El nuevo Ford Mustang contará cómo fue el accidente: avance en seguridad

Además de realizar la llamada de emergencia, el deportivo avisará además la gravedad del choque y el sitio, la cantidad de ocupantes y servicios que se requieren y más. Una especie de 'caja negra'.

Redacción Motor

05:51 a.m. 01 de julio del 2014

Tarde o temprano las 'cajas negras' terminarán instalándose en el automóvil. Más para bien que para mal, porque aún habrá mucho terreno para determinar si los datos que aporten estos dispositivos servirán para acusar a un conductor de haber cometido una imprudencia frente al volante. Pero mientras llega esa hora, una primera generación de estos elementos se estrena en el nuevo Ford Mustang y su objetivo primordial será preservar la vida de los ocupantes en caso de un accidente.

Para el caso del deportivo americano no se trata sólo de una llamada de emergencia. Es un dispositivo que además de hacer esta llamada guarda y envía datos relevantes para los rescatistas tales como número de ocupantes, tipo de colisión, si fue frontal, lateral o por alcance, gravedad del choque, velocidad del vehículo y desaceleración y si hubo un volcamiento. Con esos datos 'solicita' los especialistas que deben acudir y el número de ambulancias.

Todos estos datos salvarán vida pues se reducirán los tiempos de atención para las personas heridas y más en los casos en los que los afectados no puedan realizar la llamada por sí mismos.

Este sistema tendrá un funcionamiento muy sencillo. Se activa a través de la sincronización del teléfono móvil con  Bluetooth y el servicio de llamada de emergencia se conecta automáticamente. Sin embargo, el conductor puede activarlo o desactivarlo a voluntad. Esto porque se quiere evitar alertas innecesarias y evitar una movilización de personal de atención a un sitio que no se requiere, ya que muchos accidentes pueden ser fuertes pero no ocasionar daños a las personas.

En esta misma llamada a los equipos de emergencia estarán contenidos muchos de los datos ya mencionados, pues el computador de abordo del vehículo se encargará de organizarlos y enviarlos. Para determinar el número de ocupantes, el sistema se basará en los sensores de los cinturones que estuvieran activados, y los demás datos como velocidad y desaceleración los tendrá antes del choque. Esta sería la primera generación de una 'caja negra' que se empieza a comercializar en la industria automotriz.

 

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.