Anterior
Retrovisor

Peugeot y Fiat se destacaron en las pruebas de Latin NCAP

Los resultados de la quinta fase de ensayos de choque, con autos fabricados en Suramérica, mostraron progresos del Peugeot 208 y el Fiat New Palio. El desempeño del Chevrolet Spark fue deficiente.

Redacción Motor

02:52 p.m. 26 de agosto del 2014

La quinta fase de ensayos de choque divulgada la semana pasada por el organismo privado Latin NCAP, a través de Alejandro Furas, Secreta­rio General de dicha organización y quien visitó nuestro país, muestra algunos adelantos en seguridad en modelos de Peugeot y Fiat, mientras que Chevrolet tuvo una calificación negativa con el popular Spark.

Según el informe, el Peugeot 208 (ensambla­do en Argentina) fue el de mejor calificación, al obtener las cuatro estrellas en protección de adultos y tres para niños. Latin NCAP resalta en su informe que, gracias a la estructura más moderna de este auto, su desempeño durante la prueba tuvo un comportamiento correcto y fue catalogada como estable. Sin embargo, advierte que el equipo de seguridad de la versión básica es menor comparado con el modelo de venta en Europa.

El segundo vehículo con mejor valoración fue el Fiat New Palio, que es ensamblado en la planta de Brasil. Este modelo se hizo acreedor de tres estrellas para la protección de adultos y dos para los pasajeros pequeños.

En el informe, Latin NCAP felicita a la marca italiana por la decisión de no ensamblar más la versión sin airbag de este mismo modelo desde el pasado mes de mayo y la alienta a mejorar la seguridad del pasajero adulto y la del pasajero niño mediante anclajes ISOFIX y cin­turones de tres puntos en todas las posiciones.

Finalmente el Chevrolet Spark (sin airbags como el colombiano y el ensamblado en Corea del Sur) obtuvo cero estrellas para la protec­ción del ocupante adulto y dos estrellas para la protección del ocupante niño. Durante el análisis, las cabezas de los ‘dummies’ del conductor y el acompañante quedaron coloreadas con rojo, lo cual significa que la protección ofrecida fue pobre. La falta de airbags en este modelo, com­binada con una carrocería inestable, dio como resultado un informe desalentador para la marca.

Cabe recordar que Latin Ncap realiza estas pruebas por su cuenta, tomando como base el registro de ventas del mercado donde se comer­cializan los modelos o a solicitud del fabricante. Una vez es comprado por el organismo, a un distribuidor directo de la marca y pagando sus respectivos impuestos, el vehículo es llevado al laboratorio especializado de la Adac, ubicado en Alemania, donde es sometido a la prueba.

De acuerdo con los resultados obtenidos mediante los miles de sensores instalados en los ‘dummies’, que simulan a los pasajeros, se otorga un puntaje que determina las tan renombradas estrellas Ncap. En caso de que estos evidencien daños severos, así sea tan solo en uno de los muñecos, conductor o acompañantes, Ncap no le otorga puntos.

Chevrolet Spark, rajado

Según la ficha técnica de la prueba, la protección ofrecida a las cabezas del conduc­tor y el acompañante fue pobre. Asimismo tuvo una valoración baja en el cuidado del pecho y las rodillas. La silla infantil para el niño de 3 años no pudo evitar el movimiento hacia adelante durante el impacto y ofreció una protección baja para el cuello y el pecho. Aunque el desempeño del SRI del niño de 18 meses fue adecuado, los cinturones traseros son cortos para su correcto anclaje.

New Palio, debe mejorar

La cabeza y el cuello del conductor y del acompañante recibieron buena calificación en el impacto frontal. Los sistemas de retención brindaron una protección regular al pecho del conductor. La estructura del habitáculo del vehículo fue clasificada como estable y sería capaz de soportar cargas mayores. Hay estructuras peligrosas que podrían impactar las rodillas del conductor y el acompañante. El sistema de reten­ción infantil, tanto para el niño de 3 años como el de 18 meses, es adecuado.

Peugeot 208, el mejor valorado

La cabeza como el cuello del conductor recibieron igualmente buena valo­ración en el impacto frontal. El pecho del conductor obtuvo una protección adecuada gracias a los sistemas de retención, sin embargo el auto no cuenta con pretensores para los cinturones de seguridad.

La silla infantil para el niño de 3 años no pudo evitar un excesivo movimiento hacia adelante durante el impacto, pero ofreció una apropiada protección de la cabeza. El desempeño dinámico de SRI del niño de 18 meses fue adecuado.

DATOS
La prueba de impacto que realiza Latin Ncap se hace a 64 kph contra una barrera deformable de aluminio y la utilización de cuatro ‘dummies’.

4 estrellas obtuvo el Peugeot 208 por su eficacia en la protección de adulto gracias a la nueva estructura de su carrocería. En protección para niños alcanzó apenas tres estrellas.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.