La motocicleta Evo de AKT se reestrena

Una de las motos más populares del mercado recibe una revisión completa de pinturas, presentación y ajustes mecánicos en el motor y el freno delantero que ahora es un disco lobulado, a la última moda.

Redacción Motor

11:00 p.m. 26 de septiembre del 2011

  AKT es en este momento una de las marcas más importantes del mercado nacional, y sin duda alguna se ha convertido en un referente a la hora de mirar opciones para comprar una motocicleta en la gama popular.

Una de sus máquinas eje para la clientela es la EVO 150 que estrena la tercera generación en el segmento de las motos sport. La actualización se hizo con varios cambios no solo de aspecto exterior sino también a nivel de motorización y frenos.

A nivel de diseño exterior la moto tiene ahora una figura más estilizada y moderna, gracias a los detalles de gráficos, los colores y el diseño de la farola que le renuevan su aire y está a la altura de las tendencias de las otras motos del mercado.

En el centro de la EVO hay un motor de 150 cm3 monocilíndrico
de 4 tiempos, que entrega 11.5 caballos de potencia a 8.500 rpm. Se caracteriza por su marcha suave y baja vibración lo cual para el uso del día a día es muy importante para no fatigar al conductor. La
potencia máxima la entrega desde las 4.000 hasta las 8.000 rpm. Todo se aprovecha muy bien porque este propulsor está empatado a una caja de cinco velocidades, que está muy bien relacionada.

Las suspensiones son también suaves y muy agradables para caminar en la ciudad, que es su escenario natural. El freno delantero es de disco lobulado y se presenta como una de las novedades en este modelo. Nos pareció un poco impreciso al tener que hacer una frenada fuerte, pero, en líneas generales, mezclando la parada con el trasero se logra una buena detención del aparato.

La EVO pesa 125 kg en vacío y tiene una capacidad en el tanque de 3.9 galones de combustible. Según el fabricante el consumo podría oscilar entre 115 y 125 km por galón según el uso que se le dé al aparato, cuyo peso está muy bien distribuido por lo cual la moto es muy fácil de maniobrar en el tráfico.

La posición de manejo es cómoda porque los mandos del timón están muy bien distribuidos y son de fácil acceso. Nos queda una duda sobre la duración y vejez de los mismos pues en la moto que tuvimos la oportunidad de probar ya se habían borrado algunos indicadores.

El tablero de instrumentos es muy completo porque en el cuadro principal encontramos, velocímetro, tacómetro, medidor de gasolina, y los testigos de direccionales, luces altas y neutro. Es decir, no hay nada adicional que se le pudiera poner.

En la marcha la EVO 150 es una moto muy bien compensada en chasís y máquina. El motor acelera bien, tiene un excelente torque y se desenvuelve sin problema en cualquier marcha.

Hay que anotar que la suspensión delantera es muy suave y al pasar un resalto fuerte puede llegar al tope del recorrido con facilidad. En la prueba de ruta subimos a La Calera y después de unos kilómetros nos pareció que el aceite de los amortiguadores traseros se calienta y el aparato empieza a moverse y a hacer extraños movimientos, situación para tener en cuenta cuando de
salir a la ruta se trata.

El trabajo y la evolución de la marca es notable, y nos sorprenden gratamente cada vez que nos montamos en un modelo nuevo. La EVO 150 ya está en las vitrinas y su precio es desde $3.150.000. También está disponible con motor 125 y su valor es de $2.990.000.

FRASES

El modelo con motor de 125 cm3 sigue en vitrina y cuesta tres millones de pesos.

La nueva EV O es suave y confortable para el uso de ciudad y el trabajo. El motor responde bien y vibra poco por lo cual también ayuda al confort de esta moto polivalente.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.