Peligra el imperio de General Motors

Según los anuncios de Toyota y teniendo en cuenta los resultados de ventas durante 2006 el primer lugar en la venta mundial de vehículos podría cambiar de dueño a finales de 2007.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

El primer lugar en la venta mundial de vehículos podría cambiar de dueño a finales de 2007.  General Motors que durante muchos años ha sido el líder en esta materia ve ahora como se le creció en los espejos su más grande competidor, Toyota Motors.

Una vez consolidadas las cifras de ventas totales en el mundo durante 2006 estas revelaron que mientras que la compañía estadounidense perdió un punto porcentual con respecto al 2005 (vendió 9.09 millones de vehículos en 2006 frente a  los 9.17 millones en 2005), la compañía japonesa creció en todos sus mercados y se le acercó milimétricamente hasta alcanzar los 8.8 millones de vehículos vendidos.

Esta acelerada ya tiene preocupada a la plana mayor de la casa matriz del corbatín y empieza a hacer mella en las directrices de la empresa ya que su presidente, Rick Wagoner, anunció que la compañía tendrá en el durante este año la capacidad de fabricar 9.42 millones de autos alrededor del planeta. 

Estas palabras fueron la respuesta a los estimativos de ventas que reveló el mes pasado la casa japonesa para el 2007 y que coinciden exactamente con la misma cifra: planean llevar al mercado 9.42 millones de automóviles.

Por ello General Motors está afinando toda su maquinaria, ya que no quiere ceder el primer lugar en cifras de automóviles vendidos en todo el mundo y más aún sabiendo de qué forma Toyota le arrebató el segundo lugar en el top mundial a Ford Motor durante 2003. 

Pero no todo pueden ser malas noticias. GM creció por primera vez en el mercado europeo durante el año pasado (0.9%), luego de cinco años de balances negativos, y en la región andina los Chevrolet siguen siendo los autos más vendidos y la marca de mayor preferencia.

De esta forma, el reto para el gigante estadounidense, que tiene 30 plantas en ese país, 33 alrededor del mundo y más de 367 mil empleados, será no solo fabricar y vender muchos más autos y camiones, sino reducir los altos costos de operación que no le permiten recoger suficientes beneficios. Y también, detener la caída en ventas de su mercado más importante, el de su propia casa: Estados Unidos. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.