Nissan presentó en España la nueva versión de su crossover Qashqai, totalmente renovado

Usará motores de última generación de gasolina y diésel y una nueva caja CVT Xtronic con motricidad 4x2 y 4x4.

Redacción Motor

04:27 p.m. 17 de junio del 2014

Imágenes de la nueva Qashqai de Nissan

El 2014 ha sido un año de estre­nos para Nissan. En solo seis meses ha renovado prácticamente todo su portafolio, en el cual se encuentran la Pathfinder, Note, Urban, March y X-Trail.

El turno ahora es para la Qashqai, camioneta que ha estado vigente des­de 2007 y cuyas ventas en ese año la proyectaron como una de las SUV más exitosas del mercado. En el 2008 le hicieron sus primeros retoques e introdujeron un modelo con tercera fila de asientos. Ahora llega la segun­da generación, cuyo proyecto de re­novación se inició hace unos cuatro años.

Nissan sorprende con un diseño de vanguardia regresando a las raíces de la Qashqai de dos filas de asientos –la tercera banca ahora la hereda su hermana mayor, la X Trail, a la cual le trasladan los grupos más nume­rosos–, mientras que su cliente po­tencial son las familias jóvenes con niños pequeños.

Según Nissan, la Qashqai es con­siderada e ideada eminentemente para la ciudad, aunque tiene todas las condiciones mecánicas y de espa­cio para realizar un viaje con plena comodidad.

Esto lo pudimos apreciar en una extensa ruta de dos días realizada en el norte de España, desde San Sebastián hasta Oviedo. Allí proba­mos su desempeño en diferentes circunstancias, como los terrenos llanos a nivel de mar, bordeando la costa Cantábrica y atravesando la zona montañosa de los Lagos de Covadonga, enclavada en el parque natural Picos de Europa.

Ensamblada en la planta de Sunderland (Inglaterra), la se­gunda generación de la Qashqai mezcla diseño, tecnología, desem­peño y seguridad de una forma acertada, y muy seguramente estos elementos serán los caballos de batalla para competir directamen­te con la KIA Sportage, Hyundai Tucson y Chevrolet Orlando, sus rivales directos del segmento.

La nueva Qashqai viene con tracciones 4x2 y 4x4 y una amplia gama de motores. En gasolina se ofrece el 1,2 litros de 115 caballos de potencia y el 2,0, que entrega 140 unidades con 144 lb-pies de torque. Por su parte, en diésel ofre­ce el 1,5 dCi de 110 caballos y el 1,6 dCi, que entrega 130 unidades de potencia, ambos con un generoso torque.

Todos estos motores vendrán aco­plados a dos variantes de caja: la nue­va CVT Xtronic, que permite un paso más ágil y suave de los cambios, o la mecánica de seis velocida­des con relaciones cortas, que mejora mucho el rendimiento con respecto al modelo que re­emplaza.

La prueba de ruta la hicimos a bordo de las camionetas con motor diésel, que nos dejaron una gran sensación, no solo por el desempe­ño del vehículo, sino también por la habitabilidad de la cabina, cuya configuración es estándar para to­das las versiones disponibles.

Debemos empezar por decir que sus dimensiones cambiaron. Ahora viene 20 mm más ancha, 49 mm más larga, y 15 mm menos alta. Estas nuevas medidas ampliaron su inte­rior, lo que da mejor confort a todos sus ocupantes.

Uno de los cambios a destacar es la posición de manejo, ahora mucho más ergonómica, gracias a que el di­seño de las sillas se basa en estudios desarrollados por la Nasa, que re­querían garantizar la comodidad de los ocupantes en sus extensos viajes.

La disposición del tablero de ins­trumentos, junto con el timón − al cual le incorporaron diferentes mandos para el control del radio, llamadas, entre otros−, así como la distancia de la palanca de cambios y el controlador del sistema de cli­matización, hacen aún más segura la conducción.

Su diseño exterior tuvo un cambio notorio, sin perder el ADN que la ha caracterizado desde su introducción al mercado. Posee unas líneas fluidas y deportivas que mejoraron el coefi­ciente aerodinámico en un 0,32 por ciento y el aparato es ahora un 4 por ciento más liviano, lo cual representa un mejor desempeño y menos consu­mo de combustible.

