Mutilación de semáforos, por todo Bogotá

En el 2006 el Distrito Capital perdió más de 1.500 millones de pesos por acciones vandálicas contra los semáforos. Eso es plata de los contribuyentes.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

ORLANDO GÓMEZ CAMACHO
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Los semáforos de Bogotá están en ruina por acción del vandalismo. En cualquier zona de la ciudad es común encontrar semáforos a los que les faltan las pestañas o viseras que cubren las señales luminosas. Tales elementos son arrancados por vándalos que luego las venden por chatarra a razón de 500 pesos el kilogramo.

Esta situación ha generado que durante el 2006 las cifras de daños a los semáforos se hayan duplicado comparadas con el año anterior. En el 2005 se presentaron 59 acciones vandálicas que representaron pérdidas de 658 millones de pesos, mientras que en el 2006 la suma creció a más de 1.500 millones por 177 actos de vandalismo, según datos suministrados por la Secretaría de Movilidad.

En Bogotá existen 1.092 intersecciones semaforizadas, las cuales tienen 13.192 semáforos cuyo costo individual oscila entre 170 y 200 millones de pesos. Además, existen 854 equipos de control local y tres centros de control del sistema, localizados en las zonas de Chicó, Paloquemao y Muzú.

Aunque la totalidad del sistema semafórico de la capital está cubierto por pólizas de seguro que lo protegen contra siniestros por accidentes de tránsito y vandalismo, la situación ha llegado a extremos en los que en una sola intersección puede haber hasta 10 semáforos a los que les faltan las pestañas.

Mercado negro
Las viseras son fabricadas en dos tipos de material: policarbonato y aluminio. Estas últimas son las más apetecidas por los vándalos ya que pueden venderlas como retal en el mercado negro. En entrevistas con indigentes y compradores ambulantes de chatarra, fue posible comprobar que las pestañas de semáforo son comercializadas a 500 pesos el kilogramo.

Los semáforos vehiculares no son los únicos amputados; el pillaje ataca también a los semáforos peatonales, cuya pestaña es más grande y, por consiguiente, pesa más a la hora de venderla por chatarra.

Peligro inminente
Tal situación genera un riesgo latente de seguridad para peatones y conductores que cruzan una intersección en días soleados, ya que la ausencia de las viseras impide ver las luces de control, con una gran posibilidad de causar accidentes de tránsito.

Aunque la Secretaría de Movilidad ha denunciado estos hechos ante las autoridades, el hurto y la depredación contra los semáforos se ha incrementado durante el último año, especialmente en horas de la madrugada y en  las zonas céntricas.

A pesar de que el robo de viseras solo ocupa un 9 por ciento del total de actos vandálicos contra los semáforos, su ausencia es notoria y desagradable, además del riesgo que representa.

La entidad ha realizado numerosas acciones para contrarrestar el desvalijamiento del sistema semafórico de Bogotá, entre los que se incluyen la reubicación de equipos de control de tráfico local, el cambio de gabinetes que contienen los equipos de control, la soldadura de los marcos y las tapas de las cajas de paso, la soldadura en las puertas de los sistemas de energía ininterrumpidos (UPS), y la colocación de tapas de seguridad en las redes de interconexión.

Y aunque la Secretaría de Movilidad ha reportado la reposición de pestañas en sitios clave, aún quedan decenas de intersecciones viales cuyos semáforos adolecen de este elemento indispensable, mientras peatones y conductores contemplan este escenario que se extiende por todo Bogotá.

PORCENTAJE DE LOS DAÑOS
Los elementos de un semáforo que con mayor frecuencia sufren por vándalos o accidentes son:

La unidad de energía ininterrumpida (UPS): 31 por ciento.
Cable de interconexión: 24 por ciento.
Poste: 18 por ciento.
Equipo de control de tráfico: 14 por ciento.
Conjunto de luces del semáforo: 9 por ciento.
Cable eléctrico: 4 por ciento.
Fuente: Secretaría de Movilidad.

VALOR DE LOS DAÑOS EN LOS ÚLTIMOS TRES AÑOS
En el 2006 Bogotá perdió 1.542¿ millones de pesos por vandalismo al sistema de semáforos y 198 millones por accidentes de tránsito.
En el 2005, la suma fue de 658 millones y medio por vandalismo y 142 millones por accidentes de tránsito, mientras que en el 2004 se perdieron en total 120 millones de pesos por ese concepto.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.