La nueva Ssangyong Rexton W incorpora el nuevo lenguaje de diseño de la marca

La nueva Ssangyong Rexton, identificada como W, mantiene la misma mecánica con el motor diésel de 2,7 litros, tracción 4x4 y llegará al país en tres versiones, desde 84,9 millones de pesos.

Redacción Motor

05:52 a.m. 27 de noviembre del 2012

No hace más de dos meses se hizo la introducción al mercado europeo de la nueva Ssangyong Rexton, que es la más reciente actualización que la marca coreana adelantó sobre la más grande y lujosa de sus camionetas todoterreno.

Esta nueva edición, rotulada en todo el mundo como W, recibió el maquillaje perfecto para ganar adeptos en mercados diferentes al asiático, con un tratamiento que muestra el camino que está siguiendo una de las firmas más conservadoras en materia de diseño y que ahora apuesta por un gusto más universal, sobrio y elegante, que también quedó evidenciado en el reciente cambio de la pick up Actyon.

Por esta razón, el frontal le da una cara totalmente diferente con respecto al modelo anterior. Estrena un capó menos monótono, con ligeros pliegues en su superficie que le dan movimiento, y una parrilla mucho más amplia, en la que se recurrió al cromo para darle vida y se incrustó el logo de mayor tamaño en el centro como
símbolo de identidad global.

También se modernizaron las luces, que ahora son menos cuadriculadas, ocupan una mayor área de la carrocería y le dan una mirada agresiva y perfilada que se complementa con las exploradoras largas, finas y biseladas.

En la parte posterior también se hizo una intervención que sugiere
deportividad. El paral D se inclina con fuerza hacia atrás y
da la impresión óptica de que la camioneta es más baja. A este
efecto contribuye el nuevo diseño de la ventana posterior en la que el cristal le gana a la carrocería y le aporta suavidad.

El cuadro lo completa un spoiler de mayor tamaño y perfil, y los stops de nueva forma incluyen led. A esta nueva pinta se le mantuvo el comportamiento dinámico del modelo actual. Cuenta
con el motor turbodiésel de 5 cilindros en línea, common rail
de tercera generación, 2,7 litros de cilindrada y 165 caballos de
potencia a las 4.000 mil revoluciones y un torque de 340 Nm
disponible desde las 1.800 vueltas, como es norma en este tipo de
aparatos de este tamaño y con capacidad 4x4.

Tiene transmisión de 5 velocidades manual o automática, aunque esta última es de origen Daimler-Chrysler, y un manejo seudomecánico, con la posibilidad de un bajo de accionamiento eléctrico mediante una perilla en la consola.

Con esta arquitectura hay que esperar a que la camioneta encuentre su momento para entregar agilidad, pues desperezarse de más de dos toneladas, que es su peso vacío, no es un ejercicio
insignificante, pero una vez lo logra, su caminar es veloz y a buen ritmo se siente la precisión de la dirección, pues a pesar de sus casi 5 metros de largo se interna con soltura entre el tráfico.

Además, la suspensión es muy cómoda, casi flotante, como era de esperarse, aunque ligeramente esponjosa cuando se frena y se vira, sin que haya el menor reclamo de los frenos de disco que detienen a semejante aparato sin duda.

Pero a cada máquina su lugar. No es un carro para correr, es para viajar sin las angustias de las trochas, a un metro del suelo, con una posición privilegiada, hombro a hombro con camiones y
demás, pero en un ambiente amplio y refinado.

La nueva Rexton W es una gran camioneta 4x4 de lujo, una buena opción que se puede conseguir en tres versiones que dependen de su caja y equipamiento: la manual arranca en 84,9 millones
de pesos, la automática cuesta 90,9 millones, y la edición tope, a la que le suman 2 airbags y el techo corredizo de mando eléctrico, 93,9 millones de pesos.

Espacio sin límites
En esta camioneta no hay duda de su capacidad para 7 personas pues cuenta con casi 3 metros de distancia entre ejes que se aprovecha para tres filas de asientos, y un espacio de carga
de 78 litros. En la parte posterior, y haciendo un segundo nivel sobre el piso, tiene una bodega de almacenamiento con varios compartimientos, además del equipo de carretera y la rueda de repuesto, que se encuentran bien camuflados.

Equipo para todos
Las tres versiones llegan full equipadas. Cuenta con doble airbag
de serie, frenos ABS, aire acondicionado automático, sensor de lluvia, luces automáticas, un nuevo sistema de sonido con
pantalla táctil y navegación, volante con controles de audio y bluetooth; materiales finos y suaves al tacto, apertura sin llave,
arranque por botón, cámara de parqueo en reversa y sensor de presión de las llantas.

FRASES

El trabajo de insonorización y reducción de vibraciones es notable y a este también sumó a su favor el diseño de la cadena del sistema de transmisión.

El tratamiento estético fue preciso pues a pesar de ser casi
un cubo, tiene 1,90 m de ancho y 1,84 m de alto, visualmente no revela su verdadero volumen.

En los costados, las únicas modificaciones son los estribos y los rines de nuevo diseño y 18 pulgadas, que le dan un aire deportivo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.