La nueva Volvo XC90, SUV de lujo de la marca sueca, afina sus motores para iniciar una nueva era

Pasaron 12 años para tener una nueva versión de esta exitosa camioneta. Mucho tiempo, pero bien aprovechado por Volvo para crear una plataforma y una gama de motorizaciones propias, totalmente nuevas.

Redacción Motor

04:03 p.m. 07 de abril del 2015

XC90 parte la historia

Con estos desarrollos arranca la ‘primera generación’ tras su separación de Ford. Este es el primer Volvo 100 por ciento sueco.

Con tres modelos, D5, T6 y T8, con motores diésel, de gasolina y una versión híbrida, además de una amplísima variedad de accesorios, la CX90 está lista para iniciar la nueva era de Volvo, en la cual los cambios y diseños de sus motores son sorprendentes.

Primero, por los anuncios. Volvo no volverá a fabricar ninguno de sus modelos con motores de seis u ocho cilindros. A partir de la XC90 sus motores de gasolina y diésel serán de cuatro cilindros y unas supermáquinas.
En el caso de la XC90, los motores Drive-E de dos litros rinden 320 caballos de potencia (gasolina T6), 225 caballos (diésel D5), mientras que en el T8, la planta eléctrica sube la potencia a 400 caballos, gracias al supercargador que empuja el aire de admisión en bajas revoluciones y el turbocargador para altas revoluciones.

Esta combinación de mayor potencia con menos materiales tiene que ver con uno de los propósitos de Volvo y su compromiso con el medio ambiente, que se enmarcan en una perspectiva de mediano plazo llamada por la compañía ‘Misión 2020’.

Dentro de ese objetivo, también se destaca algo en lo cual Volvo ha sido líder entre los fabricantes de automóviles: la seguridad. La XC90 cuenta con todo un arsenal de elementos y sistemas electrónicos que le permitirán a la marca lograr que sus vehículos estén cada vez menos involucrados en accidentes y, lo más importante, si llegan a suceder, no produzcan muertos ni heridos.

La XC90 no podía ser más nórdica. Algunos trazos arriesgados y las formas de sus faros delanteros con ledes y los stops conservan la apariencia Volvo, tanto adelante con su amplia parrilla, como en la parte trasera: sólida, elegante, sobria, pero muy moderna. Todo esto soportado en enormes ruedas de 21 pulgadas.

Con un interior espacioso para sus ocho ocupantes, en la XC90 se puede optar por colores claros u oscuros. Aquí también es perfecto el balance entre el lujo y la sobriedad, con asientos y superficies cubiertos con materiales de primera calidad. Desde aluminio, hasta cuero.

Un elemento clave y que llama poderosamente la atención es el sistema de infoentretenimiento Sensus. Es tan fácil de usarlo, sin exagerar, como un iPad. Responde con velocidad y hasta se puede ampliar (hacer zoom con dos dedos), algo muy útil en las rutas del GPS.

Capítulo aparte y obligado es el de la seguridad (pasiva y activa) en la XC90, construida sobre una estructura en acero de alta resistencia, dotada con cinturones de seguridad ‘inteligentes’ (se accionan al pisar el pedal del freno); protectores en el interior de los asientos que absorben la energía de un impacto para evitar lesiones en la columna vertebral, y otras ayudas en donde la electrónica juega un papel fundamental: frenado automático, cuando el vehículo detecta a otro muy cerca; frenado por distracción, que se activa cuando el conductor no está atento en los cruces o cambios de carril para proteger a peatones y ciclistas.

Más las ayudas de detección de punto ciego en los espejos, vibración al salir del carril, estacionamiento autónomo y los ya muy conocidos y casi de norma controles de tracción, ABS, etc.

Así es, a grandes rasgos, la XC90, una SUV con mucha presencia, rápida, en la cual la conjunción de suspensiones, dirección y el confort de su interior y sus impecables acabados invitan a estar mucho tiempo y andar muchos kilómetros, más de los que recorrimos en su prueba por las carreteras catalanas.

En Colombia estará a comienzos del segundo semestre de este año, con los modelos T6 Drive-E AWD y D5 Drive-E AWD, a un precio equivalente a 90.000 dólares.

Asistimos a Tarragona, España, a la presentación del Volvo XC90 por gentil invitación de SK Bergé.


Nuevo comienzo

La producción en serie de la XC90, en la fábrica de Torslanda (Suecia), comenzó en la última semana de enero. Esta SUV marca el comienzo de un nuevo capítulo en la historia de Volvo, ya que no solo incorpora tecnologías propias sumamente innovadoras, la nueva plataforma de arquitectura escalable de productos (SPA) y la familia de motores Drive-E, sino que además señala hacia dónde irá el diseño en el futuro.


DATOS
De aquí en adelante la parrilla con boceles dobles cromados y el logotipo sobre fondo negro serán los mismos para la parte frontal de todos los modelos Volvo.

16.000 pedidos de la XC90 de siete plazas había recibido la compañía hasta el pasado 31 de marzo. Del modelo anterior se vendieron, en todo el mundo, 636.000 unidades.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.