.

De paso, Mitsubishi anunció que se iniciará su comercialización en Tailandia, que es donde también se fabrica el Mirage y ahora el Attrage, y luego se distribuirá a otros mercados.

DATOS
El Mitsubishi Mirage fue uno de los estrenos de la marca japonesa durante el pasado Salón del Automóvil de Bogotá.

También existe un motor más pequeño para el Mirage, de 1 litro, que por el momento no se usará en el Mitsubishi Attrage.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.