Nissan presentó tres modelos para el mercado nacional

Nissan lanzó en simultánea la camioneta Qashqai, una utilitaria deportiva; la pickup Navara, una ¿Pathfinder¿ con platón; y la berlina Teana.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Una cantera en Bogotá, en la que a finales del 2007 se había lanzado la Nissan X-Trail, sirvió de nuevo como escenario para hacerle una prueba a la pickup Navara, que EL TIEMPO había manejado en Tailandia, tierra de origen de dicho vehículo, en octubre del año pasado.

Esta vez, con el timón a la izquierda, la sensación fue igualmente placentera que la primera vez, pues esta pickup con pinta de Pathfinder con platón se comporta como un tractor en terrenos difíciles que, para este examen, comprendieron pasos por una piscina de barro, cuestas empinadas, curvas forzadas y bajadas fuertes.

La camioneta viene con motor de 2.500 c.c. turbodiesel con sistema de inyección directa Common Rail, en versiones de 142 y 172 caballos de potencia.

Esta cilindrada hace un buen balance entre potencia y consumo, y combina las capacidades de carga en el platón con buenos niveles de confort a bordo: ¿Es un carro para aquel que quiera llevar un cuatrimoto en el platón pero que quiere que sus hijos viajen con comodidad en la banca de atrás¿, dice el representante en Colombia.

Llama la atención el buen torque de estos motores, es decir, la capacidad para arrancar el vehículo, lo cual se complementa bien por una caja mecánica de seis velocidades muy cortas, que aprovechan al máximo la potencia del motor. También viene con caja automática de cinco velocidades.

La carrocería es más ancha que la de competidores, como la Mazda BT-50 o la Chevrolet D-Max, o su hermana menor, la Nissan Frontier. Es posible halar un remolque de 700 kilos de forma segura, o un remolque con freno de hasta tres toneladas.

La camioneta tiene todos los ¿juguetes¿ de norma en cuanto a seguridad, como frenos ABS y EBD, doble airbag y cinturones de tres puntos. Los precios van de 71 a 88 millones de pesos, dependiendo de la versión y el equipamento.

Mezcla de hatchback y utilitario
Dentro de la prueba también hizo parte la Qashqai, una crossover que bien podría compararse con una Murano, solo que es más pequeña, maniobrable y práctica. Este vehículo es difícil de comparar con otros del mercado, pues es una combinación entre un auto ¿hatchback¿ y una camioneta utilitaria deportiva.

Así, podría decirse que la introducción de la Qashqai crea un segmento en el amplio portafolio de vehículos del país. El fabricante dice que la Qashqai es un ¿aventurero urbano¿, en un intento por definir esta camioneta de atractivas líneas, bajo consumo y buena potencia para el tamaño de su motor.
Viene con motores de 1.6 y 2.0 litros y caja mecánica y automática, respectivamente.

Como características interesantes y diferentes, cuenta con un sistema de aire acondicionado dual con la opción ¿Quick Blow¿, que enfría el habitáculo de forma más eficiente al pasar el flujo de aire por la parte superior, cerca del techo, para que no golpee contra la cara de conductor y copiloto, y para que llegue con mayor facilidad a la banca trasera.

Bajo la silla del conductor incorpora una bandeja para guardar carteras u otros objetos, un atributo que cae muy bien en ciudades como Bogotá, en las que los ladrones han optado por romper los vidrios de los carros para llevarse lo que encuentren en los asientos o en el piso.

Los precios de este vehículo ensamblado en Inglaterra van desde 62 hasta 74,5 millones de pesos.

Como estar en casa
Y para completar, Nissan no quiere quedarse sin un auto en el segmento de lujo, así que en reemplazo del Maxima presentó una berlina que ofrece todas las comodidades, como para no querer abandonar el vehículo en ningún momento: es el modelo Teana, ensamblado en Japón.

Este carro, cuyo lujo y equipamento se puede comparar con el de las marcas típicas de la gama alta (BMW y Mercedes) en el rango de los 110 o 120 millones de pesos, ¿tan solo¿ cuesta 84,5 millones.

Quien adquiera un modelo como el Teana sabrá que es para disfrutarlo sin miramientos de otra índole, como que no tenga un logo en forma de estrella, o que de pronto no sea un cheque al portador al momento de venderlo.

Es una berlina que impacta por su tamaño y por sus líneas elegantes y modernas. Y el interior no se le queda a corto al de un avión ejecutivo de primerísima clase.

Y si desea acelerar, el motor V6 de 3,5 litros y 248 caballos de potencia le permiten adelantar sin despeinarsem siempre con el concepto en mente del confort y el manejo relajado.

Al reclinar el asiento del pasajero se despliega una bandeja acolchada de apoyo para las pantorrillas, y las sillas no solo tienen calefacción sino que por los poros del material de cuero sale aire acondicionado, si necesita sentirse más fresco.

El tablero de instrumentos y el volante es lo que más descresta, gracias a la combinación de elementos de madera con controles y manómetros muy futuristas y funcionales; se destaca el centro de control, que a su vez incorpora una perilla que le permite manejar el sistema de sonido y otras funciones que se despliegan en una pantalla LCD.

Incluso, el fabricante catalogó este modelo como ¿relaxy¿, una combinación de los términos en inglés ¿relax¿ y sexy¿. Mejor dicho, lo único que no le está permitido hacer al piloto es dormirse mientras conduce, los demás ocupantes pueden hacer lo propio.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.