Un nuevo 'pura sangre' que entra al ruedo de los deportivos: Mercedes AMG GT

Tiene un perfil con curvas de infarto, el corazón más atlético de la marca y la tecnología y seguridad que lo hacen un súper deportivo para uso diario, tan confortable y fino, como bestial.

Redacción Motor

05:59 a.m. 10 de septiembre del 2014

Imágenes del nuevo Mercedes AMG GT

Luego de Mercedes AMG SLS que nació en 2010, llegó el segundo vehículo deportivo que nace como fruto de esta importante alianza entre la marca alemana y su especialista en convertir los vehículos de esta en bólidos de circuito. Así, el nuevo vehículo es el Mercedes AMG GT, un deportivo para dos ocupantes con todo el perfil estilístico y la mecánica digna de un fuera de serie.

Por sus formas, prestaciones y tecnología los especialistas lo equiparan como el nuevo rival del Porsche 911 y no les falta razón cuando uno se fija en la vista posterior, con la caída de techo, el spoiler, los grandes stops y el fino y curvilíneo bómper. Pero hay que detallarlo más a fondo para encontrar los puentes y las fronteras.

En primer lugar y como no podía ser de otra forma, este deportivo tiene una construcción ligerísima para la cual se hizo uso extensivo de aluminio, magnesio y acero de alta resistencia por lo cual su peso es de apenas 1.540 kilos. A esa combinación entre rigidez y agilidad se le añadió un motor V8 de 4 litros de cilindrada, con doble turbocargador y dos rangos de potencia: la 'básica' de 462 y la tope de 510 caballos. Ambos asociados a una caja de doble embrague y 7 velocidades y manejo seudo automático y por supuesto todo el tren motor conectado al eje trasero, como lo son todos los de su clase.

Con esa arquitectura las prestaciones son igual de impresionantes que su estampa. El 'básico' acelera de 0 a 100 kph en 4 segundos y su torque de 600 Nm está disponible desde las 1.600 vueltas por lo que el acelerador requiere de la delicadeza de un orfebre.  El tope hace lo mismo en 3.8 segundos con un torque de 650 Nm y la disposición completa está en las 1.750 revoluciones. La relación peso/potencia es de unos 3 kilos por caballo.

Pero como no todos los afortunados dueños de este GT querrán sacarle el 'jugo' existen cuatro modos de conducción: C para mayor eficiencia, S para modo deportivo, S+ e I (Individual). En la versión de 510HP está además el modo R -Race. Con cada una de estas funciones se ponen en funcionamiento el motor, la transmisión, la dirección y la suspensión para ofrecer mayor deportividad o confort y economía.

Para controlar el torrente atlético del AMG GT viene en su equipo de serie el control de estabilidad, bloqueo electrónico de diferencial, frenos enormes en carbono y cerámica, sistema ABS y todas las asistencias, incluido el frenado automático, que ahora requiere y exige la frenada, control de crucero adaptativo, alerta por cambio involuntario de carril, reconocimiento de señales de tráfico y sistema de parqueo automático. Y si ya la pérdida de control es inminente, hay 8 airbag en toda la cabina para proteger a los dos ocupantes.

Un diseño sin 'alas'

A diferencia del SLS que fue su primera creación, Mercedes AMG le dio un característico aire de coupé al GT con una trompa larga y robusta, una cabina retrasada, un marcado baúl, sin marco para las ventanas laterales y puertas de apertura convencional. Su frontal es el que lo vincula sin dudas con la marca alemana gracias a una enorme parrilla tipo panal con una sola hoja que sostiene el logo, luces acuñadas que se estiran hacia la parte posterior y led para el día, faldones inferiores adelante y atrás, tomas de aire inferiores, laterales y sobre el capó con las que se intuye su necesidad de 'respirar'. Atrás se resalta el alerón y los stops con led lineales, así como la doble salida de escape.

En fin, esta bestia se configuró para ofrecer un carro de uso diario, dócil y elegante que se puede transformar en cualquier momento en un monstruo de la velocidad.

DATOS

El interior de este carro cuenta con diversos materiales como cromo, fibra de carbono, cuero, y fibra de vidrio y su configuración depende del modelo.

El sistema de sonido es profesional y todo se maneja a través de una pantalla táctil de hasta 8 pulgadas.

El reparto de pesos es de 47% adelante y 53%  atrás.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.