Motores con culatas 'Hemi', una tradición con mayor cilindrada

Usan culatas con cámaras de combustión esféricas, la bujía en el centro y las válvulas co¿locadas de manera opuesta para permitir un flujo cruzado de la mezcla al entrar y salir de la zona de trabajo.

Redacción Motor

08:02 p.m. 14 de julio del 2014

Hemi, la historia con mayor cilindrada

El apelativo 'Hemi' se ha paseado por casi todos los vehículos poderosos, pick-ups y automóviles del grupo Chrysler, en el cual otrora residían marcas que fueron descontinuadas, como De Soto y Plymouth, y solo sobreviven Dodge y el mismo Chrysler.

Los motores con las culatas 'Hemi' o hemisféricas, un nombre mucho más co­mercial pero menos preciso, no eran una novedad tecnológica cuando Chrysler los ofreció en sus carros desde 1951. Muchos motores de carreras y de serie como los Alfa Romeo estaban construidos así, pero para los carros de Estados Unidos sí fue­ron una novedad fantástica pues en los comienzos del Hemi muchos aún ofrecían la ya en ese momento obsoleta disposición de las válvulas en el mismo bloque del mo­tor, a un lado de los pistones.

Naturalmente, la potencia iba asocia­da con esta construcción del motor, por demás complejo porque se partía de los bloques de 8 cilindros sobre los cuales las enormes culatas requerían compartimen­tos para el motor muy generosos para que cupieran.

El más conocido fue el Hemi que se hizo cuando lo resucitaron en 1964, co­nocido como el 'Elefante', que desplazaba 7.000 cm3 y del cual, por su costo y po­ca funcionalidad, solo se hicieron 11.000 ejemplares, todos de colección.

La última adición a esa larga historia de motores enormes e irrespetuosos con el consumo y las emisiones ya está metida entre estas normas, pero sacude la aguja de los dinamómetros por encima de los 600 caballos, gracias a que ahora agrega­ron un supercargador, dos bujías y toda la electrónica que amansa sus brutales mo­dales. Que son su mayor atractivo.

DATO
La categoría de los motores de los 'muscle car' americanos siempre ha sido concurrida. Hoy, Dodge trae el Hellcat de más de 600 caballos, el Camaro se mueve con el V8ZL1 de 580 caballos, y el Mustang con el Shelby GT500, de 662.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.