La nueva camioneta liviana de Mitsubishi ASX, de la A a la X

Tiene un motor 2 litros de 147.5 caballos de potencia. Arranca con transmisión 4x2 y en 69.5 millones de pesos. La versión más equipada, 4x4 con caja de relaciones variables, vale $76.5 millones.

Redacción Motor

05:07 a.m. 15 de julio del 2011

Llegar al mundo de las SUV familiares y de uso liviano representa un gran reto en este momento., Porque las hay de todos los orígenes, todas de reciente concepción, ajustadas al deseo de la gente que se quiere desmontar de las 4x4 y camionetas masivas hacia vehículos que tengan la misma tipología, pero con menos vistosidad y más versátiles.

Mitsubishi ejecutó la tarea magistralmente con su camioneta ASX, derivada de la plataforma del automóvil Lancer, al obtener una cabina de perfectas proporciones, muy elegante y fina en todo el recorrido de las láminas, con personalidad y diferenciación, sin recurrir a grandes farolas o adornos de carrocería superfluos.

La ASX impacta primero por sus medidas porque no les apuesta a las tallas sobrepasadas que suelen estar en boga. Llega solo a los 4.29 metros de largo y la altura es de 1.6 metros, por lo cual se ve ancha y deportiva, muy bien puesta sobre el piso y con un diseño totalmente europeo que, dicen ahora los estilistas del diseño, transmite "deportividad".

La parte frontal tiene la parrilla clásica de Mitsubishi, con una boca trapezoidal con el escudo de la marca colocado discretamente en la parte superior. El bómper es bicolor con la parte negra en la zona inferior y el tono de la carrocería en el arco que va contra el capó, que se 'desliza' hasta el extremo del bómper con una forma muy agradable.

Atrás, una pequeña ventanilla en el paral final le da una mejor visibilidad en la zona "tres cuartos" y la presencia y forma del baúl la da un aspecto mucho más cercano al de un automóvil que el de una camioneta.

Como siempre sucede en todo Mitsubishi, sus acabados son un ejemplo a seguir en finura y hechura, con materiales de combate para el día a día pero muy finos, ya que ninguna de las versiones viene con cuero sino en un paño de fácil mantenimiento, con buena flexibilidad y respiración, acordes totalmente con el uso previsto para la ASX.

La camioneta tiene un sistema de suspensiones asimilable al de un automóvil pues las ruedas delanteras trabajan con un amortiguador McPherson convencional. Pero atrás trae un montaje independiente de las llantas, con brazos tirantes, barra estabilizadora y, obviamente, todos los aditamentos necesarios para el modelo con transmisión 4x4, que es una opción pues existe la 4x2 básica para quien no tiene pretensiones de rallysta. Ni necesidades que ameriten cargar y pagar esa mecánica adicional.

La marcha es la de un carro, suave y silenciosa y la obediencia y tenida en curvas no genera ningún comentario diferente a decir que llevarla por donde uno quiere y a la velocidad que se desee es un placer y no una preocupación. El resortado tiene muy buen recorrido de trabajo para comerse todos los baches sin problemas.
La calzaron en ruedas 215/65 en rines de 16 pulgadas de aleación con un repuesto de idénticas dimensiones, que se traga una buena parte de la capacidad del baúl a cambio de un mejor soporte en caso de pinchazos pues no recurrieron a la limitada y pequeña llanta temporal. Para nuestro medio, es una buena alternativa especialmente para uso en carretera.

El motor es un 2 litros, de cuatro cilindros, que desarrolla 147.5 caballos. Lleva un sistema Mivec, que es la tecnología de Mitsubishi para modificar el tiempo no solo de los ejes de levas sino también la cantidad de apertura de las válvulas, manejado electrónicamente.

El torque marca 20.1 kg a 4.200 revoluciones. El Mivec es muy notorio cuando entra en funciones pues al acelerar el motor, la progresión del tacómetro mejora de manera sustancial apenas pasa de las 4500 revoluciones.

Es como si tuviera un pequeño turbocargador, tal la mejoría que se nota en la respiración del motor sobre todo en la altura de Bogotá, donde la exigencia sobre el pedal del acelerador es mayor para compensar la inevitable caída de potencia por efecto de la altura.

