El Nissan NV200 podría convertirse en el nuevo taxi de las calles londinenses

La furgoneta de Nissan se convertiría a partir de 2013 en el taxi oficial de Londres. Ya había conseguido el mismo 'papel' en Nueva York y ahora repite, pero con algunas modificaciones.

Redacción Motor

10:47 p.m. 17 de agosto del 2012

La Nissan NV200 se estrenó como un vehículo más de la marca
japonesa y aparentemente sin mayores expectativas. Sin embargo, este año se ha anotado dos grandes éxitos mundiales.

En mayo se oficializó como el vehículo que reemplazará al legendario taxi Ford Crown de Nueva York, y ahora, durante los recientes Juegos Olímpicos, se anunció que también está destinado a reemplazar a los icónicos 'taxis' LT1 de la ciudad de Londres. El primer argumento con el cual se candidatizó y compitió fue el de su mecánica eficiente ya que frente al LT1 su funcionamiento es mucho más económico y menos contaminante para una ciudad cuyo alcalde mayor, Boris Johnson, anunció medidas para mejorar el medio ambiente y reducir la polución.

Y es que el clásico taxi inglés tiene un motor 2,5 turbodiésel, mientras el NV200 cuenta con un 1,5 dCi de 90 y 110 caballos, con el cual consume un 50 por ciento menos de combustible que el primero. Además cumple con la normativa más exigente en materia de emisiones en una ciudad donde hay más de 22 mil taxis que son causantes del 20 por ciento de la polución.

Estas cifras importan cada vez más en las urbes europeas, y Nissan lo sabe, al punto de que ya están trabajando en una versión eléctrica de esta furgoneta, con la que quiere, una vez más, anticiparse al futuro. Sin embargo, en Nissan debieron hacer algunos ajustes a la NV200 para el exigente mercado inglés. Por ejemplo, se aumentó en 20 centímetros la trocha (distancia entre las llantas) para que cumpliera con la normativa de esa capital
de tener un radio de giro, entre acera y acera, de menos de 7,6 metros.

Esto obligó a la inclusión de nuevos bómperes para ceñirse a
esta nueva medida. También se diferencia del vehículo público de
Nueva York en que está pintado de negro con distintivos blancos, y se eliminó el asiento delantero para ubicar maletas.

En la configuración interior, que también permite llevar cinco pasajeros, se dispuso que las sillas delanteras puedan girarse en el sentido opuesto al movimiento y queden enfrentadas con
la banca trasera. Además pueden plegarse para acomodar a personas con alguna discapacidad física y que requieran llevar silla de ruedas. Al igual que en la versión para Nueva York, tiene varios puertos USB, pantallas multimedia, la cabina del conductor está aislada por motivos de seguridad y dispone de un enorme techo de cristal panorámico.

FRASE:

Los nuevos taxis londinenses serán fabricados en la planta que la marca japonesa tiene en Barcelona, España.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.