Nissan vuelve a las 24 Horas de Le Mans con un eléctrico deportivo en fase de prototipo

Después de su experienciac on el Delta Wing en 2011, la marca japonesa participará con el ZEOD que alcanza una velocidad de 300 kph y su autonomía será de una vuelta y deberá volverse a cargar.

Redacción Motor

07:29 p.m. 29 de octubre del 2013

Vea aquí las imágenes del Nissan Delta Wing

Nissan auspicia de nuevo el Delta Wing en Le Mans 2014 y el proyecto fue acogido para ir al garaje 56 de los experimentales. La novedad es que podrá hacer una vuelta al circuito de 14 kilómetros con pura electricidad, en los tiempos de los Gran Turismo y en total silencio.

El garaje número 56 del autódromo Bugatti, que es el eje donde transcurren las 24 Horas de Le Mans, siempre ha estado reservado para automóviles con nuevas tecnologías y propuestas mecánicas. El carro escogido participa como invitado, fuera de concurso, pero tiene la oportunidad de medirse con lo mejor de los prototipos y autos de gran turismo en la prueba de resistencia más importante del mundo.

El año pasado en ese garaje estuvo el curioso Delta Wing, un prototipo con la forma de un avión de combate, de afilada nariz en la cual apenas sí cabían dos ruedas delanteras en una trocha que bien podría ser un tercio de la de un prototipo convencional. Lo natural era pensar que con un carro tan angosto, la nariz no permitiría el control ni la frenada en términos competitivos y seguros.

Pero el diseño de esa carrocería es algo integral y se desarrolla desde la trompa como una alta delta que produce la misma o mayor sustentación que las formas convencionales y el auto puede girar con mucho menos energía debido a su menor resistencia al avance.

El Delta Wing, que Nissan apoyó, fue la sorpresa de la carrera, aunque fue eliminado en una colisión cuando apenas iban 75 vueltas. Pero el carro funcionó y de inmediato pasó a las carreras del Petit Le Mans en Estados Unidos.

Su éxito también desató controversia sobre los derechos del invento, inicialmente financiado y patentado por Chip Ganassi, quien apoyó al diseñador Bob Bowlby. También el conocido empresario Don Panoz, cuyos carros con motor delantero, como el Delta, han sido siempre una diferencia en la pista.

El año entrante, el Delta Wing correrá Le Mans de nuevo en condición de experimental, pues agregó varias novedades importantes. Será el primer automóvil capaz de hacer una vuelta completa al largo circuito de 14 kilómetros únicamente con energía eléctrica y en silencio total bajo el nombre de Zeod (Zero Emissions on Demand).

Nissan asumió todo el apoyo del proyecto a través de Nismo, su departamento de competición, y lo alineó con su política global de carros eléctricos, ubicando las mismas baterías del Leaf comercial en el Zeod.

300 kilómetros por hora

Nissan mostró su carro estático, ahora coupé, durante la última carrera del campeonato en Japón. La carga le aguanta para hacer una vuelta en los tiempos de un Corvette de la categoría Gran Turismo y va a sobrepasar los 300 kilómetros por hora. Durante el resto de cada turno, los sistemas de reciclaje cargarán las baterías y, de nuevo, cada primera vuelta de una salida a pista será con electricidad. El resto de la carrera la hará con un motor térmico de mediana cilindrada pero turbocargado.

DATO

Las tecnologías del carro eléctrico buscan siempre escenarios para hacerse notar. Pero al mismo tiempo, son más evidentes sus limitaciones. En la Fórmula E de monoplazas cambian de auto cada 30 minutos, y en Le Mans la pila alcanzará para una vuelta.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.