El frente viene enmarcado por unas nuevas unidades ópticas tipo bumerán, en las que incorporaron luces diurnas de leds, mientras que en la parrilla se desta­ca la 'V' cromada, nueva imagen global del portafolio de Nissan. Las luces de la parte posterior concuerdan con el frente al tener la misma forma, y a las esquinas de los espejos laterales les colocaron lu­ces direccionales.

La tecnología hace parte de es­te nuevo modelo. Nissan la equipó con diferentes ayudas electrónicas, como el control activo de marcha, ideal para terrenos destapados, que ofrece más confort al andar; el con­trol activo de trazo, que evita el sub­viraje en curvas; el frenado activo de motor para las versiones con caja CVT Xtronic, con el que se exige menos al sistema de frenos; el asis­tente de arranque en pendiente; el freno electrónico y la dirección elec­trónica asistida con mando normal y deportivo.

En cuanto a la seguridad, la equi­paron con seis airbags frontales, la­terales y de cortina, para garantizar una seguridad completa a sus ocu­pantes.

Así mismo, viene con ABS, control electrónico de frenado y de estabilidad. En el equipamiento de la versión tope de la gama se des­tacan las cámaras de reversa, sillas con calefacción, aire acondicionado bizona, sensor de lluvia y techo pa­norámico, entre otros.

La refacción de la Quasqai llega en el momento preciso en que nece­sitaba una dinámica diferente para seguir participando con el mismo éxito en este grupo de las SUV, que es el tipo de vehículo que mayor pe­dido tiene en el país.

Andrés Baraya Rubiano
Asistimos a la presentación del Nissan Qashqai en España gracias a una gentil invitación de Nissan América Latina y el Caribe y Nissan Colombia.

 

Imágenes de la nueva Qashqai de Nissan

Investigación global

El diseño y desarrollo del nuevo Qashqai ha sido liderado por los expertos del Centro de Diseño Europeo ubicado en Londres, Gran Bre­taña, y el Centro Técnico Europeo de Nissan, ubicado en las ciudades de Cranfield (Gran Bretaña) y Barcelona (España), con la colaboración de los ingenieros del Centro Técnico de Atsugi, en Japón.

Diseño y calidad

En el interior el diseño es sobrio y agradable. El timón y la cojinería vienen en cuero de tonos oscuros. La calidad de los materiales y acabados de la consola central es bastante buena, así como la de los paneles de las puertas, las cuales tienen guanteras amplias para llevar objetos. En general, el conjunto del interior le da un estatus de elegancia al vehículo, sin ser del segmento premium.

Espacio de carga

Otro de los puntos a favor es el maletero. Si bien su diseño corresponde a un vehículo urbano, sorprende gratamente el volumen de 430 litros, en donde caben perfectamente cuatro maletas de 25 libras de capacidad con fácil acceso. Tiene además un piso de dos al­turas, que gracias a dos bandejas permite distribuir mejor la carga.

Nuevas luces

En todas las versiones la nueva Qashqai dispone de luces diurnas de leds en forma de bumerán, que emiten una luz más blanca y requieren un 50 por ciento menos de energía que unos faros de xenón. Adicionalmente, los nuevos conjuntos ópticos brindan mejor iluminación nocturna con gran profundidad, acom­pañados de luces explora­doras en la parte baja del bómper.

DATOS
El nuevo Qashqai está basado en la nueva plataforma Common Module Family (CMF) de la alianza Renault-Nissan.

El nombre de Qashqai proviene de una tribu nómada de irán. A la fecha, Nissan ha vendido más de dos millones de unidades de este modelo.

La Nissan Qashqai se comercializa en Europa, Rusia, Japón, Sudáfrica, Australia, Inglaterra y 26 países de Latinoamérica y el Caribe. En total son 130 naciones.

La Qashqai se produce en la planta más moderna de Nissan, ubicada en Inglaterra, de donde también salen los modelos Leaf, Note, Juke y Q6 de Infiniti.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.