Nissan y Toyota les apuestan a los turbocompresores para tener vehículos más eficientes

Las dos japonesas intensificaron sus esfuerzos para producir automotores de gasolina más eficaces e instalar motores más pequeños sin comprometer la potencia.

Redacción Motor

03:28 p.m. 25 de agosto del 2014

Estas compañías han sobresalido en el segmento de ecológicos con sus vehículos híbridos, pero ahora están buscando ir a la par con sus principales competidores en el segmento de gasolina como Volkswagen y Daimler.

Esos dos grupos alemanes aumentaron notoriamente sus ventas con la entrada de sus motores turbo al mercado. El año pasado, la cifra de vehículos con turbocompresores llegó a nueve millones en el mundo, de un total de 85 millones de unidades fabricadas.

La japonesa Nissan desarrolló un nuevo motor de 1.6 litros turboalimentado, que debutará en el nuevo modelo Juke que saldrá a la venta en septiembre.

La sustitución de los motores convencionales de 2 y 2.5 litros por el nuevo bloque turbo mejorará la eficiencia de consumo de su utilitario deportivo en un 10 por ciento y no se descarta que ese mismo motor sea instalado también en próximos estrenos de su marca socia Renault.

Toyota, por su lado, anunció que instalará en su nueva camioneta Lexus NX un motor 2.0 turbo, que entrega una potencia equivalente a la de un propulsor 3.5 tradicional, pero con un ahorro de combustible también del 10 por ciento.

De igual manera se usarán motorizaciones turbo en más modelos de lujo del grupo automotor, por ejemplo en el Toyota Crown y algunos otros Lexus.

DATO
Honda, otra de las marcas japonesas interesadas en el tema de los motores turbo, equipará su nueva camioneta Step WGN con un 1.5 turbo en lugar de su bloque 2.0 convencional.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.