Nissan Delta Wind es el carro más 'revolucionario' en las próximas 24 horas de Le Mans

Nissan le incorporó a este bólido de 475 kilos con estilo 'ala delta' un motor turbo de 1.6 litros con 300 caballos de potencia. El objetivo de la marca es innovar en los carros de competencia.

Redacción Motor

02:59 p.m. 12 de junio del 2012

Ver galería de fotos del prototipo de Nissan

Hacer una propuesta radical para los carros de competencia no es tarea simple. Estos aparatos son el fruto del pensamiento, de la creatividad y la ingeniería acumuladas durante más de 100 años de desarrollos e inventos destinados a que el automóvil siempre camine más rápido en un circuito.

A pesar de que cada auto que toma una bandera de arrancada es una propuesta particular al respecto, todos se basan en la mejor solución de ecuaciones fundamentales para ir más rápido.

Una es la cantidad de kilos a mover  con respecto a la potencia del motor. Otra, lograr la menor resistencia al avance. Luego se impone conseguir el mejor apoyo de las ruedas en el piso para tener la direccionalidad y el frenado perfectos.

La resistencia al avance se ha castigado enormemente con todos los accesorios aerodinámicos que pegan el carro contra el piso y le permiten cruzar y frenar a velocidades muy elevadas. Pero es tanta la ventaja del apoyo que amerita plenamente el sacrificio en velocidad máxima que significa llevar las alas, túneles y deflectores.

Sin embargo, en las próximas 24 Horas de Le Mans que se corren el 16 y 17 de este mes, en el garaje 56 -reservado a los vehículos experimentales que el organizador de la carrera considera válidos para confrontar no solo la distancia de la prueba sino sus propuestas tecnológicas-, habrá un auto nunca visto: el Delta Wing.

Es el más raro y extraño de la historia, y más ahora cuando las formas de los prototipos y los gran turismo que compiten están
más que definidas y son un lugar común. El ala delta, propia de los aviones supersónicos, es un diseño que genera gran sustentación o, invertida, enorme apoyo contra el piso.

El ingeniero inglés Ben Bowlby, buscando una propuesta totalmente diferente, decidió hacer un auto con esa forma y fue aceptado para Le Mans, en cuyos ensayos demostró que no se eleva, corre muy bien, cruza y frena perfecto y borró todas las dudas de los escépticos.

No es el más rápido debido a que se instaló un motor Nissan Turbo, de 1.6 litros que rinde 300 caballos de potencia, pero el conjunto del carro apenas pesa 475 kilos, es decir, que tiene una mejor relación que los prototipos de 600 que ponen la pauta.

Con un motor más pequeño, la cantidad  de combustible se reduce, lo cual implica menos paradas y menos peso a bordo y también un consumo de llantas muy inferior. Aunque en el largo plazo de las 24 Horas las cuentas no dan para ganar, sí lo califican para tener una decorosa posición, que será extraoficial por su condición de experimental.

El carro, desarrollado en 80 días luego de que la categoría IndyCar lo descartó para ser el chasís oficial de sus carreras, plantea unos
retos muy interesantes porque, para tener el perfil Delta, las ruedas delanteras deben ser muy pequeñas y angostas -cada una apenas
pisa cuatro pulgadas sobre el piso- e ir metidas en una trompa muy afilada, con lo cual la trocha delantera es mínima.

Para cumplir con el reglamento, el cuerpo de fibra de carbono tiene un simulacro de segunda silla y las aletas longitudinales que garantizan la estabilidad en la recta de las Hunaudieres, donde se pasa de los 300 kilómetros por hora.

La carrera dará muchas respuestas a interrogantes y burlas. Falta ver si el futuro de los carros de competencia puede tallarse sobre esta nueva teoría tan revolucionaria y dramáticamente opuesta a los autos de cuatro esquinas simétricas.

FRASES:

Una de las grandes ventajas del "delta wing" es que el centro de gravedad va sobre el eje trasero y el carro es muy maniobrable, sin
jugar sobre las ruedas delanteras.

Las llantas fueron desarrolladas especialmente para este proyecto por michelin. las delanteras son muy especiales porque apenas tienen cuatro pulgadas de ancho, cada una.

El chasis-carrocería se hizo con un nuevo material muy liviano a base de polipropileno llamado tegris y desarrollado en estados unidos.

RECUADROS:

Histórico número 0

Los prototipos experimentales aceptados para correr en las 24 Horas de Le Mans llevan siempre el número 0 o 00. El último carro en usarlo fue un Rover-BRM con turbina de gas que condujo Graham Hill junto con Richie Ginther, en 1963. Terminaron en el octavo puesto aunque no figuran oficialmente pues corrieron a título de invitados y por fuera de las reglas técnicas. El Delta Wing recibe esta numeración 49 años después.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.