El nuevo automóvil que llevó Toyota al Salón del Juguete en Tokio se llama Camatte 57s

Deportivo, sin capota, familiar y con espacio para tres niños, se robó el show por su concepto y funcionalidades que dan diversión a toda la familia. Tiene motor eléctrico.

Redacción Motor

10:42 p.m. 01 de julio del 2014

Imágenes del Toyota Camatte 57s

Con una inteligente es­trategia de mercadeo al po­ner desde temprana edad a los niños en contacto con la marca a través de juguetes inolvida­bles, Toyota participó en una de las exhibi­ciones más grandes del mundo donde se pre­sentan todas las solucio­nes y elementos para que se diviertan no solo los niños sino toda la familia. Esta exposición se llevó a cabo en el Tokio Big Sight en Koto Ward, del 13 al 16 de junio pasados.

El Camatte es una evolución de un primer automóvil que ya Toyota había mostrado en la misma feria del 2012. Por las diversas opciones que tiene, el aparato es una entretención para todo el grupo familiar, pues es casi indispen­sable que padres e hijos trabajen en el montaje del automóvil, que a pesar de ser un juguete en su estado final, para montarlo se requieren alguna experien­cia y conocimiento mecánico.

Posteriormente los niños pueden personalizarlo, ya que los paneles de la carrocería son desmontables fácilmen­te, y es de suponer que habría para la venta versiones de diferentes colores a fin de que se le puedan dar diferentes apa­riencias.

La carrocería está formada por 57 piezas muy ligeras, muy fáciles de quitar y poner y abiertas a la creatividad de sus dueños, que acceden al interior luego de levantar una bur­buja transparente para mayor realismo.

No es propiamente un juguete de interior, pues mide nada menos que 2,7 metros de largo, es decir, apenas 100 centímetros menos que un carro real de pequeña cabina, como un Spark, por ejemplo. Luego requerirá una bue­na infraestructura para que puedan operarlo y hasta un sito especial de garaje como si fuera un "carro grande". Nada mejor para el niño que estacionar al lado del auto de sus padres, de igual a igual. Y ni hablar de la importancia que tendrá su afortunado dueño, pues puede llevar a dos amigos en las sillas auxiliares, ubicadas de manera triangular, así el piloto va adelante en el centro y sus acompañantes más atrás y a los lados.

El motor es eléctrico, lo cual también in­cluye un mensaje ambiental para los niños.

Enseñanza

Para que tanto los adultos como los niños puedan conducirlo, el acelerador y el freno del Camatte57s son ajustables. Para mayor seguridad, desde atrás, los mayores pueden controlar el freno, el acelerador y la dirección mientras se le enseña al niño a manejar.

DATO
La estructura del Camatte es tubular, muy liviana, pero igualmente resistente, pues debe proteger a sus novicios conductores. Viene como un kit para armar en casa, lo cual requiere obligatoriamente las habilidades de los papás.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.