Opel retoma la fabricación de autos pequeños para salir de la crisis económica que atraviesa

Adam es el nuevo carro de Opel que tiene motores de 1,2 y 1,4 litros que entregan hasta 100 caballos, carrocería bicolor de líneas modernas y ayudas tecnológicas propias de un auto de gama alta.

Redacción Motor

10:42 p.m. 23 de julio del 2012

Ante la enorme caída de las ventas de carros nuevos en Europa y la difícil situación económica por la que atraviesa el fabricante alemán Opel, propiedad de General Motors, que ante los saldos en
rojo podría ser cerrada en el corto plazo, esta marca le apuesta al público joven de sus ciudades con el 'city car' Adam, mínimo
en medidas, motores y emisiones y gigante en tecnología y diseño.

Homónimo del fundador de la marca, el Adam centra todo su éxito en los múltiples niveles de personalización y el arsenal tecnológico que ofrece para un carro de su segmento. Entre estos elementos se cuenta un sistema de búsqueda y asistencia para maniobras de parqueo, alertas visuales y sonoras de ángulo ciego y un volante con calefacción, entre otros.

El cerebro de su sistema de navegación y entretenimiento se basa en una pantalla táctil de 7 pulgadas que tiene incrustada en la consola central. Desde esta se podrán sincronizar los teléfonos
móviles, manejar diversos formatos musicales y diversas posibilidades de navegación.

Este será el primer carro de Opel que incorpore la versión del Chevrolet MyLink, en la que se tiene a disposición servicio de GPS e Internet mediante la conexión y compatibilidad de aplicaciones a través de teléfonos 'inteligentes'. En materia de seguridad, Opel le puso una dirección eléctrica con función 'ciudad' que, mediante la pulsación de un botón en la consola incrementa la asistencia de la dirección para facilitar los giros repentinos o las maniobras en
sitios muy estrechos.

Además, su sistema de iluminación se basa en la tecnología LED, tanto para los faros delanteros y los stops, como para el ambiente del habitáculo en cuyo interior se proyecta un 'cielo' estrellado.
Este equipamiento trae un estuche personalizable de diseño único.

Con una carrocería bicolor, porque el techo tiene tres tonos diferentes a los del cuerpo del carro, una consola y un volante a
tono con la carrocería, luces ovaladas, pliegues sobre el capó y los costados, no tiene comparación. Además, se entrega con tres acabados: Jam para los más coloridos, Glam para los más elegantes y Slam para los deportivos.

En cuanto a motorizaciones, el Opel Adam se ofrecerá únicamente con tres motores de gasolina de 1,2 litros y 70 caballos y 1,4 litros de 87 y 100 unidades de potencia. Enfocados en las em

isiones y el
bajo consumo, todos cuentan con el paquete ecoFLEX de la marca, que incluye la tecnología Start&Stop. El único punto disonante, según las tendencias de ahorro, es que la transmisión será manual en todos los modelos.

Su presentación oficial se hará en el próximo Salón del Automóvil de París, que se realizará en septiembre, y en esa cita se sabrá si el precio del Adam regresa la marca al paraíso.

RECUADROS:

La empresa alemana recurrió a un pequeño auto urbano personalizable, al que denominó Adam, para intentar salir de la difícil situación por la que atraviesa y recomenzar con un buen volumen de ventas.

FRASES:

Las dimensiones de este urbano de tres puertas son: 3,70 metros
de largo y 1,72 de ancho, sin tener en cuenta los retrovisores.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.