Motocicleta Kawasaki Ninja 1000 SX, con carácter deportivo pero más dócil

La más clásica de la marca se actualizó con motor de 142 caballos y ayudas electrónicas para manejo seguro.

Redacción Motor

07:13 p.m. 15 de octubre del 2013

Vea aquí las imágenes de la nueva Ninja 1000 SX

La marca japonesa Kawasaki presentó en días pasados la nueva Ninja 1000 SX, una evolución de su motocicleta supersport, que viene con unas mejoras técnicas muy importantes que buscan hacerla más confortable y segura para viajes largos, sin perder su esencia de moto deportiva.

Este aparato tiene un motor de 1.043 cm3, cuatro cilindros, refrigerado por agua, DOHC, 16 válvulas, que proporciona una potencia impresionante de 142 caballos gracias a varias reformas. Dentro de los cambios más importantes está la modificación del largo de las toberas de admisión, lo cual se refleja en una mayor potencia de cuatro caballos adicionales. También hicieron ajustes en la ECU para lograr una aceleración más lineal gracias a una entrega de potencia más efectiva.

La mejora de la admisión tiene doble efecto, pues los nuevos conductos en la caja de filtro del aire (uno debajo de la cámara principal y otro en la parte inferior) junto con un nuevo diseño de la caja de resonancia (ahora con 16 orificios) se traducen en un sonido de aspiración del motor mejorado y más deportivo.

El diseño del chasis en aluminio fundido sobre 5 piezas diferentes tiene una viga doble que pasa por encima del motor, dando una forma más delgada y ligera al marco, pero el conjunto es sumamente rígido porque utiliza el motor como parte estructural. Esto se traduce en una mejora de la maniobrabilidad, ofreciendo una sensación firme de agarre, una óptima estabilidad y una conducción liviana y ágil al momento encarar una secuencia de curvas.

Como era de esperarse, las suspensiones también pasaron por el laboratorio: modificaron la horquilla delantera con un mecanismo llamado ‘showa’. Atrás, la 1000 SX está montada sobre un resorte con mayor carga que se puede regular utilizando un mando remoto para variar la dureza de la suspensión, de modo que cada piloto logra adaptar la motocicleta de acuerdo con su tipo de manejo y estado de la carretera, de una forma rápida y sencilla.

En cuanto a frenos, la Ninja 1000 viene equipada con un nuevo sistema. Adelante tiene dos discos lobulados de 300 mm, operados por dos pinzas radiales de 4 pistones opuestos, que hacen un contacto más firme sobre el disco y, por ende, una mejor parada. Atrás funciona con una mordaza deslizante de un solo pistón que trabaja sobre un disco lobulado de 250 mm, controlado por una unidad de ABS de última generación.

El panel de instrumentos tiene un tacómetro análogo complementado con una pantalla LCD multifunción donde se muestran los di ferentes niveles del KTRC (control de tracción), el modo de potencia del motor, el indicador de conducción eficiente, la temperatura de la máquina, velocímetro, indicador de combustible, odómetro, reloj e indicadores luminosos de advertencia.

En ergonomía, Kawasaki mejoró la posición de manejo y ofrece mayor control, ya que el timón queda más separado y elevado. Inicialmente el manejo es cómodo ya que uno no va tan agachado, aunque la dureza del asiento pasa factura después de unas horas encima de este aparato.

Pensando en viajes largos, la moto ofrece un parabrisas regulable en altura de tres posiciones, y una capacidad en el depósito de combustible de 5 galones, que en carretera da una autonomía cercana a los 200 kilómetros, según los cálculos que pudimos lograr en nuestra prueba de ruta.

Teniendo en cuenta el carácter más rutero de la nueva Ninja, Kawasaki desarrolló un sistema de maletas laterales (opcionales) con 28 litros de capacidad y para cinco kilos de peso, máximo, y con el tamaño para almacenar un casco integral. El sistema de montaje para las maletas se mejoró para situar cada una de ellas más cerca del eje central de la moto.

Probamos la Ninja 1000 SX durante un poco más de 500 kilómetros en diferentes tipos de terreno.

Nos impresionó el torque del motor, pues acelera desde cualquier rango de revoluciones de forma lineal y ‘se come’ el tacómetro hasta llegar al corte de inyección. El freno delantero es un poco brusco y hay que acostumbrarse para dosificarlo.

El comportamiento del chasis es muy neutro pues cruza fácilmente y en todo momento se siente firme sobre el piso, lo cual es clave en un aparato con estos arrestos.

· Asistimos al lanzamiento de la Ninja 1000 en California, gracias a una invitación de Auteco S.A. y de Kawasaki USA.  

8 formas de manejo

La mayor novedad de esta moto es la incorporación del sistema de control de tracción KTRC con tres modos de ajuste, que se combinan con los 2 mapas de potencia del motor y en ‘Full’ dan la máxima y en ‘low’ solo un 70 por ciento.

Combinando ambas variables, el conductor dispone de ocho configuraciones distintas de conducción según el terreno o gusto del piloto. Por supuesto el KRTC se puede desconectar por completo para permitir un manejo deportivo. 

FRASES

La Ninja llegará en dos colores: el tradicional verde Kawasaki y en azul claro, y estará disponible en el país a finales de este año.

La capacidad rutera de la nueva Ninja se reafirma con los accesorios para viaje, como las dos maletas laterales de gran tamaño que soportan hasta cinco kilos de carga.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.