La motorización es la misma para todas las opciones de transmisiones. Primero, se puede escoger entre la tracción delantera únicamente o la 4x4, que en ese caso se selecciona de manera automática con un simple botón en el tablero, en marcha.
Las cajas de velocidades son una mecánicas de cinco velocidades adelante una de relaciones variables continuas CVT, que tiene de todas maneras preseleccionados seis puntos ideales de cambio que, además, se seleccionan con paletas en el timón, como en un ¡Fórmula 1!

En la camioneta con 4x4, hay una opción adicional para bloquear los diferenciales de tal manera que se mejora mucho la habilidad para sortear terrenos fangosos.

Es también una función seleccionable a voluntad desde el tablero sin tener que detenerse. Los equipos se dividen esencialmente en dos propuestas.

Las camionetas con caja mecánica tienen dos airbags delanteros, timón ajustable en altura con controles para el audio, la silla del conductor de altura variable, tapizados de las puertas con incrustaciones plateadas, indicador de funciones en el tablero, aire
acondicionado de reglaje manual, dirección asistida pero con control electrónico de sensibilidad, cargador de seis CD para el equipo de sonido que usa cuatro parlantes y dos tweters con entrada auxiliar.

Si se anima por la 4x4, agregue a su lista de servicios las exploradoras, asistencia temporal para frenar la camioneta en las arrancadas en pendientes, cubremaletas, espejos abatibles, control electrónico de estabilidad y a su factura unos milloncitos adicionales. Para comprarse la 4x2 mecánica, hay que desembolsar 69.5 millones de pesos. La versión 4x4 cuesta 72.5 millones de pesos con caja manual y sube a 76.5 millones con la transmisión CVT, 4x4 y la mayor dotación de equipo.

OPCIONES DE TRACCIÓN
La transmisión 4x4, para quien la desee, se puede operar desde el tablero y ofrece adicionalmente un bloqueo de diferenciales para controlar patinadas en barro. La versión 4x4 también se puede pedir con la caja mecánica o la automática que es de relaciones variables continuas pero seis puntos de cambios preestablecidos para el mejor rendimiento. La caja CVT se maneja con paletas desde el timón. En la consola central están las entradas para equipos adicionales de información para audio y unas salida de 12 voltios para alimentar accesorios.

La ASX no sale a competir rompiendo precios ni estará mezclada
en la guerra de descuentos. Por el contrario, Mitsubishi mantiene
un diferencial racional por encima de otros modelos similares del
segmento, considerando que es una marca y modelo premium.

SUSPENSIONES DE AUTOMÓVIL
Derivado del Lancer, el tren de suspensiones de la ASX genera un comportamiento similar al de un automóvil, con marcha muy suave y perfecta estabilidad. Tiene discos para frenos en las cuatro ruedas asistidos con ABS y distribución electrónica de la presión de frenado. En las versiones 4x4 viene de serie el control electrónico de estabilidad con lo cual la conducción en terrenos deslizantes es totalmente segura.

Una novedad en este tipo y gama de SUV es la posibilidad de hacer los cambios con paletas desde el timón en la versión 4x4 con caja CVT. El motor con el sistema Mivec tiene ejes de levas y aperturas de válvulas variables para mayor potencia a altas revoluciones.

FRASES

ES UN MODELO TOTALMENTE NUEVO EN MITSUBISHI PARA EL SEGMENTO DE LAS SUV FAMILIARES Y CIUDADANAS QUE LLEGA DIRECTAMENTE DE JAPÓN, CON TODOS LOS GENES DE LA MARCA DESDE LA A HASTA LA X.

LA POSTURA DE LA CAMIONETA EN EL PISO, POR LA PROPORCIÓN DE SUS MEDIDAS, ENGAÑA Y A VECES PARECE MÁS UNA 'STATION WAGON' QUE UNA PURA SUV. LA LLANTA DE REPUESTO EN EL BAÚL SACRIFICA ESPACIO DE CARGA.

EL INTERIOR ES FUNCIONAL Y PRÁCTICO DE USAR CON LOS ESPALDARES ABATIBLES DE LAS SILLAS TRASERAS A FAVOR DE LA POSIBILIDAD DE AMPLIAR LA BODEGA. EL ASIENTO DEL CONDUCTOR SE AJUSTA EN ALTURA.

Todos los detalles de diseño han sido cuidados al extremo para ser impactantes sin caer en excesos, internos o externos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.