Motor asistió al Salón de Sao Paulo para conocer las novedades de la industria brasileña

Más de 700 mil personas asistieron al pasado Salón de Sao Paulo. El Chevrolet Onix fue una de las revelaciones junto con las SUV Taigun de Volkswagen y la Nissan Extrem.

Redacción Motor

03:05 p.m. 30 de octubre del 2012

Faltan poco menos de dos años para el Mundial de Fútbol de Brasil 2014 y ya en esta inmensa potencia suramericana se respira fútbol por todas partes. Y la edición 27 del Autoshow de Sao Paulo, con
500 vehículos en exhibición, no podía escapar a esta fiebre en una ciudad con más de 20 millones de almas que sufren, viven y gozan con tres equipos de primera línea: el Sao Paulo, el Corinthians y el Palmeiras.

Fueron pocas las marcas que en la presentación de sus estrenos no se dejaron contagiar por el fútbol. Muchos de los elementos de los stands tienen que ver con este deporte. ¡Y otros fueron más allá! Como la alemana Volskwagen, que le disputa carro a carro las ventas al líder Fiat, la cual sorprendió a los asistentes en el lanzamiento de una SUV Concept llamada Taigun con nadie más ni nadie menos que con Neymar da Silva Santos Júnior, más conocido como Neymar, la joven y talentosa estrella de 20 años, delantero del Santos.

Vestido como un 'alistador' de carros, con bayetilla y todo, Neymar, de pocas palabras, claro, porque lo suyo es el fútbol, le echó trapo al VW, pero el encargado de hablar de las bondades de este Concept fue el presidente de VW de Brasil.

El Autoshow de São Paulo, como se le conoce en Brasil, que abrió sus puertas al público el 24 de octubre, es el primer Salón del Automóvil de Latinoamérica, y a pesar del apretón de cinturón en Europa mostró nuevas alternativas a los brasileños. Pocos o ninguno, para ser más exactos, de los carros que se estrenan acá llegarán a nuestro país.

Pero Brasil es otro mundo diferente al resto de América Latina, es el primer mercado con ventas que promedian los tres millones de unidades cada año, un mercado que se lo disputan con ferocidad la italiana Fiat, la alemana Volskwagen y la estadounidense
General Motors (Chevrolet).

Por eso el Autoshow, con sus 85 mil metros cuadrados, es el espacio ideal para que 49 marcas y 113 expositores intenten convencer con sus nuevos modelos a las 750 mil personas que lo visitarán este año, para mantener así 'redondito' el promedio de
ventas de Brasil, que es de más o menos 280 mil unidades mensuales, un poco menos de lo que vende Colombia en todo un año.

Y eso gracias a que el Gobierno de Dilma Rousseff se apretó el cinturón en sus ingresos tributarios y les dio cierta holgura a los fabricantes al rebajar un impuesto, el IPI (Impuesto sobre Productos Industrializados), para los carros de gama baja y media.
Las cosas se enderezaron y hoy los brasileños están comprando más automóviles.

Por eso todas las marcas trajeron sus estrenos para un mercado ávido de novedades que van más dirigidas al uso diario, el carro familiar, aunque el Autoshow de São Paulo, al igual que sus pares de otras latitudes, muestra impresionantes conceptos, autos eléctricos e híbridos, que es hacia donde se enfocan las propuestas futuristas de las marcas, como para no quedarse por fuera de la tendencia; sin embargo, el rey sigue siendo el auto que se vende, el de motor a gasolina.

Otro aspecto que habla bien de la competencia entre las marcas en el segmento de entrada en Brasil es que ya estos autos no son tan 'pelados'. Aunque son obligatorios los airbags y el ABS, Chevrolet pegó fuerte con el Onix, un automóvil 'global' de GM de
1,0 y 1,4 litros que sorprende por su bien logrado diseño.

Y en un Salón como este no pueden faltar los Ferrari, Porsche, BMW y Aston Martin, por supuesto engalanados con bellas modelos que atraen público por cantidades. Pocas novedades tecnológicas se ven, pero a cambio se pueden apreciar tendencias en pinturas bastante extremas, unas en tonos mate, otras en amarillo brillante y los autos 'verdes' pintados de blanco o azul.

En Brasil los chinos también atacan duro a pesar del poderío de las marcas reconocidas, y los coreanos como KIA y Hyundai también se abren espacio. Esta última tendrá pronto en funcionamiento su propia fábrica en la ciudad de Piracicaba, lo que denota la importancia del mercado brasileño, que se disputa los primeros lugares en ventas con China y Estados Unidos.

FRASES:

La presidenta Dilma Rousseff sorprendió en la inauguración del
autoshow con la prórroga hasta diciembre próximo de los incentivos para la compra de autos nuevos.

En la batalla por nuevos clientes, Fiat y Volkswagen han dominado las ventas durante años, pero General Motors y los asiáticos se acercan.

Fiat es líder en ventas totales, pero el Volkswagen Gol lidera el grupo de los autos más vendidos, seguido por el Fiat Uno, y el Chevrolet Celta.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.