Porque na

Porque na

Redacción Motor

10:32 p.m. 26 de marzo del 2013

 
Shelby nos tiene acostumbrados a preparaciones de infarto sobre la base de los Ford Mustang. El Shelby GT500 es sólo el primer paso hasta el increíble Shelby 1000 S/C, que será presentado en el Salón de Nueva York próximamente. El Shelby Super Snake y sus más de 800 CV palidecen ante el muscle car de producción más potente de la historia. Sólo se producirán 100 unidades, con una potencia idéntica a la del Bugatti Veyron Super Sport. Espero que el chasis del Mustang pueda soportar los descomunales 1.200 CV de esta máquina.

El modelo 2012 generaba 1.100 CV, que la versión S/C 2013 supera en algo menos de un 10%. Con todo, recordamos que sigue siendo un coche legal en las calles, a pesar de ser una locura sobre ruedas. El incremento de potencia es cortesía de que el motor 5.4 V8 Supercharged del Shelby GT500 ahora es un 5.8 V8 Supercharged con 662 CV... de serie. Eso sí, retiene sus pistones forjados, órganos internos reforzados y un enorme compresor con amplias posibilidades de modificación. Todo el sistema de refrigeración ha sido remozado al completo.

Shelby 1000 S/C, el muscle car más potente se reinventa con 1.200 CV

Como no podía ser de otra manera, el eje trasero sigue siendo rígido, por lo que toda la potencia pasa a la carretera de una manera muy... tradicional. Tanta potencia y un eje trasero rígido no es el mejor compromiso dinámico, pero Shelby ha instalado una suspensión de nueva factura destinada a mantener a raya a la caballería. El equipo de frenado también ha sido reemplazado por discos de mayor tamaño y fuerza. Sea como fuere, sigue siendo una cobra agresiva, tan agresiva que puede envenenarte más rápido que nunca.

Con una caja de cambios manual reforzada de seis relaciones, sigue siendo posible circular de manera tranquila, pero un toque más fuerte al acelerador hará que perdamos seis puntos del carnet de golpe... con suerte. Estéticamente no se añade apenas nada al GT500 de base, sólamente algunos acentos exteriores y unas nuevas llantas. Ahora bien, cada una de las 100 unidades tiene un precio muy alto: 154.995$, además del Shelby GT500 de base, cerca de 60.000$ más. Es el precio de la exclusividad y las prestaciones de verdadero superdeportivo.

Pero sigo pensando que por semejante dineral es posible conseguir un Mustang Boss 302 o un GT500 potenciado a un precio inferior

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.