Motociclista: use la cabeza antes de comprar casco

Es el elemento de protección más importante para los motociclistas. El casco ideal no solo protege cráneo y cuello, sino la cara, los ojos y hasta los oídos.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Uno de cada cinco accidentes les causa a los motociclistas lesiones en la cabeza y el cuello. De ellas, la gran mayoría desemboca en lesiones permanentes o en la muerte misma.

Por eso las autoridades no se cansan de insistirles a quienes manejan moto que nunca dejen de usar casco, así el recorrido sea de una sola cuadra o en sitios en donde no haya tráfico.  

¿En más de 900 accidentes de motocicletas no se encontró ni un solo caso ¿entre quienes llevaban el casco puesto- que ese elemento evitara divisar el peligro¿, dice el Manual de conductores de motocicletas de Michigan (E.U.), a propósito de un estudio realizado en Estados Unidos.

El mismo documento encontró que la mayoría de los accidentes indagados sucedió en recorridos cortos o algunos minutos después de haber arrancado, y que los involucrados no viajaban a grandes velocidades. Quienes manejaban sin casco quedaron seriamente lesionados.

¿Sin importar a la velocidad a la que manejen, los conductores que usan casco tienen tres veces más posibilidad de sobrevivir a lesiones en la cabeza, en comparación con los conductores que no llevan el casco puesto al momento del choque¿, añade el Manual.

Compre el que es
Pero no todos los cascos protegen igual. Por eso es importante que, antes de subirse a su moto, considere los elementos mínimos que debe tener este artículo de seguridad.    
Según el Manual de conductores de motocicletas de Michigan, el primer requisito que debe cumplir cualquier casco es que se ajuste exactamente alrededor de la cabeza, es decir, que no le quede ni muy grande ni demasiado ajustado.
¿No debe tener defectos obvios, como fisuras, acojinamientos sueltos o correas desgastadas¿, advierte la guía de Michigan. Una vez en la cabeza, es importante sujetarlo firmemente al cráneo, pues de otro modo saldría volando en caso de un accidente. 
Un segundo elemento importante a tener en cuenta es la visera de plástico, que ayuda a proteger la cara en los choques; y los ojos cuando hay mucho viento, polvo, desperdicios o insectos durante el recorrido.
Caso distinto es el de los anteojos de protección, que resguardan efectivamente los ojos, pero no protegen la cara y pueden salir ¿disparados¿ si no están bien puestos.
Sea cual sea el tipo de casco que compre (con visera o sin visera), lo importante es que la protección de sus ojos guarde las siguientes características:
Que no estén rayados.
Que sean resistentes a los golpes.
Que proporcionen buena visibilidad al frente y a los dos lados.
Que se sujeten firmemente.
Que tengan orificios para que el aire circule y no se empañen con el sudor.
Que permitan el uso de anteojos, cuando el motociclista lo requiera.

El cuerpo también
Además del casco, la protección de tórax, brazos y piernas es clave, especialmente cuando el motociclista se enfrenta a lesiones severas. Por todo esto, diseñadores y fabricantes de seguridad para motos se inventaron una chaqueta que, a simple vista, es como cualquier otra, pero que guarda ¿entre pecho y espalda¿ un airbag que se activa antes de que el motociclista caiga al piso.

En la parte frontal de la chaqueta va insertada una botella de CO2, del tamaño de un aerosol mediano, que infla una serie de cojines a la altura de cuello, costillas, cadera y coxis, cuando un cordón amarrado de la chaqueta al chasís de la moto se tensiona, al momento de ¿salir volando¿ el motociclista.

Una vez en el piso, los cojines se desinflan en 30 segundos y pueden usarse de nuevo. Esta chaqueta pesa entre dos y tres kilogramos y tiene protecciones adicionales para codos, columna vertebral y hombros.

MÁS SOBRE LA CHAQUETA-¿AIR BAG¿
Se consigue desde 950 mil pesos (chaleco).
Resiste hasta 30 kilogramos de presión, antes de activarse (por si se le olvida desconectarse al bajar de la moto y para que no se active innecesariamente).
Se puede utilizar en cualquier tipo de motocicleta.
El cartucho de CO2 cuesta alrededor de 40 mil pesos.
Está siendo utilizada en Japón, España y Australia, con buenos resultados.  

TENGA EN CUENTA¿
Al momento de comprar un casco, fíjese en lo siguiente:
Homologación. En Colombia, está identificada como NTC 4533. Todo casco debe tenerla.
Talla. Cada quien tiene una cabeza distinta y por eso es muy importante probarse bien el casco antes de adquirirlo.
Ventilación. Es importante que tenga varios orificios de entrada y salida de aire, no solo por comodidad e higiene, sino para que no vibre con la velocidad del viento.
Sistema de cierre. Debe garantizar un ajuste perfecto y ser de calidad para que no se afloje ni se desgarre.
Diseño exterior. Los colores vivos son indispensables para ser vistos desde lejos, especialmente en vías con alto tráfico.
Materiales. Los cascos ya no son pesados, gracias a que están hechos con plásticos muy resistentes y hasta con fibra de carbono.
Caducidad. Los fabricantes de cascos de plástico recomiendan cambiarlos cada cuatro o cinco años, debido a que ese material se desgasta y pierde su efectividad en caso de accidente.
Piezas de recambio. La visera, la correa de sujeción o barbillera y la espuma interior son elementos que deben ser inspeccionados constantemente y reemplazados, en caso de deterioro.
Fuente: Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi) y www.guiadelcasco.es 

ÚTIL, DESDE CUALQUIER ÁNGULO
¿El casco afecta la visión? La visión periférica es de entre 200 y 220 grados. Los estándares internacionales obligan a que el casco permita una de 210 grados.
¿El casco provoca heridas en cuello y médula espinal, en caso de accidente? Por el contrario, quienes sufren ese tipo de lesiones son quienes no llevan el casco.
¿El índice de accidentalidad en motos es inferior al de vehículos? El índice de mortandad es 16 veces mayor en motos; y el de heridos, cuatro veces mayor.
Fuente: Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi).
 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.